Management

Siete hábitos nocivos para el profesional freelance: cuáles son y cómo cambiarlos

06-07-2017 Muchos sienten que trabajan sin parar, pero por más que se esfuercen, consiguen bajas calificaciones y feedback negativo. ¿Qué están haciendo mal?
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Muchos trabajadores independientes o freelance cometen errores que son fácilmente identificables y pueden significar un giro de 180º en su negocio si se descubren a tiempo. 

Por ejemplo, algunos de ellos sienten que trabajan las 24 horas de los siete días de la semana, pero aún así no consiguen trabajos en forma sostenida.

Y por más que se esfuercen, obtienen calificaciones y feedback regulares o bajos en las plataformas digitales de empleo.

En esos casos es necesario detenerse ante algunas prácticas que para ellos ya son rutina (y por eso no se las cuestionan) pero que necesitan desterrar, ya que perjudican su carrera.

Estos son, según el portal Freelancer.com, algunos hábitos que conviene revisar

1. Tomar más trabajos de los que se pueden manejar
No comprometerse con muchos proyectos sin analizar si se tendrá suficiente tiempo para completarlos con la calidad que el cliente espera.

Antes de ofrecerse para un nuevo proyecto, calcular cuánto tiempo y recursos tomará y cómo aceptarlo impactará en los proyectos que ya se tienen en agenda.

2. No informar a los clientes sobre el status de los trabajos
La comunicación es clave en cualquier relación, personal o profesional. Para evitar tener problemas, es importante mantener una comunicación abierta con el cliente.

Enviándoles reportes del proyecto no solo recibirán actualizaciones de status sino que el freelancer puede mostrarse como un profesional. Hacer esto permite que ambos estén en la misma página.

3. Utilizar expresiones inadecuadas
Aunque se tenga una relación de cercanía con el empleador, siempre es mejor mantener la distancia que los separa. Evitar las expresiones de mucha confianza, ser educado y profesional.

4. No conocer a los empleadores lo suficiente
No todos mantienen un registro de cada proyecto en el que trabajan y de los empleadores con los que colaboraron.

Conocer a los empleadores podría reportar algún beneficio. Y muchas veces pueden ser solicitadas referencias para futuros proyectos, o tal vez ofrecer una sociedad cuando el negocio crezca.

5. Enviar propuestas sin personalizar
A los clientes no les gusta recibir propuestas en las que el "copiar y pegar" sea evidente. Las propuestas sin personalizar hacen creer que no se está interesado en el proyecto.

Escribir una propuesta a medida ayuda a no ser eliminado de la lista de postulantes y a mostrar determinación para ganar los proyectos.

6. Posponer constantemente los plazos de entrega
Así como hay que analizar un proyecto antes de postularse, lo mismo debe hacerse antes de comprometerse con un deadline.

Si al ganar el proyecto y no se puede estimar el tiempo correctamente, posponer los deadlines va a causar malas calificaciones y feedback negativo.

7. Cambiar el precio de un proyecto después de obtenerlo

Esto resulta muy desalentador para quienes contratan freelancers.

Los proyectos a veces son más complejos de lo que los postulantes estimaron inicialmente, por eso se debe conversar sobre ellos detenidamente antes de aceptarlos.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR