Autos iPro

Autos 0km se "abaratan" en términos de salarios, pero preocupa el impacto de un dólar que es récord

01-08-2017 En la actualidad se necesita el equivalente a 3,4 remuneraciones menos que hace un año para subirse a un modelo mediano. El boom importador y la guerra de promos le puso un techo a los 0Km, que se encarecieron apenas 8% en 12 meses. Sin embargo, el despertar del billete verde preocupa en el sector
Por Guillermina Fossati
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La venta de 0Km se encamina a alcanzar en 2017 el segundo mejor año de su historia. 

Con patentamientos que podrían superar las 800.000 unidades, este sector se convirtió en el gran "caballito de batalla" para un Gobierno urgido por la recuperación de la economía. 

Sin embargo, la clave de este boom no está dado por un salto de la actividad industrial, sino que obedeció principalmente a un fuerte incremento de las importaciones

La crisis de Brasil, que obligó a las automotrices a reforzar sus estrategias para vender más en el país, sumado a las múltiples ofertas y a los descuentos -que llegan hasta los $50.000 en algunos modelos-, ayudaron a "abaratar" los precios de los vehículos, en términos reales. 

Si se toma como cálculo un auto del segmento medio, la cantidad de sueldos que se necesitan en la actualidad muestra una importante contracción respecto del escenario que imperaba hace un año. 

En base a datos del Ministerio de Trabajo, que considera un salario promedio en el sector privado de $23.500, se obtiene que: 

-Para adquirir un modelo mediano, valuado en $340.000, se necesita el equivalente a 14,4 remuneraciones. 

-En 2016, cuando un empleado promedio ganaba $18.200 y el valor del auto medio era $325.000, se necesitaban 17,8 ingresos. 

Esto se debió, básicamente, a que los salarios corrieron muy por encima del valor de los 0Km.

Incluso, el nivel de "esfuerzo" que hoy debe hacer un comprador para subirse a un vehículo nuevo se redujo mucho más si se consideran en el cálculo algunos de los modelos brasileños que siguen llegando a la Argentina a precios bonificados, los cuales evolucionaron a una tasa menor que la inflación. 

En línea con este escenario, un reporte de Abeceb indica que la baja en la cantidad de ingresos que se requieren para acceder a un 0Km se ha ido acentuando en los últimos años.

A modo de referencia: 

-El último mes de diciembre, considerando el "efecto aguinaldo", eran necesarios 10 salarios para cerrar la compra de un vehículo mediano. 

-En tanto que en el mismo período de 2014, había que contar con 17,5 remuneraciones en promedio. 

-Es decir que, en apenas tres años, la cantidad de ingresos se achicó más de un 40%. 

Por qué los autos se abaratan
La mencionada "batalla" de promociones y descuentos se ha convertido en un anzuelo fundamental para motorizar ventas. 

"Estas acciones, que comenzaron por algunas marcas y modelos, terminaron por aplicarse de forma generalizada en toda la industria, a punto tal que hoy los clientes preguntan qué beneficios tienen antes de tomar la decisión de compra", afirma el CEO de una automotriz. 

Cabe destacar que las ventas de vehículos nuevos en Brasil concluyeron el primer semestre con un crecimiento del 3,6%. 

Si bien la suba es tibia, no es un dato menor dado que se trata del primer resultado positivo para ese período desde el año 2013. 

Pese a ello, las perspectivas todavía son cautas: la entidad que nuclea a las terminales del país vecino prevé que se patentarán 2,1 millones de unidades en 2017, un 4% más que en 2016. 

Esta tasa de variación, por cierto, no alcanzaría para enderezar la crisis de esa industria. 

Basta saber que en 2012 los brasileños compraron 3,6 millones de vehículos, un 71% más que la meta que se espera alcanzar este año. 

Por eso es que las automotrices radicadas en la nación vecina seguirán dependiendo de los mercados externos

Y, en este contexto, la Argentina ocupa un lugar preponderante en la estrategia de negocios de las terminales, dado que está absorbiendo el 70% de todos los vehículos exportados por Brasil. 

Para Franco Rolland, economista especializado en el mercado automotor de la consultora Abeceb, "la mayor oferta de vehículos brasileños en la plaza argentina continúa y esto contribuye a contener los precios". 

En tanto, Alberto Príncipe, titular de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), afirma que "los 0Km siguen llegando importados a un costo que está por debajo del de los modelos nacionales". 

Esto, según los expertos, favorece las políticas de ofertas y financiamiento. De hecho, actualmente casi todas las terminales tienen planes a 12 meses y con un 0% de interés. 

Claro que esto está impulsando una "brasileñización" del negocio: en la actualidad, de los 10 modelos de autos más vendidos de autos , 7 provienen del país vecino. 

Qué opciones ofrece el mercado 
El modelo más vendido del mercado es el Volkswagen Gol, con más de 21.000 unidades comercializadas en el primer semestre y un share de casi 6,5%. 

La versión entrada de gama tiene un precio al público de $215.000. Esto significa que, en la actualidad, serán necesarios 9 salarios promedio para subirse a esta unidad. 

Como contrapartida, considerando que en julio del año pasado este modelo estaba valuado en $195.000, se requerían de casi 11 remuneraciones. 

Esto se debe a que el Gol se encareció apenas 10% interanual, muy por debajo de la inflación y de los ajustes que experimentaron los ingresos. 

En el caso del Chevrolet Onix, que se ubica en el top de los autos más vendidos de la Argentina, las diferencias de un año a esta parte son incluso más pronunciadas. 

La variante 1,4 LT cotiza en los concesionarios a unos $263.000. Esto representa, según un relevamiento de Economía & Regiones, una caída en términos nominales del 6%. 

Este movimiento en direcciones opuestas (salarios en alza y precio del 0Km en baja) generó que:

-Al día de hoy se necesiten de 11 ingresos. 

-En julio del año pasado, cuando la misma versión costaba $280.000, un empleado tenía que poner sobre la mesa el equivalente a 4 remuneraciones más para sacar la unidad de la agencia. 

Los más accesibles 
Si se consideran los vehículos más baratos del mercado, entonces el nivel de "esfuerzo" que debe hacer un potencial comprador está en sus valores mínimos en mucho tiempo. 

En la actualidad, queda un único modelo por debajo de la barrera de los $200.000, ya que el resto de los autos económicos, como el nuevo hatchback chico de Geely o el Volkswagen Up! de tres puertas, superaron ese monto.

Así las cosas, el único "sub $200.000" es el Chery QQ, el city car chino que hoy ostenta un precio de $183.000 en su versión de entrada de gama, lo que arroja el equivalente a 7,7 remuneraciones para acceder al mismo. 

El mercado de las 4x4
Las "chatas" conforman la categoría que más viene creciendo, tanto por el impulso del campo como por la creciente demanda de particulares, que le dan un uso más citadino. 

Lo interesante es que, como consecuencia de esta expansión de la demanda -que ya lleva varios años-, en la Argentina ya se fabrican más pick-ups y utilitarios que autos de pasajeros. 

A la hora de ver cómo se abarató el acceso a estos modelos, no sólo resulta útil analizar la performance de los salarios, sino también cómo se movieron los valores de las camionetas en función de la "moneda de cambio" del campo: los granos. 

-En 2015, tomando como base una Toyota Hilux con tracción 4x4 y cabina simple –valuada en ese entonces en cerca de $350.000-, se necesitaba el equivalente a 361 toneladas de maíz. 

-En 2016, la Hilux había subido de precio ($487.000, restyling mediante), pero la eliminación de los derechos de exportación para ese grano operaron en favor del bolsillo de los productores, que pasaron a requerir de apenas 177 toneladas del cereal, es decir, menos de la mitad en apenas 12 meses. 

-¿Cómo es la ecuación en la actualidad?: si bien el precio que se pacta en la Bolsa de Rosario ha sufrido una baja y el valor de la camioneta aumentó en términos nominales, la relación igual sigue resultando más conveniente que en 2015: 220 toneladas, un volumen 40% más bajo.

El dólar mete presión
Según los últimos datos disponibles, los patentamientos avanzan en julio en terreno positivo, con una tasa de variación del 15% respecto del mismo mes de 2016. 

En este contexto, la disparada del tipo de cambio de los últimos días funcionó como un factor que empujó a los compradores a los salones de ventas. 

No sólo a aquellos que tienen dólares en las manos y ahora ven que les rinden más para comprar una unidad valuada en pesos, sino también a los que temen que este incremento de la divisa impacte en las listas de precios. 

Tras varios meses rondando los $16, el hecho de que el billete verde haya trepado hasta los $18 generó preocupación en esta industria. 

Básicamente porque esta suba que rondó el 10% podría traducirse en un incremento de los valores de los vehículos, considerando que más del 60% de las unidades que se comercializan en el mercado interno son importadas y que el 70% de los componentes que se utilizan para producir un 0Km en el país vienen del exterior

"Se rumorea que las listas de agosto van a llegar con algunos ajustes", plantea el directivo de una red de concesionarios. 

Cabe destacar que el mes pasado, los precios de los diez modelos más vendidos acumularon un alza interanual de apenas 8%, es decir, 15 puntos por debajo de la inflación acumulada en el período.

SECCIÓN Autos iPro