Tecnología
Murió una adolescente electrocutada por usar el celular en la bañera
12-07-2017 En el baño donde ocurrió la tragedia, además del teléfono móvil se encontró el cargador enchufado a la corriente y un cable alargador
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Madison Coe, una estadounidense de 14 años, fue encontrada muerta en la bañera de casa de su padre en Lovington, Nuevo México.

El motivo aparente de la trágica muerte, según la familia, se trata de la caída del "smartphone" en la bañera. El FBI ha tomado las riendas de la investigación.

Los servicios de emergencia recibieron una llamada pasada la medianoche del domingo al lunes. A su llegada aplicaron medidas de reanimación cardiopulmonar pero la joven (en la foto cedida por la familia a medios de EEUU) fue declarada muerta poco después de llegar al hospital.

“Había una marca de quemadura en su muñeca, la que debería estar sujetando el teléfono. Es muy obvio que eso es lo que ha pasado”, declaró su abuela al telediario de las noticias locales. La policía local anunció que la causa oficial de la muerte será confirmada cuando finalice el informe forense.

La estudiante de 8º grado utilizaba su "smartphone" mientras tomaba un baño nocturno. En el baño donde ocurrió la tragedia, además del celular se encontró el cargador enchufado a la corriente y un cable alargador.

De no haber tenido el smartphone cargando en ese momento la joven no habría sufrido percance ninguno. Lo más probable hubiera sido daño por la entrada de agua y jabón en los circuitos del teléfono y poco más, a no ser que se tratase de un smartphone con resistencia certificada al agua.

Estos últimos, amparados bajo la certificación IP68 permiten ser sumergidos ligeramente en el agua de una piscina o lavabo por caídas accidentales, pero no ofrecen mayor seguridad en caso de estar cargando durante ese momento, porque ofrecen el mismo riesgo de electrocución.

SECCIÓN Tecnología