Management
Inversor de Silicon Valley se disculpó por su actitud inapropiada hacia las mujeres
03-07-2017 Dave McClure, de la aceleradora 500 Startups, abandonó la posición de CEO tras ser denunciado por una profesional en un artículo del New York Times
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Luego de las marchas por los derechos de las mujeres realizadas tras la asunción de Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos, y del escándalo por acoso que denunció una ex ingeniera de Uber -que terminó con la salida del fundador, Travis Kalanick- las profesionales que se desempeñan en Silicon Valley se animaron más que antes a alzar su voz contra actitudes inapropiadas que ocurrían en las oficinas de las compañías tecnológicas más importantes del mundo. 

El último capítulo de esta historia ocurrió este fin de semana cuando un famoso inversor y fundador de la aceleradora de empresas 500 Startups, Dave McClure, fue denunciado en un artículo publicado en el New York Times, donde varias personas lo acusaban de utilizar su posición de poder para realizar avances, por ejemplo, a una mujer a la cual entrevistaba para una búsqueda laboral. 

Ahora McClure publicó en un portal oficial de la aceleradora un texto donde acepta la responsabilidad por sus acciones y pide disculpas.

"Mientras me gustaría pensar que no soy una persona mala o malvada, está claro que algunas de mis acciones en el pasado han lastimado u ofendido a varias mujeres", confestó el inversor.

"Hice avances a múltiples mujeres en situaciones relacionadas al trabajo en donde fue claramente inapropiado", escribió en inglés, y sentenció: "Mi comportamiento fue inadmisible e incorrecto". 

McClure no solo se disculpó con quienes lo mencionaron en el artículo del periódico norteamericano, sino que también declaró estar avergonzado de no haber cambiado su comportamiento hasta ser forzado a hacerlo por otras personas y por las circunstancias. 

El co-fundador de la aceleradora, a raíz de estas acusaciones, se apartó del día a día de las operaciones de 500 Startups y dejó la posición de CEO en manos de su socia, Christine Tsai.

"Mi rol ha sido limitado a enfocarme en mis obligaciones fiduciarias hacia nuestros inversores", aseguró el ejecutivo de Silicon Valley, quien dijo también haber comenzado sesiones de terapia para cambiar su comportamiento. 

SECCIÓN Management