Marketing

Billetera "mata" hábitos: cómo cambió el modo de consumo de los argentinos

11-07-2017 La pérdida de poder adquisitivo y las exiguas tasas de crecimiento económico de los últimos años provocaron cambios en los comportamientos del consumo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los consumidores argentinos y colombianos fueron los que registraron mayores cambios en sus hábitos de consumo durante el último año en la región, a causa del deterioro del poder adquisitivo del salario y por el crecimiento exiguo de sus economías.

A esto se suma que el nivel de confianza de los consumidores fue "muy variable" durante el último tiempo, en el que Argentina, Brasil, Chile y México sufrieron una baja promedio de 2,3 puntos entre el primer y segundo trimestre de 2016, mientras que en Colombia, Costa Rica y Perú el mismo indicador subió en una media de casi 5 puntos en igual período.

En Argentina particularmente, el deterioro del poder adquisitivo de los salarios, producto del efecto inflacionario de los últimos años, produjo una baja en la venta de productos de consumo masivo, en un contexto en el que "el consumidor busca segundas marcas y una mejor relación entre precio y calidad", según el último informe elaborado por la consultora internacional KPMG.

En lo que respecta a la cuestión inflacionaria, KPMG señaló -en base a datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- "que la mayor parte de los productos de la canasta de ese índice se apreció en una media del 150% entre 2013 y 2016, y los productos de consumo masivo estuvieron entre lo más afectados", remarcó la consultora.

"Este crecimiento en los precios, que no incluye el aumento experimentado en las tarifas de los servicios públicos (durante el último año), determinó que una buena parte de los consumidores fuera a comprar más asiduamente al canal mayorista, donde éstos perciben una diferencia de precios que puede llegar al 30% - 35%", subrayó el informe.

En ese marco, el consumidor busca segundas marcas y una mejor relación entre precio y calidad, algo que también determinó que los shoppings perdieran más ventas que los supermercados y los negocios de cercanía.

"Los argentinos están transformando sus hábitos de compra y, en muchos casos, lo están haciendo de manera radical" puntualizó el informe y remarcó que los consumidores "visitan una mayor cantidad de puntos de venta antes de tomar una decisión de compra, de tal forma de poder efectuar una comparación de precios y mitigar el impacto que la inflación propina en sus presupuestos".

Asimismo, son más racionales en la elección de los productos, al punto de resignar primeras marcas para migrar hacia otras más económicas, y buscan constantemente un equilibrio entre precio y calidad, dice una de las principales conclusiones de informe especial realizado por la firma y titulado "Consumo Masivo, hábitos y puntos de venta" en el que se analiza el comportamiento del consumidor entre los años 2013-2016.

Según el estudio, por este cambio de hábitos las marcas propias de supermercados y de distribuidores han crecido de manera significativa en los últimos años y se espera que esta tendencia continúe a futuro, según MDZOL.

"La proporción de consumidores racionales, es decir aquellos que efectúan un análisis comparativo de precios y opciones antes de realizar una compra, aumentó del 40% al 50% en los dos últimos años y que, a contramano de éstos, la proporción de marquistas, es decir los que prefieren seguir comprando primeras marcas sin importar el precio, cayó en alrededor de 4 puntos en igual período", concluyó el informe.

 

SECCIÓN Marketing