Comex

El Estado se queda con el 75% de la renta de los productores agrícolas

29-06-2017 Subió casi 10 puntos respecto a marzo por el aumento de costos y la baja de precios internacionales                                                                                                                                     
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La presión tributaria del Estado (en sus tres niveles: nación, provincias y municipios) sobre los productores agrícolas sigue registrando niveles sumamente elevados y superiores a los vigentes en países de la región que compiten con la Argentina.

Así lo reveló un reciente informe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA). Dicho documento muestra que la participación promedio del Estado en la renta agrícola es del 74,7%.

El cultivo con mayor índice de impuestos nacionales, provinciales y municipales es el trigo con un 85,4% de participación estatal en lo que cobran los productores. Un poco más atrás se encuentra la soja (que aún conserva 30% de retenciones) con un 76,5%.

En tanto, la participación del Estado en la renta de los productores de maíz se encuentra en un 63,9%, al tiempo que en girasol es de 56,1%. Desde diciembre de 2015, estos dos productos, al igual que el trigo, ya no pagan derechos de exportación.

El dato es que el 75% de participación estatal en la renta agrícola es similar a lo que percibía el Estado durante el kirchnerismo. En julio de 2015, por ejemplo, el índice FADA fue del 73,9%, mientras que en septiembre de ese año alcanzó el 94,1%.

Así las cosas, para los especialistas consultados por La Política Online las cifras evidencian la pérdida de competitividad por problemas originados en la suba de costos productivos (inflación), baja de precios internacionales y atraso del tipo de cambio.

El informe de FADA muestra una suba significativa respecto a marzo de este año cuando el índice dio 66,2% (casi diez puntos menos). "Esta suba se produjo, no por efecto de impuestos, sino por costos y precios internacionales", indicó el documento.

 

Además, la novedad del informe es que se comenzó a mostrar índices provinciales que arrojaron datos llamativos: San Luis es la provincia con mayor grado de participación estatal con un 77,1%, seguida por Córdoba con 74,1% y Buenos Aires con 70,1%.

El crecimiento que vienen mostrando las producciones tradicionales en el último año y medio tienen al biodiesel y al trigo como los principales exponentes. El dato es que de mayo de 2016 a abril de 2017 las exportaciones de biodiesel aumentaron 114%.

Así lo indicó un análisis del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural (SRA). El biodiesel representó un 40% de las exportaciones de energía y significó un ingreso al país de u$s 1.325 millones.

Según el informe de la entidad rural, entre mayo de 2015 y abril de 2016, las ventas externas de este producto habían alcanzado una suma cercana a los u$s 620 millones y equivalían al 24​% de la exportación total de energía del país.

En tanto, entre mayo​ de​ 2016 y abril de 2017 se exportaron 1,7 millones de toneladas de biodiesel (esto requirió de 9 millones de toneladas de granos). Los principales destinos del biodiesel argentino son Estados Unidos, Perú y Panamá.

Por su parte, en el marco de un convenio entre el gobierno de Buenos Aires y la Fundación FADA se desprende que "el aumento en las exportaciones de trigo generó cerca de 20 mil nuevos puestos de trabajo directos e indirectos en la provincia".

Según detalló el informe presentado, "el incremento de exportaciones de trigo de la provincia de Buenos Aires respecto a 2015 fue de 2.500.000 toneladas. Ese aumento generó nuevos empleos en las cadenas de producción, transporte y comercialización".

De esta manera, durante los primeros cuatro meses de 2017, las exportaciones de trigo crecieron a un ritmo superior al 30% con respecto a 2016, siendo que durante ese año habían superado en más de un 100% a las de 2015.

El ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, aseguró que "estamos trabajando en el impulso a las distintas actividades con el objetivo de seguir creciendo en cantidad y calidad apuntando a nuevos mercados con eje en el empleo".

SECCIÓN Comex