Marketing

Después de Calvin Klein, llega otra marca internacional

29-06-2017 La japonesa Asics decidió desplazar a su distribuidor e instalarse en forma directa. Planea implementar producción en el país y también locales propios
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Las grandes marcas internacionales de indumentaria y calzado están volviendo lentamente a la Argentina. Luego del anuncio de Calvin Klein, la última en sumarse en forma directa es la japonesa Asics.

La marca, cuyos productos van de $1.500 a $3.800, ya tenía presencia a través de una representación comercial que, hasta marzo de 2017, estuvo en manos del empresario textil Guillermo Gotelli. La relación no terminó del todo bien y el ejecutivo argentino llevó su reclamo a la Justicia, indica Clarín.

La apertura de las importaciones y el cambio de perspectivas de la economía impulsaron a Asics a desplazar a su distribuidor y tomar las riendas de su imagen en el país.

El ingreso en la Argentina forma parte de una estrategia de expansión internacional que también incluye a Chile y Perú y, más adelante, Colombia. Brasil, donde están hace 10 años, era el único país de la región en el que estaba la marca, fundada en 1949 por Kihachiro Onitsuka y que significa "mente sana en cuerpo sano" (Anima sana in corpore sano o ASICS).

Asics importará pero también producirá localmente parte de las zapatillas y la indumentaria en las plantas de la brasileña Dass en el país (traerán de Asia las que tengan más tecnología). Los primeros productos estarán disponibles en agosto. Además de zapatillas para running y otros deportes, sumarán sus marcas Asics Tiger y Onitsuka Tiger, ligadas al lifestyle.

También abrirán locales propios, aunque aún no tienen definido el plan ni la inversión. "No tenemos la cifra, pero en América latina tenemos que sobreinvertir en comparación con otros mercados por la alta oportunidad que ofrece", sostuvo Gene McCarthy, presidente y CEO de la marca para las Americas.

La idea es pasar de vender productos a transmitir la historia de la marca y tener una aproximación más emocional a los consumidores. "La mejor forma de hacer eso es por nosotros mismos. Los mercados de la región estaban subatendidos", indicó.

"La situación de la Argentina, con una economía que se abre más para permitir traer productos, ayudó a la decisión", indicó Gumercindo Moraes Neto, el brasileño que maneja la filial latinoamericana.

En Asics creen, además, que el auge del running les dará un impulso adicional. Según sus estadísticas, el 43% de los corredores locales usan la marca (la cuenta la sacan mirando las zapatillas que se usan en las maratones). Y muchos las compran afuera, señala Clarín.

SECCIÓN Marketing
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR