Energías Limpias

Argentina avanza en estudios para construir tres nuevas centrales hidroeléctricas a mediano plazo

05-07-2017 El Ministerio de Energía y Minería avanzó en el asesoramiento a Corrientes y Mendoza para el desarrollo de los proyectos, mientras continúa el análisis de otros cuatro futuros aprovechamientos, en el marco del Programa de Estudios del Sector Eléctrico
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Gobierno, a través del Ministerio de Energía y Minería, está trabajando junto a las provincias de Corrientes y Mendoza en el desarrollo de nuevos proyectos para la generación, que incluyen la construcción de plantas hidroeléctricas.

La asesoría para la gestión de proyectos hidroeléctricos abarca dos iniciativas programadas en Mendoza (Los Blancos, sobre el río Tunuyán, con una potencia prevista de 443 MW; y Portezuelo del Viento, sobre el río Grande, de 210 MW).

El tercer proyecto se proyecta sobre el río Paraná, 100 kilómetros aguas abajo de la Central Hidroeléctrica Yacyretá, y también es una iniciativa de carácter binacional denominado Itatí-Itá Corá, en Corrientes, que se planea construir en conjunto con Paraguay y cuya potencia planificada es de 2.000 MW.

"Los trabajos se desarrollan a través de la empresa estatal Ebisa (Emprendimientos Energéticos Binacionales S.A.)", señalaron fuentes de la cartera.

En el caso de Los Blancos -obra que se había preadjudicado en 2012 pero que no se concretó ante las dificultades de financiación- por pedido de la provincia, Ebisa realiza una revisión crítica en la que se buscan subsanar debilidades del proyecto antes de su relanzamiento más adelante.

El mismo procedimiento técnico se aplica en Portezuelo del Viento y se espera consolidar el proyecto ejecutivo bajo la supervisión de la compañía estatal, mientras el gobierno mendocino se encargará luego de realizar los estudios ambientales, hasta ahora inexistentes.

Por otra parte, Ebisa (que depende orgánicamente del Ministerio de Energía y Minería) asesora a la Comisión Mixta Argentino-Paraguaya del Río Paraná, dada la posibilidad de plantear un nuevo aprovechamiento frente a la provincia de Corrientes.

"Estamos empezando a efectuar los estudios básicos de corte ambiental, porque antes de proyectar tenemos que ver las condiciones y los límites de cada área", dijeron voceros de la empresa Ebisa.

"Este proyecto -agregaron los funcionarios- favorecería la navegación y el turismo, además de recuperar tierras del lado paraguayo para la producción".

También a través de Ebisa se supervisan los estudios sobre un conjunto de proyectos hidroeléctricos que empezaron en gestiones anteriores, a través de una unidad ejecutora que funciona con fondos de un crédito que otorgó la CAF, el Banco de Desarrollo Latinoamericano.

Próximamente se prevé, en ese marco, completar los estudios de dos aprovechamientos en Mendoza: El Baqueano (sobre el río Diamante, de 190 MW) y Cordón de Plata (sobre el río Mendoza, de 1.125 MW).

En este último caso se hicieron modificaciones al proyecto original, dada su complejidad: incluye obras en 5 escalones y túneles de 80 kilómetros.

La idea es concluir el estudio de una primera etapa, y continuar con los estudios de manera progresiva en la medida en que se logre financiación.

Ebisa también lleva adelante los análisis de factibilidad de dos futuras obras hidroeléctricas en el río Neuquén Medio, aguas arribas de Chihuido, que proporcionarían unos 1.170 MW de potencia instalada.

Otra serie de aprovechamientos menores en el río Alto Neuquén, aguas arriba de Andacollo, podrían instalar unos 300 MW, según los trabajos de consultoría que supervisa la compañía estatal.

SECCIÓN Energías Limpias