Economía

Un experto de la City le pone cifras al dólar, inflación y PBI para el caso de un triunfo K

30-06-2017 Federico Muñoz, uno de los economistas más influyentes, se anima a proyectar los indicadores según si las urnas favorezcan al Gobierno o al kirchnerismo
Por Claudio Zlotnik
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

¿Qué puede pasar con la economía si Cristina Kirchner gana en la provincia de Buenos Aires? ¿Cómo sería interpretado por el mercado ese traspié de Cambiemos, en el principal distrito electoral? ¿Y con el dólar? Y si, por el contrario, se impone el oficialismo: ¿llegarían por fin las inversiones? ¿La actividad despegaría?

En la City porteña, estas preguntas son de todos los días. La preferencia mayoritaria de los financistas por Cambiemos es indudable, y en los bancos, casas de cambio y consultoras aguardan con ansias la difusión de las primeras encuestas tras la nominación de los candidatos, que trajeron a la candidatura de CFK como principal novedad.

Mientras tanto, algunos ya empezaron a sacar cuentas: la consultora Federico Muñoz & Asociados fue la primera en elaborar proyecciones económicas bajo uno y otro escenario: con Esteban Bullrich triunfante en las próximas elecciones y uno con Cristina ganadora. Para Muñoz, uno de los consultores más escuchados en el microcentro, en la provincia de Buenos Aires se libra la "madre de todas las batallas" ya que supondría la clausura definitiva o, en el sentido opuesto, la proyección de la ex jefa de Estado.

El primer dato interesante del informe refiere a que el resultado de las elecciones ya tendría impacto en la economía y en las finanzas de este año. Es concreto, la actividad y el tipo de cambio se moverían sensiblemente en los últimos 60 días del año. Obviamente, también habría un efecto decisivo a lo largo de 2018.

En un escenario con un triunfo del kirchnerismo, según Muñoz, el dólar finalizaría el año en $19,50, lo que implicaría una trepada de 16,4% respecto al cierre del jueves.

En cambio, un triunfo de la fórmula de Cambiemos, implicaría que el tipo de cambio cerraría el año en $17,80; apenas un peso y monedas por encima del último cierre. Esta paridad es similar a la que el consenso de economistas previó en el último REM del Banco Central.

Al "deterioro abrupto y agudo de la situación financiera", Muñoz toma en cuenta un salto en el nivel de los precios: contra una inflación esperada para este año del 20,9% en caso de un triunfo oficialista aplicaría un salto al 22% si gana Cristina.

También habría un impacto de cortísimo plazo en la actividad económica: por caso, el PBI, en el "escenario optimista" se expandiría 2,7% este año. Y una décima menos en el "escenario pesimista", según Muñoz. Una décima de diferencia en tan poco tiempo habla de la volatilidad en el mercado que existiría ante una triunfo del kirchnerismo en la PBA.

Por eso, lo más importante sería observar lo que el consultor prevé para el año próximo, dados los distintos escenarios políticos.

Proyecciones para 2018
Un triunfo de Cristina provocaría "un verdadero terremoto en el escenario político nacional. El consecuente deterioro de las expectativas se traduciría en un rápido aumento del nerviosismo financiero, un nuevo acortamiento del horizonte de decisiones y un severo enfriamiento del nivel de actividad", plantea el informe de Federico Muñoz.

En cambio, un triunfo de la fórmula de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, lograría que "se disipe la incertidumbre sobre la gobernabilidad y el gobierno se asegura el capital político necesario para avanzar con su agenda de reformas. En tal caso, la recuperación económica iniciada a fines de 2016 se consolidaría e iría ganando solidez y sustentabilidad durante el año entrante".

Extrapolado en números, estos conceptos arrojarían los siguientes resultados en la economía.

Dólar:
- En caso de ganar Cambiemos, el tipo de cambio se ubicaría en $21 como promedio en 2018.
- Si triunfase el kirchnerismo, saltaría a $24,50 como promedio.

Inflación:
- Llegaría al 14,5% en caso de un triunfo oficialista. Es decir, lograría sostener el proceso de desinflación y el índice se reduciría 6,5 puntos respecto de este año.
- En cambio, la tendencia volvería a ser alcista con un triunfo opositor: treparía al 23% anual.

Actividad:
- El Producto Bruto mejoraría 3,8% después de un triunfo de Cambiemos.
- Y apenas crecería 1% si se afianzara el kirchnerismo.

Respecto de esta última variable, Muñoz lo explica así: "Con un triunfo de Cambiemos se despejaría la incertidumbre que se cierne sobre el clima de gobernabilidad y sobre la capacidad del gobierno de llevar adelante el proceso de reformas económicas. Este escenario ayudaría a tonificar las inversiones".

De todos modos, destaca el experto, esa mejora en el ambiente político, no alcanzaría para un boom. Ni nada que se le parezca.

"En 2018, el déficit primario debe bajar de 4,2% del PBI a 3,2% del PBI y el gobierno ya no contará con el aporte del blanqueo para alcanzar la meta. El consecuente ajuste fiscal pondrá techo al vigor del avance del nivel de actividad", escribe Muñoz en un tono realista.

En cambio, el análisis en caso de que Cristina gane las elecciones refiere a las renovadas chances de que la ex Presidenta pueda aspirar a un regreso a la Casa Rosada para 2019. Y, por lo tanto, "demostraría el grado de fragilidad del actual ordenamiento".

Quedaría en claro, para los inversores, que los cambios económicos propuestos por Macri se debilitarían dejando paso a un posible regreso del "populismo".

 

SECCIÓN Economía