Nota Dulce

Se termina la Semana de la Dulzura, pero todavía podés cambiar una golosina por un beso

07-07-2017 Nada mejor que compartir algo rico con la persona que te gusta. Por eso te recomendamos algunas golosinas para festejar con todo esta fecha tan especial
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los primeros días de julio suelen con una propuesta para combatir el frío: La Semana de la Dulzura, que propone cambiar una golosina por un beso.

La efeméride comenzó en el invierno de 1989, impulsada por la Asociación de Distribuidores de Golosinas (ADGYA). La consigna fue todo un éxito y se convirtió en una tradición de los argentinos.

También se ha transformado  en una sana excusa para conseguir que te dé un beso la persona que te quita el sueño.

Tips dulceros
Siempre es difícil buscar en el kiosco la golosina ideal para regalar. A continuación se detallan algunos consejos.

Por ejemplo, si tu persona ideal es un poco esquiva, lo ideal será regalarle un chocolate Dulce de Leche Chocolatería Georgalos, que enamora a todos. Así podrás darle una mano a Cupido y lograr el flechazo.

En cambio, si querés conquistar a alguien en el trabajo, seguro te agradecerá un Full Maní, que le permitirá ponerle dulzura a la tediosa tarde laboral. Y tolerar el pedido de último momento del jefe.

Si estás en pleno noviazgo, lo mejor será Ohtro Snacks, ideales para compartir mientras miran la serie favorita. Pero cuidado: si van a ponerse al día con una maratón de capítulos, es recomendable tener más de una bolsa.

Si ya pasaste por el civil, entonces hay varias alternativas. Para las parejas que se están cuidando, nada mejor que un Chococereal Sin Azúcar, que les permitirá disfrutar de un momento dulce sin culpa.

En cambio, si el plan es caer en la tentación sin reparos, lo ideal será no ofrecer resistencia ante un seductor Bombón De Menta.

Claro que hay quienes aprovechan esta efeméride para saludar a la familia. En estos casos, el Nucrem es éxito asegurado. Un clásico que nunca pasa de moda y es infaltable en la sobremesa.

Viene en varias presentaciones y tamaños, pero son todos deliciosos. Solo habrá que tener en cuenta que alcance para todos.