Economía

Los nuevos números del INDEC le dieron oxígeno al Gobierno: la Industria y la Construcción mejoraron sus niveles en mayo

29-06-2017 Según el INDEC, la actividad fabril creció 2,7%, mientras que la construcción ya lleva un trimestre con subas. Las automotrices lideraron el alza, las textiles siguen cayendo. Por su parte, los desarrolladores ven que los hipotecarios y la obra pública mantendrán la tendencia positiva
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Esta semana, los números del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) del INDEC le dejaron un mal sabor al Gobierno: las cifras de abril mostraban que no había variaciones con respecto a marzo y la medición interanual sólo aumentaba 0,6%.

Pero el jueves, finalmente, el organismo estadístico fue portador de buenas noticias: la producción industrial mostró un crecimiento interanual de 2,7%, siendo el primer signo positivo tras quince meses de números rojos.

No obstante, según las cifras del Estimador Mensual Industrial (EMI), la actividad fabril acumula en los primeros cinco meses del año una baja interanual del 1,4%, lo que se interpreta como una consolidación de la desaceleración de la recesión industrial.

No es menor: la tan mentada salida de la recesión que repiten desde el Gobierno tendría ahora un argumento estadístico. De hecho, coincide con la lectura que supo brindar el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien expresó en reiteradas oportunidades que desde fines del año pasado la Argentina comenzó a crecer.

En base a los datos del INDEC, la salida de la recesión industrial hay que ubicarla en diciembre pasado, cuando el registro acumulado marcó un variación negativa del 4,6, para ir reduciendo gradualmente los indicadores negativos al 1,1% en enero, 3,5% en febrero, 2,4% en marzo y 2,5% en abril.

Pero, además de las cifras duras, también los industriales están mostrando cierto optimismo.

Según el EMI, el 36,6% de las empresas consultadas prevé que las proyecciones de crecimiento son positivas.

Por su parte, el 0,4% de las firmas señaló que el nivel de actividad continuará sin cambios, mientras que solo un 13% proyectó una baja en la producción para el mismo período.

También hay expectativas en cuanto a las exportaciones, pues sólo el 14,4% de las empresas encuestadas estimó una desaceleración de sus ventas al exterior.

El 26,6% señaló que aumentarán sus exportaciones, aunque un 59% cree que se mantendrán en el mismo nivel.

En el desglose por sector, la industria automotriz motorizó el alza con suba de 17,4%. Detrás se encolumnaron dos rubros asociados con la fabricación de vehículos: los Metalmecánica (11,6%) y productos de caucho y plástico (5,9%).

El top-five lo completaron los rubros alimentos y bebidas (3,9%) e insumos para la construcción (2,7%).

También tuvieron variaciones positivas en la comparación interanual de mayo la producción de acero y aluminio, con un 2,6%; y de sustancias y productos químicos, con 0,5%.

Por su parte, hubo dos categorías que siguen cayendo y suelen ser críticas con las medidas de la gestión macrista: la industria del tabaco, que decreció 15,2%; y la textil, que bajó 13,3%. Siguieron en la lista los rubros papel y cartón (10,2%) y refinación del petróleo (0,4%).

La construcción, en alza
Impulsada por la creciente oferta de créditos hipotecarios y una fuerte apuesta oficial a la obra pública, la construcción logró crecer en mayo 10,3% interanual y acumuló un trimestre de alza por encima de los dos dígitos.

De acuerdo con el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) que difundió el INDEC, en los primeros cinco meses del año el sector muestra un alza acumulada del 5,1%.

Por otra parte, la recuperación del sector mostró en mayo un aumento del 26,3% en los pedidos de construcción de emprendimientos privados en los 41 municipios más importantes del país, que es el registro más alto de los últimos tres años.

Ese indicador mostró una suba del 20,8% en mayo respecto de abril último y del 5,9% interanual acumulado en los primeros cinco meses del 2017.

Como muestra del buen momento que vive el sector, la construcción sumó un trimestre de crecimiento de más de dos dígitos: en marzo mostró una variación de 10,8%, el primer registro positivo tras trece meses de variación negativa.

La tendencia se confirmó en abril, cuando creció interanualmente 10,5%; y en mayo, cuando subió 10,3%.

Los empresarios del sector estimaron que la mejora se consolidará entre julio y agosto, ya que el 52,6% de las empresas dedicadas a la obra privada cree que el nivel de actividad continuará aumentando.

Pero el sector no sólo se entusiasma con el boom de créditos hipotecarios, ya que el 61,6% de las firmas vinculadas a la obra pública estimó que la actividad continuará avanzando en ese período.

La reactivación se reflejó en mayo en la comercialización de insumos para la industria, registrándose subas interanuales en asfalto (70,9%); hierro redondo para hormigón (26,4%); pinturas para construcción (13,9%); placas de yeso (11,9%); pisos y revestimientos cerámicos (10,2%) y cemento (9,8%).

Además, esta mejora de la actividad también impactó en la generación de empleo. En este sentido, según datos de la seguridad social, los puestos de trabajo crecieron en abril pasado un 6,3% interanual, en tanto que en los primeros cuatro meses del año se crearon más de 22 mil nuevos empleos.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR