Negocios
Dan Loeb, el “inversor activista” que revolucionó Yahoo llegó a Nestlé
30-06-2017 Se trata del fundador y director del fondo de inversiones Third Point. Anunció el pasado domingo por la noche que su firma había adquirido el 1,25% del grupo suizo, un porcentaje valorado en u$s3.500 millones, y las acciones de la compañía se dispararan un 4% hasta llegar a niveles récord
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El fabricante de alimentos Nestlé tiene un nuevo accionista que a pesar de poseer solo el 1% del grupo desde hace pocas semanas puso a la empresa patas arriba.

Se trata de Dan Loeb, el fundador y director del fondo de inversiones Third Point.

Loeb anunció el pasado domingo por la noche que su firma había adquirido el 1,25% de Nestlé, un porcentaje valorado en u$s3.500 millones.

Tras conocerse la noticia, las acciones de Nestlé se dispararan un 4% hasta llegar a niveles récord.

¿Qué sucedió para que una compra pequeña haya conseguido mover los cimientos de un conglomerado valorado en u$s265.000.000 millones?

Ocurre que Dan Loeb no es cualquier inversor. Es un “activist investor”, es decir, un “inversor activista”.

Este concepto se aplique a aquellos inversores a los que no le basta con comprar acciones de una empresa para adoptar un papel pasivo. Son accionistas que exigen una silla en la junta directiva para poder impulsar cambios importantes.

Este tipo de accionista se suele interesar por compañías mal gestionadas: por ejemplo, que gastan demasiado o que podrían ser más rentables saliendo a Bolsa.

Cuando el inversor activista se inclina por una firma es porque detectó problemas que cree que podrá solucionar y que le depararán un buen ingreso.

Third Point, el fondo cuya cabeza es Loeb, no es un desconocido para el mercado. Fue fundado en 1995, en Neuva York, y su historial da cuenta de que estuvo relacionado a empresas como Sony y Sotheby's

Su actuación más notoria y que lo visibilzó, no obstante, la realizó en Yahoo.

La historia se remonta a 2011 cuando las acciones de Yahoo apenas superaban los u$s13. 

El portal se había quedado rezagado en la carrera por controlar las búsquedas por Internet y el servicio de correo electrónico.

Entonces, el fondo de Loeb empezó a comprar acciones. Con el 5,1% de las letras en su poder -ya se había convertido en el tercer mayor accionista externo a la firma-, el inversor hizo públicas sus exigencias.

Entre sus logros se cuenta, la contratación de Marissa Mayer como directora de Yahoo. Un año después, las acciones de Yahoo se habían revalorizado y la firma llegó a un acuerdo con Third Point para recomprarlas por US$29,11 cada una.

Ahora, Loeb impulsó su inversión más cuantiosa y llegó a Nestlé, fabricante de marcas como KitKat o Nescafé. Es la compañía más grande en la que haya participado el fondo.

Y el mercado respondió con buenas expectativas.

¿Qué piensa Loeb respecto al grupo suizo

Que está "estancado en los viejos tiempos" y que tiene una "cultura seria". 

A su vez,  cree que no fueron del todo atinadas algunas de las inversiones hechas por Nestlé.

Por ejemplo, cuestiona que un fabricante de alimentos haya comprado el 23% de las acciones de la marca de cosmética L'Oréal.

Por eso, propone vender esta y otras participaciones. Incluso aunque fueran rentables.

Tal como revela la BBC, el inversionista apuesta a que Nestlé se concentre en sus productos estratégicos y plantee objetivos de crecimiento más ambiciosos

De momento, sus propuestas van en la misma línea que las medidas tomadas por el nuevo director del grupo, Mark Schneider, que se hizo con el mando el pasado mes de enero.

Loeb, que cree que Nestlé rinde por debajo de sus posibilidades, pidió un "plan de acción más decisivo y contundente" para el grupo.

De momento, la compañía acaba de anunciar que destinará u$s20.800 millones durante los próximos 3 años a recomprar sus propias acciones.

El mercado dio un primer paso y dio su visto bueno.


SECCIÓN Negocios