Vinos & Bodegas

Bodega Finca Ferrer lanzó una nueva familia de vinos que buscan reflejar el terroir de Gualtallary

26-05-2017 Presentó una nueva línea que lleva el mismo nombre del establecimiento. Está conformada por un Malbec y un Syrah, que salen a un precio sugerido de $250
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Finca Ferrer, bodega del Grupo Freixenet en Gualtallary, Valle de Uco, acaba de presentar una nueva línea de vinos bajo el nombre que la identifica: Finca Ferrer.

Según explicaron, la misma está compuesta por dos varietales tintos, un Malbec y un Syrah, que llegan a un mercado a un precio sugerido de $250 cada etiqueta.  

"El terroir donde Finca Ferrer produce sus propias uvas tiene un potencial inigualable. Situado a 1.300 metros de altitud, se trata de un lugar ideal que permite obtener frutos de la más alta calidad, plenos de aromas y sabores. Luego de un cuidadoso trabajo en el viñedo y en la bodega, se logran vinos elegantes y equilibrados que concentran todas las características de un terroir único en el mundo y en el que Freixenet ha sido pionera a comienzos de los 2000", indicaron desde la bodega. 

Según José Antonio Montilla, enólogo que lidera el equipo de Finca Ferrer, “se trata de un vino donde el mayor porcentaje se trabaja con barrica de segundo y tercer uso, en un tiempo que nos dicta el vino, para luego combinarse con otros porcentajes del vino trabajados con duelas y sin madera. Todos ellos combinados de modo que la predominancia siga siendo la fruta y las características del varietal". 

"Después de su tiempo de crianza en bodega, dos años en botella han sido necesarios para obtener el equilibrio y fusión de la fruta y la madera, buscando un estilo moderno y concentrado, a la vez que tradicional y sutil”, completó. 

Sobre Finca Ferrer Malbec, destacaron que "es un vino intenso y de profundo color púrpura, brillante y limpio, con tonos azulados y lilas, con lágrimas bien conformadas. Cuando se abre, surgen aromas de frutos rojos, violetas, chocolate, especias dulces y ligeros toques minerales, mezclados todos armónicamente. Aparecen luego notas de moca y pimienta negra. De suave entrada en la boca, con cuerpo medio, con taninos presentes pero muy suaves. Final largo y muy disfrutable".

Acerca de Finca Ferrer Syrah, afirmaron que se trata de un vino intenso y brillante color cereza, con tonos azules, rojos y dejos rosa, con lágrimas bien integradas. Al abrirse ofrece en nariz una intensidad media, con aromas florales y especiados: lavanda, violetas, romero, pimienta, y algunas notas de menta que aportan complejidad a los aromas como casis que surgen más tarde. Sabores especiados al inicio en boca, con taninos marcados pero suaves, de acidez y volumen medios, con un final largo y placentero". 

vinosybodegas@iprofesional.com

 

 

SECCIÓN Vinos & Bodegas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR