Tecnología

Los días finales del MP3 y de otras cuatro tecnologías que fueron revolucionarias y están viviendo su ocaso

11-09-2017 Los reproductores de MP3 dejaron de lado los lectores de CD, pero su final también está cerca. Dentro de poco, se recordarán como cinta de video VHS  
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Dentro de poco, hablar de un MP3 sonará tan extraño como hoy suena hablar de una cinta de video VHS.

Y es que el desarrollador del MP3, el formato de compresión de música digital que revolucionó la industria desde la década de 1990, anunció que dio fin a su programa de licencias de patentes.

"Hay códecs de audio más eficientes con funciones avanzadas disponibles hoy en día", reconoció el Instituto Fraunhofer de Circuitos Integrados (IIS) la semana pasada.

No se trata de la muerte del MP3, al menos no por el momento, pues sigue siendo uno de los formatos más usados para la música y funciona en casi todos los reproductores de la actualidad. Pero sí es el paso hacia otros formatos, como el propio Instituto reconoció.

Junto al MP3, formatos como el CD, el Minidisc, el DVD y el Blu-ray han visto pasar sus días de gloria.

"Damos las gracias a todos nuestros licenciatarios por su gran apoyo al tomar el códec de audio MP3 durante las últimas dos décadas", decía el IIS en el comunicado que daba fin a su programa de licencias.

El invento, desarrollado durante la década de 1980 pero que no fue bautizado como MP3 hasta 1995, transformó la forma en que los amantes de la música disfrutan hasta hoy en día de sus canciones.

Un MP3 ocupa solo el 10% del espacio que requiere una canción en formato de disco compacto, lo que además de ahorrar espacio, hizo que los usuarios se liberaran de los voluptuosos reproductores de CD.

"Imagina que estás en el jardín escuchando trinar a los pajaritos. De pronto, tu vecino pone a funcionar una cortadora de césped", planteaba Heinz Gerhäuser, uno de los padres del MP3, a la cadena alemana Deutsche Welle.

"Los pajaritos siguen trinando, pero ya no los oyes. Lo que el oído humano no registra, se puede eliminar del archivo de sonido", explicaba Gerhäuser sobre cómo funciona el MP3.

De distintos modelos y marcas, los reproductores de MP3 se hicieron populares rápidamente con la aparición de este formato.

La aparición del MP3 llevó al desarrollo de cientos de dispositivos de reproducción que lo usaron como base, entre ellos los lectores de CD convencionales, pero también el iPod de Apple, el Sony Walkman MP3, el Microsoft Zune y el Samsung Galaxy Player.

Sin embargo, varios de estos dispositivos están en desuso, o han migrado a otros formatos, como el caso del iPod, que usa principalmente el Advanced Audio Coding (ACC), que es considerado el sucesor del MP3.

"Los únicos que decidirán sobre la 'muerte' del MP3 serán los usuarios, que podrían cambiar a formatos de audio más modernos en algún momento, como el AAC, que se incluye en casi todos los teléfonos inteligentes de hoy".

Otro invento revolucionario para la música fue el disco compacto (CD), el cual tuvo su aparición a principios de la década de 1980 y se popularizó en los 90.

Datos de la Asociación Estadounidense de la Industria de Grabación (RIAA, por sus siglas en inglés), muestran cómo la venta de CDs cayeron desde los casi 960 millones en 2000 a unos 170 millones para 2013.

El disco compacto en la música sustituyó a los discos de vinilo que hasta entonces dominaban el mercado.

Al mismo tiempo, las descargas por internet, gracias al MP3, crecieron de manera constante hasta casi alcanzar los 1.600 millones.

Aunque esas cifras reflejan lo que pasa en grandes mercados como el de EE.UU., los CDs como las descargas MP3 desde entonces y hasta ahora tienen un gran mercado negro incalculable.

"El CD sigue siendo una parte importante del panorama de la industria de la música", dijo el vicepresidente de la RIAA, Joshua P. Friedlander, a BBC Mundo el año pasado.

"Aunque no sean ya la mayor parte del mercado, parece que seguirán siendo una parte significativa del panorama por algún tiempo", predijo.

Menos conocido, aunque en un momento prometió cambiar la forma en que se almacenaba información, el Minidisc fue un dispositivo lanzado por la japonesa Sony en 1992.

Este formato podía almacenar hasta 80 minutos de música e incluso tenía la innovadora capacidad de reescritura, lo que prometía darle una dura competencia al CD y más adelante al DVD.

Pero nunca tuvo un gran mercado más allá de Japón, además de que los usuarios tenían problemas para encontrar reproductores compatibles.

En 2013, Sony finalmente anunció que dejaría de producirlos luego de dos décadas en el mercado.

Las cintas de video VHS empezaron a salir de los estantes de las tiendas en 2004, en un momento en que el Disco Versátil Digital (DVD) ya estaba ocupando el mercado de las películas en disco digital.

Luego de 13 años , tanto los DVDs como sus reproductores están entrando en el desuso.

Una gran asociación de compañías del sector -Sony, Panasonic, Hitachi, Pioneer, Toshiba, JVC, entre otras- lanzó en 1995 el DVD, que era con sus 4,7 gigabytes de almacenaje tenía una capacidad seis veces superior a la de un CD.

También fueron lanzados los que permitían la reescritura de datos y sus capacidades fueron ampliándose hasta los 17 gigabytes.

El DVD sigue siendo una opción, pero las crecientes opciones de reproducción en línea están llevando a estos discos ópticos a una suerte similar a la del CD o MP3.

La llegada del DVD implicó una gran mejora en la calidad de visionado de las películas, pero la calidad de imagen que ofrece el DVD mejoró enormemente la del VHS, pero entonces apareció el Blu-ray,el disco de almacenamiento óptico de alta definición.

El disco Blu-ray es reproducido mediante un láser azul (de ahí su nombre en inglés, "rayo azul") que mejora el desempeño de lectura.

También permite almacenar más información, de 25 a 50 gigabytes, dependiendo el modelo del disco.

Fue lanzado en 2002 por otra asociación de una veintena de compañías tecnológicas, y además de ser empleado para la distribución de películas, también ha sido usado en videojuegos.

El Blu-ray es el primer medio de almacenamiento que dio a las películas una reproducción casera en alta definición.

No obstante, ya desde 2014 Sony y Panasonic le dieron un nuevo enfoque al futuro de estos discos en un esfuerzo por mantener su vigencia.

Las compañías tienen un proyecto para desarrollar lo que han llamado Archival Disc, o disco de archivo, con la intención de que llegue a almacenar 1 terabyte de

Para el analista Paul O'Donovan, de la firma de consultoría tecnológica Gartner, son un medio crucial de información ya que almacenados apropiadamente no corren ningún riesgo de ataqueinformático.

"Si quieres entregar tus fotos a tus nietos vas a necesitar algún lugar para guardarlo todo", dijo O'Donovan a la BBC.

"Los servidores de la nube tienen que almacenar grandes cantidades de datos y tienen que ser capaces de mantenerlos durante mucho tiempo. Si no, estamos en problemas".

SECCIÓN Tecnología