Economía

Todas las marcas de combustible siguieron a YPF: la nafta vale 7,2% más cara y el gasoil subió 6%

03-07-2017 Los importes de los combustibles surgen de un acuerdo entre productores y refinadores de petróleo. Para todo este año se fijó un esquema de revisiones trimestrales consensuado con el Ministerio de Energía                                   
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Este domingo comenzó a regir el aumento del precio de las naftas con el que arrancó YPF, al que se sumaron Shell y Axion, entre otras marcas.

Así la súper se elevó en torno $19,9 el valor de venta del litro en el caso de Shell de la Fórmula Súper y a $22,99 el de la V-Power Nitro+. El litro de diesel en las estaciones de servicio que venden esta marca en la ciudad de Buenos Aires se elevó $17,76 en su versión más barata y a $ 20,51 en la V-Power Nitro+ Diesel. Axion puso la Premium en $22,33 y la Súper en $19,75.

El aumento anunciado el viernes por YPF también comenzó a ser aplicado este domingo mismo por esta firma, que ahora vende en sus estaciones porteñas el litro de la nafta súper a $19,72 y a $22,32 el de la premium, mientras que el diesel costará ahora $17,32 el común y 19,90 el premium. En total, los aumentos implican un 7,2% de suba en las naftas y un 6% en el caso del gasoil.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Echevehere, estimó que el aumento del gasoil generará un costo adicional de $3.600 millones para el campo. "Este aumento representa un fuerte costo adicional para el campo, que consume un tercio del total del gasoil utilizado en la Argentina", expresó Echevehere en declaraciones radiales.

El titular de la SRA señaló que el precio del gasoil "bajó en todos los países que compiten con la Argentina en producción y exportación de alimentos" y expresó la necesidad de "ir tendiendo a que el precio local sea parecido al precio internacional".

En tanto el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles, Raúl Castellano, sostuvo que "lo que influyó más que todo en la suba fue el tipo de cambio. Hubo un seis por ciento más o menos de incremento del dólar y un par de puntos de compensación por la diferencia del precio del año pasado que estaba convenido ya entre el Gobierno y las compañías", añadió Castellano.

Por su parte, el ex diputado Héctor Polino, representante de Consumidores Libres, manifestó que los aumentos en el precio de las naftas y el gasoil "acentuará el proceso recesivo y la inflación, porque serán trasladados a los precios, en especial de los artículos de la canasta básica de alimentos".

"Lamentablemente, el Gobierno optó por trasladar el valor del peso frente al dólar y la cotización del barril de crudo internacional al precio de las naftas y el gasoil, para mentener el nivel de rentabilidad de las empresas petroleras. Descuidaron el impacto negativo que producirá en el nivel de vida de los trabajadores y jubilados de nuestro país", dijo Polino.

Los importes de los combustibles surgen de un acuerdo entre productores y refinadores de petróleo. Para todo este año se fijó un esquema de revisiones trimestrales consensuado con el Ministerio de Energía.

SECCIÓN Economía