Economía

La desocupación subió a 9,2% en el primer trimestre y golpea más fuerte en el conurbano

14-06-2017 Aunque la actividad se mantiene en ligera alza, los indicadores laborales fueron negativos para el comienzo del año. El peor valor, en el área metropolitana                                                                                         
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En el primer trimestre del año la tasa de desocupación subió a 9,2%, con lo que cerca de 290.000 personas perdieron su empleo, según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El mayor deterioro se observó en el conurbano bonaerense, donde el desempleo subió a 11,8% y se transformó en la región del país con peor situación laboral.

Con este resultado, alrededor de 1.656.000 estaban sin trabajo al cierre del primer trimestre de 2017.

La desocupación del periodo fue 1,6% superior a la del cuarto trimestre de 2016, cuando había sido de 7,6%.

Debido a que las estadísticas de empleo se reanudaron en el segundo trimestre de 2016 no se pueden realizar comparaciones interanuales.

Al dar a conocer las cifras, el organismo oficial advirtió que la tasa de desocupación presenta un "incremento estadísticamente significativo" en el período enero-marzo de 2017.

En general, la tasa de desocupación del primer trimestre del año suele ser mayor a la del último trimestre del año anterior, debido a que suelen ingresar al mercado de trabajo gente que terminó su etapa de instrucción educativa, sin que existan precisiones respecto al impactó de este ítem.

De hecho, y según datos del INDEC, el nivel de actividad económica dejó de caer en el primer trimestres del año respecto al período octubre-diciembre.

En base a la información del INDEC, la tasa de actividad, entendida como la cantidad de personas que salió a buscar trabajo sobre el total de la Población Económicamente Activa, se mantuvo en torno al 45,5% en el período enero-marzo de 2017, con leve suba de 0,2 puntos (respecto del trimestre anterior).

Antes de que se dieran a conocer estos datos y en diversos medios, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo que "el empleo comenzó a recuperarse" a fines del año pasado.

“Pasamos por un 2016 muy difícil, un primer semestre en el cual perdimos casi cien mil puestos de trabajo”, admitió el funcionario, quien destacó que el “proceso terminó en julio cuando el empleo dejó de caer y en agosto comenzó a recuperarse”.

Según el ministro, “hay una economía que crea empleo, algo muy distinto a 2016, cuando la economía destruía empleos”.

“Los empleos que se perdieron en el primer semestre de 2016 fueron consecuencia de un programa económico que hubo que implementar para evitar una mega crisis, de esas que cada diez años tenemos los argentinos”, argumentó Dujovne.

Más allá de estas declaraciones, lo cierto es que la tasa de desocupación del 9,2% estuvo acompañada por una de subocupación demandante que se ubicó en el 6,6% desde el 7,7% del segundo trimestre del 2016. Este indicador comprende a la gente que trabaja menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y están dispuestos a trabajar más horas.

En tanto la subocupación no demandante, rondó el 3,3% desde el 3,5% anterior.

El INDEC también precisó que la población ocupada demandante de empleo, es decir, que busca activamente otra trabajo, se ubicó en el 14,1% , apenas por debajo del 14,6% de octubre-diciembre del 2016, y también inferior al 15,7% del segundo trimestre del año pasado.

Por lo tanto, cerca de 3.440.000 trabajadores tienen problemas de empleo, cifra dada por la suma de desocupados y subocupados, lo que es equivalente a uno de cada cinco integrantes de la Población Económicamente Activa (PEA, 18 millones de personas).

Detrás de los partidos del conurbano, las regiones de peor situación laboral son Catamarca (10,8%), Mar del Plata (10,4%) y Rosario (10,3%).

El aumento de la tasa de desocupación en el primer trimestre de este año se produjo pese a que la economía expresó una ligera recuperación.

Desempleo en la Ciudad
El desempleo en la Ciudad de Buenos Aires fue del 9,4% en el primer trimestre del año, lo que representa una suba del 0,8% con respecto al mismo periodo de 2016, según informó la semana pasada la Dirección General de Estadística y Censos porteña.

El 9,4% de tasa de desempleo en 2017 marca también un incremento con respecto al cuarto trimestre del año pasado, que había cerrado en 8%.

En ese momento, la cifra del 8% a fin de 2016 había sido alentadora para el Gobierno, porque confirmaba una tendencia a la baja luego del 9,8% del tercer trimestre y el 10,5% del segundo.

El incremento en el porcentaje de desocupación tiene un ingrediente que en parte puede explicarlo: en el periodo aumentó la tasa de actividad, lo que implica que un número mayor de habitantes en edad de trabajar se volcaron al mercado de trabajo.

Por otra parte, de acuerdo con los datos del organismo oficial, la desocupación muestra una marcada brecha por región, por lo que hay más desocupados en la zona sur que en el norte.

También es más alto el porcentaje de mujeres desempleadas en comparación con los hombres. En el análisis por género, la tasa de desocupación de la mujer fue 11,6% y la del varón llegó al 7,4%.

La información estadística oficial publicada por la Ciudad permite confrontar los datos de empleo, desempleo y actividad según la zona geográfica y el género, con lo que queda de manifiesto la disparidad.

Por ejemplo, la tasa de actividad alcanzó el 55,7%, incrementándose 1,4% respecto a igual trimestre del año anterior. No obstante, la actividad tuvo un descenso de 0,4% si se la compara con el último cuatrimestre de 2016, que se destacó con un 56,1%, el más alto indicador de los últimos tres años.

En el norte de la Ciudad fue del 60,5%, mientras que en el sur de 49%.

SECCIÓN Economía