Tecnología

Samsung va camino a superar a Apple como la tecnológica más rentable

10-07-2017 Los analistas creen que el segundo trimestre de 2017 sería el primero en el que la surcoreana muestre mayores ganancias que la de de Cupertino. Las claves
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Al parecer, Apple ya no será la compañía tecnológica más rentable del mundo. Según los analistas, será Samsung quien gane este juego de tronos.

Es que la firma surcoreana podría reportar ganancias operativas por u$s12.100 millones para el trimestre que termina en junio, lo que representaría un incremento de 72% en comparación con igual trimestre de 2016, según el Wall Street Journal.

Apple estará cerca, con ganancias operativas de u$s10.600 millones, aunque esto se conocería recién en agosto. Sería la primera vez que el gigante surcoreano le arrebate el primer lugar a la firma de Cupertino en ganancias trimestrales.

Ahora, cómo pudo recuperarse Samsung luego del fiasco del Galaxy Note 7 –que le costó pérdidas por u$s5.000 millones– y convertirse como la compañía tecnológica con mayores ganancias del planeta.Líder en semiconductores

Si bien es un sector que luce poco a la vista del usuario, el negocio de los componentes electrónicos ha sido más que rentable para Samsung: alrededor del 60% de sus ganancias operativas provienen de las ventas de chips de memoria, de acuerdo con estimaciones de Morgan Stanley.

Como dato irónico, el 5% de los beneficios son generados por las ventas de chips de memoria a –en más de un segmento– su principal rival comercial: Apple.

Tan exitoso es su negocio de semiconductores que no sólo es líder en este mercado, sino que sus ganancias operativas para el segundo trimestre podrían ubicarse en el 91% de lo que generó la misma división en todo 2014.

A esto hay que añadirle que Samsung, además de ser líder en venta de teléfonos móviles, es el principal jugador en una gran variedad de productos de consumo masivo y dirigido a industrias.

Al tope en smartphones
La línea Galaxy de Samsung le ha traído satisfacciones desde 2011, cuando se convirtió por primera vez en el mayor fabricante mundial de teléfonos móviles.

Para muestra sobra un botón: según Statisa, durante 2016, la serie Galaxy vendió 45% más unidades que el iPhone.

Además, sus últimos lanzamientos –los Galaxy S8 y S8+– han logrado un gran éxito de ventas y consiguieron revertir la catástrofe comercial que el gigante surcoreano el año pasado con los Note 7, cuyas baterías registraron problemas de recalentamiento y hasta hubo casos de explosión.

De hecho, según cálculos de BMO Capital Markets, el dúo de S8 podría contabilizar ventas globales por 15 millones de unidades en el trimestre.

Las últimas cifras de Gartner muestran el dominio de Samsung sobre su competencia:

Y lo mejor de todo es que Samsung también podría beneficiarse del posible éxito del iPhone 8, que se lanzará este año, porque será el proveedor de las pantallas OLED, un mercado donde la firma surcoreana acapara el una participación de 90%.

Aparte, la firma no se detiene: acaba de anunciar una inversión de u$s18.600 millones para ampliar sus capacidades de producción de pantallas y chips en Corea del Sur.

SECCIÓN Tecnología