Impuestos
Argentina tiene presión tributaria superior al promedio latinoamericano
31-05-2017 Así lo expresaron los funcionarios que asistieron a la Comisión Bicameral que estudia las modificaciones que deberá impulsar el Parlamento                                                                                                            
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda, Sebastián Galiani (en la foto), y el subsecretario de Ingresos Públicos, Andrés Edelstein, presentaron en el Congreso un nuevo informe sobre el proyecto de reforma tributaria que impulsa el Poder Ejecutivo.

Fue en el marco de una nueva reunión de la Comisión Bicameral de Reforma Tributaria que preside Luciano Laspina, en la que los funcionarios detallaron las características de la presión impositiva argentina en términos comparados con la región y el mundo. Asimismo destacaron los ejes del proyecto oficial, fijándose los principios básicos que estarán en la base de la reforma.

Los mismos consisten en fortalecer la equidad de la presión tributaria, profundizar su progresividad, simplificar su estructura y administración, fortalecer la complementariedad y coordinación federal, y propender al establecimiento gradual de la reforma.

Según puntualizaron los funcionarios de Hacienda, se buscará con la reforma reducir exenciones y distorsiones, actuar frente a la evasión fiscal, incentivar la formalización de la economía, reducir tratamientos diferenciales y revisar tributos ineficientes.

Según informó Edelstein, la presión impositiva en Argentina se encuentra actualmente en torno a un 32%, por encima del promedio latinoamericano, que se ubica en un 22,8 por ciento.

La Argentina también presenta una carga impositiva superior a la región en cuanto a impuestos tales como las retenciones a la renta y a la seguridad social. En términos de impuestos al consumo como el 21% del IVA, el país marcha claramente a la cabeza.

Por su parte, Sebastián Galiani garantizó el objetivo oficial de “bajar la presión impositiva gradualmente”, y destacó que este objetivo debe compatibilizarse con un “mejor manejo del gasto público”.

Respecto del IVA, puntualilzó que si bien no es un impuesto progresivo, tampoco tiene un efecto “distorsivo” cuando actúa en “economías abiertas” porque se aplica sobre productos que no se pueden sustituir.

Al comparar experiencias de reformas tributarias recientes en países de la región, detalló las realizadas en 2006 en Uruguay y en 2’14 en Chile.

Participaron, además de Luciano Laspina, los senadores peronistas Juan Manuel Abal Medina y Walter Barrionuevo, y los diputados Nicolás Massot (Pro), el massista Marco Lavagna, la socialista Alicia Ciciliani, el justicialista pampeano Sergio Ziliotto y el radical misionero Luis Pastori.

Reforma tributaria
Los principales puntos que entrarán seguramente en la discusión ue refiere a una inminente reforma tributaria, son los siguientes:

Ingresos Brutos: Es el gravamen más distorsivo, porque se aplica directamente sobre la facturación de las empresas.

El problema principal es que lo aplican las provincias, con lo que cualquier disminución impacta directamente sobre sus ingresos.

La propuesta del Poder Ejecutivo es que este gravamen sea reemplazado por otros sobre el patrimonio, por ejemplo el inmobiliario o patentes. La resistencia de los gobernadores a discutir este tema que es central para las empresas es muy fuerte. Una alternativa es que se disponga una sustitución gradual del impuesto, que recién arrancaría en el 2019.

Impuesto al cheque: Es el tercer impuesto en recaudación, pero sumamente distorsivo y no favorece el blanqueo de la economía.

Este año vence la prórroga respecto a su aplicación, por lo que el Congreso debería renovarlo. El año pasado se dispuso que las pymes puedan tomar a cuenta de Ganancias el 100% de este impuesto. Una opción es que esto se extienda a todas las empresas, aunque también de manera gradual. Más del 70% de este impuesto queda para las arcas nacionales y sólo se coparticipa en una porción menor.

Impuesto a las Ganancias: Se discutirá el ajuste automático para la cuarta categoría, es decir empleados en relación de dependencia.

De esta forma se buscaría evitar que más asalariados queden alcanzados por el impuesto como sucedió hasta el año pasado. Pero una de las cuestiones centrales pasará por el 35% de alícuota que deben pagar las empresas, teniendo en cuenta que en muchos casos se está reduciendo esta presión, como Inglaterra y Estados Unidos.

IVA: Una opción que se pondrá sobre la mesa es la posibilidad de establecer un IVA provincial. Además, ya está vigente aunque casi no se utiliza la devolución de 15% del IVA para las compras que realizan jubilados y beneficiarios de planes sociales.

La voz de los expertos
En tanto, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño (Cpcecaba) preparó un exhaustivo "paper" en donde los expertos del organismo adelantan los cambios que debería contemplar una reforma impositiva integral.

Al respecto, el presidente del Cpcecaba, Humberto Bertazza, advirtió que "en los últimos años la presión impositiva creció de manera ininterrumpida, convirtiendo a la Argentina en uno de los países de la región con mayor carga tributaria".

"Conscientes de la problemática que genera una superpoblación de gravámenes, y partiendo de la base de que los cambios aislados no son la solución, desde el Consejo se desarrolló una propuesta de cambio integral en el sistema tributario", agregó Bertazza.

A continuación se resumen los puntos sobresalientes de la propuesta del Consejo porteño que constituyen un todo consistente y no pueden ser tomados casa uno aisladamente:

- Impuesto al Cheque
Eliminar totalmente el impuesto de manera gradual en 5 años.

El primer paso se lo haría aumentando gradualmente el porcentaje que puede computarse como pago a cuenta de otros impuestos nacionales como el IVA, ya que actualmente sólo se permite en los impuestos a las Ganancias y Ganancia Mínima Presunta.

Para evitar desfinanciar al Estado, se considera oportuno que los porcentajes adicionales de pago a cuenta propuestos puedan ser computados exclusivamente contra incrementos nominales en los impuestos determinados con respecto al año anterior. 

Para las Pyme: aplicar un régimen especial donde las pequeñas y medianas empresas puedan computar el 100% del impuesto abonado en IVA o Ganancias

Coparticipación: incrementar la coparticipación de los fondos que hoy recauda el gravamen. En la actualidad sólo un 30% de la recaudación integra la masa coparticipable, y las provincias reciben, previo a las detracciones de los regímenes previsionales, un 15%. Por el IVA, por ejemplo, las jurisdicciones provinciales perciben un 45%.

- Impuesto a la Renta
Sociedades de Capital: aplicar el criterio de integración parcial y crédito parcial al accionista, por el cual se permite como pago a cuenta del accionista una parte del impuesto abonado por las sociedades.

Suponiendo una tasa para sociedades del 25% y del 35% para los beneficiarios del exterior y los accionistas o sucesiones indivisas y un cómputo del crédito impositivo del 21,66%, el total a pagar por las rentas originadas por una sociedad serían del 35% (alícuota máxima vigente), con una carga impositiva distribuida entre la misma sociedad y sus accionistas. Esta medida terminaría incentivando la reinversión de las rentas. 

Derogar el “impuesto de igualación”.

Quebrantos: permitir dos opciones:

- Mantener de manera opcional el régimen actual, que permite el cómputo de quebrantos por 5 años.

- Aplicar un sistema que no tenga límite de tiempo pero con topes de utilización de los quebrantos respecto de la utilidad gravada (30% ó 50 %).

Amortizaciones de bienes de uso: incorporar al texto legal el elemento de obsolescencia tecnológica a los fines de estimar la vida útil de los bienes.

Posibilitar el recálculo de la vida útil de aquellos bienes en virtud a los cambios tecnológicos o retardos en la afectación a la actividad productiva a la cual sirven.

Permitir la actualización de los importes de las amortizaciones mediante un mecanismo de ajuste.

Admitir un mecanismo de amortización acelerada para las Pyme.

Ajuste por inflación: reinstalar el mecanismo de ajuste por inflación para impedir que se abone Ganancias sobre rentas ficticias.

Admitir el cómputo del interés del capital propio.

Pyme: mantener el régimen simplificado en el corto plazo, con un mayor control sobre la emisión de comprobantes y disponiendo la obligación de registración de operaciones.

- Impuesto a la Transferencia Gratuita de Bienes
Derogar el impuesto.

- Impuestos Internos
Revisar íntegramente los bienes alcanzados por la imposición selectiva sobre el consumo.

Incorporar aquellos bienes cuyo consumo genere impacto ambiental.

- Impuesto al Valor Agregado
Unificar y reducir las alícuotas.

Reemplazar con subsidios explícitos a determinados consumos.

- Coparticipación
Cumplir con el mandato constitucional de establecer una reforma en el sistema de coparticipación (cuyo vencimiento operó en 1996).

Establecer que todos los recursos impositivos, a excepción de los impuestos al comercio exterior y los aportes personales y contribuciones patronales, formen parte de la masa coparticipable.

Lograr una mayor institucionalización de la distribución automática. 

SECCIÓN Impuestos