Impuestos

Los industriales piden leyes contra las aduanas interiores, no sólo fallos

30-06-2017 Ballotta, recaudador porteño, dijo que para sacar las alícuotas diferenciales en Ingresos Brutos, debe sincronizarse para que unas provincias no pierdan frente a otras                                                                              
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El especialista de impuestos de la Unión Industrial Argentina (UIA) Carlos Abeledo planteó que no alcanza con un fallo de la Corte Suprema de Justicia contra las aduanas interiores que crean las alícuotas diferenciales en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos para empresas locales y las que están localizadas en otras provincias.

"Es necesario que cambie la legislación", dijo el director de Impuestos del Grupo Techint, "porque es injusto que se beneficien en los Tribunales sólo grandes empresas que tienen espaldas financieras".

A esto respondió el titular de la Administración General de Ingresos Públicos (AGIP) porteña, Andrés Ballotta, cuya jurisdicción también cobra distinto según el territorio de radicación de las firmas, que "sólo se puede eliminar el tratamiento diferencial si hay armonización entre las provincias, porque de lo contrario unas perderían base imponible a favor de otras". Pero adelantó que "hay conversaciones entre las más grandes" para solucionar el problema.

Este diálogo se dio en el panel sobre "La gestión en el área de tributación provincial", que tuvo lugar en el marco del 11º Encuentro de Impuestos organizado ayer por IDEA en el Sheraton de Pilar, del que también participó Roberto Arias, presidente de la Comisión Arbitral del Convenio Multilateral que reparte el Impuesto sobre los Ingresos Brutos entre las provincias cuando las empresas tienen actividad en más de una jurisdicción.

El moderador del panel, Eugenio Orco, de KPMG, abogó porque se trate la coparticipación y, en ese marco, se revea la tributación provincial y municipal, porque "a veces las tasas municipales impiden localizar empresas en ciertas ciudades ya que superan varias veces el alquiler".

A continuación, Abeledo apuntó contra los regímenes de retención y percepción de Ingresos Brutos provinciales que se solapan unos con otros, superando el impuesto total que deben pagar las empresas, creando saldos a favor que "se comen capital de trabajo de las compañías", aseguró el tributarista.

Ballotta tomó entonces la palabra y no evitó el tema de los regímenes de recaudación que obligan a los privados a hacer el trabajo de los fiscos. Dijo que son importantes para "aumentar la base imponible en sectores de gran informalidad. Ustedes nos dan la posibilidad (en la ciudad de Buenos Aires) de cobrar impuestos a 40.000 ciudadanos que no están inscriptos en Ingresos Brutos, lo que significa $500 millones más de recaudación mensual", agradeció.

Defendió el nuevo régimen de agentes de recaudación porteño, que reemplazó una lista donde se los incluía con criterios discrecionales por un piso de facturación de más de $60 millones al año. "Esto logró que pasáramos de 3.000 agentes de retención y percepción a 9.000", relató el ex tesorero del club River Plate, y agregó que "lo hemos hecho bajando de 25.000 a 15.000 los saldos a favor, al tiempo que nos hemos puesto la meta de devolverlos en no más de dos meses".

Como los panelistas anteriores se habían quejado de que la presión fiscal que agregan las provincias y municipios es muy importante, Ballotta dijo que si se observa cómo crecieron los gastos e ingresos de esas jurisdicciones en las dos últimas décadas con la descentralización de los servicios esenciales, se ve que el gasto público subnacional trepó 30% y los ingresos 23 por ciento.

Sobre la insistencia de reemplazar el Impuesto a los Ingresos Brutos por otro gravamen sobre la última venta, por ejemplo, Ballotta mostró números sobre la recaudación provincial consolidada donde Ingresos Brutos es el 76% de los ingresos tributarios promedio del conjunto de las jurisdicciones mientras que los que están estancados son lo impuestos patrimoniales, inmobiliario y patentes, los que apenas explican 12% de la recaudación.

"Cuando se discuta la ley de responsabilidad fiscal con las provincias", enfatizó Ballotta, "se deberá entender que no se puede dejar estancado el revalúo de esos bienes que implican riqueza por no pagar costo político". Arias, por su parte, dijo que se está trabajando en un sistema de retención similar a las bancarias (Sircreb) para que se paguen una sola vez y se distribuyan entre las provincia.

SECCIÓN Impuestos