Impuestos

Así era el entramado societario de Cristiano Ronaldo para defraudar al fisco español

14-06-2017 Cristiano Ronaldo creó un entramado financiero ocho días antes de pactar su fichaje por el Madrid, seis meses antes de su presentación en el Bernabéu, con el objetivo de ocultar al fisco español parte de sus ingresos “con la intención de obtener un beneficio fiscal ilícito cuando llegara a España”
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Cristiano Ronaldo creó un entramado financiero ocho días antes de pactar su fichaje por el Madrid, seis meses antes de su presentación en el Bernabéu, con el objetivo de ocultar al fisco español parte de sus ingresos “con la intención de obtener un beneficio fiscal ilícito cuando llegara a España”.

Es la propia Fiscalía de Madrid la que sostiene esta tesis en la denuncia presentada contra el futbolista por la comisión de cuatro delitos fiscales de 2011 a 2014.

Según el Mundo de España, el arranque del relato de la denuncia fiscal se sitúa el 23 de octubre de 2008 cuando el futbolista otorga un poder a Jorge Mendes para fichar por el Madrid durante las siguientes seis temporadas. El 12 de diciembre de ese año, el Madrid acepta las condiciones de Ronaldo.

Ocho días más tarde, el jugador activa un entramado societario con el que pretendía ocultar al fisco español los ingresos por derechos de imagen que iba recibiendo mientras residiera en España.

Ahora le puede caer entre dos y seis años de cárcel. Cristiano formaliza ese día el traspaso de sus derechos de imagen a Tollin Associates, una empresa registrada en la localidad de Road Town, en las Islas Vírgenes. En 2015 llegarían otras dos compañías, Adifore y Arnel con la misma dirección que Tollin.

El sistema empleado fue la cesión de esos derechos a una sociedad de su propiedad radicada en un paraíso fiscal de las Islas Vírgenes. Se trató, dice el fiscal, de una “simulación” puesto que la cesión “solamente tenía como finalidad la interposición de una pantalla” que dificultara al fisco español detectar sus ingresos.

La trama funcionaba de la siguiente manera: La primera parada de los ingresos de Ronaldo eran dos sociedades radicadas en Irlanda, un país de baja tributación de la Unión Europea. Multisports and Imagen Management y Polaris Sports, controladas por Mendes, explotaban los derechos del jugador y se quedaban con el 25 por ciento.

Aprovechaba las ventajas de Irlanda para tributar solo el 12,5% antes de desviar los ingresos a un paraíso fiscal caribeño. En sus primeros seis años en Madrid, Ronaldo desvió 78 millones de euros En 2015 Adifore y Arnel compraron sus derechos de imagen por otros 75 millones de euros. En total, el portugués desvió 153 millones de euros para el periodo de 2009-2020. Gracias a ello, en 2014 tributó solo 22,7 millones de euros y pagó 5,6, un 4% de lo cobrado.

La operación de venta de los derechos de imagen a las sociedades Adifore y Arnel se realizó a través de Mint capital, la compañía vinculada a Peter Lim, principal accionista del Valencia. Una vez transferidos los derechos a las empresas en el paraíso fiscal caribeño, los 75 millones facturadas a las empresas vinculadas a Lim tenían como destino la cuenta número 413416, a nombre de Ronaldo, en el banco suizo Mirabaud.

Presión del Real Madrid
El Real Madrid presionó a algunos medios de comunicación afines para que no apareciera la camiseta del club en las informaciones referidas a Cristiano Ronaldo y la denuncia de la Fiscalía contra el delantero madridista por presunto fraude tributario de 14,7 millones de euros.

 

Ante la imposibilidad de esconder una noticia de esta dimensión, más aún cuando las denuncias en el caso de Leo Messi habían sido implacables, en el Real Madrid se apostó por la estrategia de intentar que los medios de comunicación se refieran a "Cristiano Ronaldo el futbolista portugués", y no la megaestrella del Real Madrid campeón de la Champions y la Liga española, señala el sitio Sport.es.

SECCIÓN Impuestos
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR