Negocios

Visa versus Visa: emisora de tarjetas llega al país y se prepara para competir con los grandes bancos

07-07-2017 Prisma, empresa controlada por un grupo de bancos, tenía hasta ahora la exclusividad en la representación de la marca en Argentina
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

A modo de anticipo a la decisión de los bancos locales de vender Prisma, la firma a cargo de la franquicia de la tarjeta de crédito en el país, Visa Internacional decidió desembarcar de manera directa en el mercado argentino y terminar con la exclusividad que tenía esa sociedad en el mercado local.

Así se desprende de un comunicado enviado por la emisora norteamericana en el cual anticipa la designación de un gerente general, la apertura de una oficina y el inicio de sus operaciones de manera directa en el país, más allá del acuerdo que ya la liga a Prisma, empresa controlada por un grupo de bancos que hasta ahora tenía la exclusividad en la representación de la marca en Argentina.

Prisma es propiedad de 14 bancos entre los cuales están el Santander Río, el mayor accionista con el 17,5%; seguido por el Galicia, con el 16,9% y el Provincia de Buenos Aires, con el 9,1%.  

Por contrato con Visa Inc., puede emitir, adquirir, y tener miembros adheridos al sistema Visa, y autorizar a dichos miembros adheridos a emitir y adquirir productos de pago de Visa en Argentina. También provee procesamiento local en el mercado.

En marzo del año pasado, la empresa fue acusada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) de abuso de posición dominante y de conductas anticompetitivas.

Según Esteban Grecco, el titular de ese organismo, Prisma realiza el 58% de las transacciones con tarjetas de crédito del país.  El resto del mercado lo tiene First Data, controlante en el país de Mastercard.

Pero en el caso de Prisma, además controla otros sistemas de pago y de operaciones financieras como Banelco, LaPos, PagoMisCuentas, TodoPago y Monedero.

Esto hace que Prisma y los bancos tengan una integración vertical del negocio al ser propietarios de los equipos POS para procesar, la red de cajeros y los pagos online.

Semejante poder llevó a la CNDC a abrir una investigación por infracción por abuso de posición dominante y potencial carterización en tarjetas de crédito.

La denuncia derivó en fuertes presiones contra las operaciones locales de Visa. Un caso fue la presentación en el Congreso de un proyecto de ley para reducir fuertemente las comisiones que las tarjetas de crédito y débito cobran a sus clientes.

También derivó en la decisión de los bancos de anunciar oficialmente la venta de Prisma, proceso que se encuentra en desarrollo al punto que la semana pasada, los ejecutivos de la sociedad debieron concurrir a la sede de la CNDC para informar a los funcionarios sobre ciertos detalles de la operación.

Es más, en las próximas semanas deberán concurrir nuevamente al organismo oficial que depende del Ministerio de Producción, a cargo de Francisco Cabrera.

Atendido por sus propios dueños
Mientras tanto, el anuncio de Visa Internacional fue bien visto en algunas dependencias oficiales, donde se lo interpretó como un mensaje del grupo norteamericano a su franquiciado local vinculado con el proceso abierto en el país.

Esto, a pesar de que en el comunicado de Visa Internacional se aclara que mantendrá sus vínculos con Prisma, sociedad en la que también es accionista, aunque con una porción minoritaria.

En el comunicado, Visa Inc. anuncia la apertura de su operación en la Argentina “con el fin de acompañar a los diferentes participantes del sector de pagos electrónicos en el país, desde instituciones financieras emisoras y adquirentes hasta fintechs, en el proceso de desarrollo y adopción de nuevas tecnologías e innovaciones en medios de pagos”.

Básicamente, servicios similares a los que ya ofrece su franquiciado, lo cual llevaría a pensar que se podría iniciar un proceso de competencia, aunque desde la propia emisora de tarjetas y de fuentes de Prisma lo descarten.

El comunicado oficial de Visa agrega que su desembarco le permitirá “continuar expandiendo los beneficios de los pagos electrónicos a todos los sectores de la sociedad”.

Es decir, no solamente a los clientes de los bancos dueños de Prisma. También explica el comunicado que Visa Argentina “trabajará de manera cercana para atender la rápida aceleración de la digitalización en el sector, desarrollar nuevas iniciativas y ayudar a reducir barreras para que las personas formen parte de la economía digital”.

Las palabras pertenecen a Eduardo Coello, director general de Visa Inc. para América Latina y el Caribe, quien también anunció el nombramiento de Gabriela Renaudo como gerente general de Visa para la Argentina y el Cono Sur.

La ejecutiva liderará desde Buenos Aires las operaciones en la Argentina, Chile, Bolivia, Uruguay y Paraguay y, según su currículum, tiene experiencia en banca de consumo y tarjetas de crédito, tanto en la Argentina como a nivel regional y tareas en el Citibank y, más recientemente, en el Banco Santander.

El comunicado de Visa Inc. también destaca el actual entorno económico del país, al que observa “altamente propicio para fomentar el desarrollo de tecnología e innovación y aportar en la búsqueda y definición de soluciones para que consumidores y comercios puedan utilizar nuevas formas de pago ágiles, eficientes y seguras”.

Se trata de los mismos servicios que en la actualidad ofrece a través de Prisma. De hecho, Renaudo agregó que la emisora confía en “trabajar mejor junto a instituciones financieras, emisores, adquirentes, comercios, reguladores y otros participantes de la industria para crear nuevas soluciones en pagos electrónicos en el país”.

Quizá un mensaje por elevación a sus socios de Prisma, empresa a la cual el ejecutivo menciona en el comunicado al sostener que los une “relación de larga data” y de la que aclara que tiene una licencia otorgada por Visa International, que le permite afiliar comercios y emitir tarjetas a través de instituciones locales.  

Prisma es una empresa independiente de Visa, y cuenta con manejo propio de sus decisiones operativas locales”, resalta el comunicado, a la vez que aclara que  Visa “continuará trabajando con Prisma, y con otras instituciones interesadas, en llevar nuevas soluciones al mercado”.

Fuentes privadas estiman que la propia Visa Inc. es uno de los candidatos para comprar Prisma, y especulan con que la apertura de la oficina y la designación de un gerente local pueden ser el inicio del desembarco de la emisora norteamericana en su franquiciado local.

Algunos valúan la operación en u$s1.500 millones y estiman que la venta se cierre luego de las próximas elecciones de octubre.

SECCIÓN Negocios