Finanzas
Junto a la suba del dólar, la compra de billetes físicos creció 30% en las últimas semanas
11-07-2017 Según un sondeo realizado por iProfesional entre bancos de la City, a los factores estacionales se le sumó el nerviosismo por la abrupta suba del dólar
Por Leandro Gabin
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La disparada del dólar de las últimas semanas, que llevó el billete a máximos de $ 17,40 en las casas de cambio y entidades financieras, potenció la tan conocida dolarización de los pequeños ahorristas.

Se sabe, el inversor menos profesional termina comprando cuando la divisa sube (por miedo) y no cuando baja (para acumular). Y al ver que el dólar escalaba y ganaba las tapas de los diarios, muchos de ellos terminaron comprando por pánico.

Según un sondeo realizado por iProfesional entre los principales bancos de la City, la compra de dólares billetes de los pequeños ahorrista se incrementó en promedio 30% en las últimas semanas.

Desde las entidades, de todas formas, explicaron el fenónemo: "Hay una sumatoria de cosas. Por un lado, estacionalmente estamos en una época de mayor demanda de billetes por las vacaciones de invierno y porque mucha gente dolariza parte del aguinaldo", relatan.

"Pero, a estos factores se le sumó el alza del dólar que potenció la demanda de billetes. Nosotros calculamos que si estacionalmente la demanda crece entre un 15% y un 20%, en este caso la volatilidad con el tipo de cambio le imprimió otros 10 o 15 puntos adicionales", explicaban desde uno de los bancos privados más grandes que se enfocan en el segmento retail.

Desde otra entidad hacían esta cuenta. A nivel sistema, los bancos venden alrededor de u$s90 millones por día en billetes físicos. Pero debido a la mayor demanda (combo estacional más suba del tipo de cambio) estuvieron vendiendo u$s120 millones como mínimo.

"En nuestro banco hemos tenido, según el día, una demanda que llegó a trepar hasta 50%. Pero fueron jornadas específicas porque el incremente promedio estuvo en torno al 25%-30%", comentaban desde esa entidad.

La compra de divisas, según la estadística del Banco Central, está en torno a los u$s2.500 millones mensuales. Prácticamente la mitad de los que adquieren dólares lo hacen por montos relativamente de hasta u$s10.000 por mes. 

Entre enero y mayo de este año, última información disponible a nivel oficial, los argentinos se llevaron en total casi u$s12.000 millones de los bancos cuando en todo el año pasado, la compra de billetes ascendió a u$s20.000 millones.

Teniendo en cuenta esta tendencia, entonces, este 2017 terminará con un monto muy superior a lo sucedido un año atrás y podría pelearle la pole position al récord pre cepo: en 2011 Cristina Kirchner instauró las restricciones cambiarias y ese año hubo compras por u$s26.000 millones

Calculan en el mercado que el promedio mensual empezará a crecer también por el factor electoral que potencia la mayor dolarización en medio de una contienda que será clave para Cambiemos.

De hecho, esta semana el Central publicará el Balance Cambiario con información a junio donde quedará plasmada la mayor demanda de dólares.

Uno de los consultores más escuchados en la City como Miguel Angel Broda señaló que “la historia muestra que la cercanía de las elecciones muchas veces hace aumentar o cambiar el portafolio de riquezas de los argentinos”.

Si bien insistió que "no estamos en una corrida cambiaria, no hay pánico", admitió que “los resultados de las elecciones van a afectar la demanda de dólares y van a afectar la próxima cosecha”.

¿Cuáles son los factores que se mantienen para estabilizar el tipo de cambio en este nuevo nivel de $17? Según la consultora Econviews, de Miguel Kiguel, las claves son las siguientes:

-Por un lado, los fundamentos económicos siguen mostrando un déficit fiscal relativamente alto y su financiamiento va a ser conseguido fundamentalmente a través del mercado internacional. Eso genera una tendencia a un peso fuerte

-Asimismo, la política monetaria contractiva del Banco Central para contener la inflación también incentiva el ingreso de fondos desde el exterior que vienen tentados por tasas de interés relativamente altas

-Finalmente, si el Banco Central evaluase que la depreciación del peso deja de ser moderada y puede tener un pass-through hacia la inflación que pueda preocupar, entonces podrá usar su bala de plata y vender dólares para calmar la plaza

Un reciente informe de la sociedad de bolsa Tavelli & Cía. resumía el sentimiento predominante en el mercado con lo que vendrá. Al parecer, las turbulencias continuarán y eso potenciará la tradicional decisión de inversión del ahorrista local.

"A un mes de las PASO, el mercado comenzó a dolarizar carteras para resguardarse del riesgo político. Prevemos importante volatilidad en las próximas semanas, y creemos que es necesario establecer una posición conservadora en las carteras", afirmó 

 

 

 

SECCIÓN Finanzas