Tecnología

Desarrollan en la Argentina una plataforma digital de producción agrícola que se usará en Europa

13-07-2017 La filial local de Monsanto lanzó Prescripciones Dekalb para mejorar rindes y evitar riesgos en la cosecha de maíz. Es gratis para sus clientes argentinos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La Argentina es uno de los principales productores agrícolas globales y ahora también "exporta" una plataforma digital para maximizar los rindes de la producción de maíz.

Se trata de Prescripciones Dekalb, un sistema desarrollado por la filial local de Monsanto que utiliza Big Data –análisis de grandes cantidades de información– para asistir al productor en lograr los mejores resultados.

El desarrollo requirió una inversión de $115 millones en los últimos 5 años y todos los clientes de la multinacional pueden utilizarlo sin costo. Promete aumentar los rindes en entre un 6 y un 10 por ciento, así como reducir los riesgos de cosecha 40%.

"Lo que hicimos fue juntar 35 capas de datos, porque una muestra de suelo se puede interpolar y llevar a una capa georeferencial. Empezamos a recolectar muestras cada 0,4 hectáreas", confió a iProfesional Pablo Talano, líder de Soluciones Agronómicas Integradas de la compañía.

"Estas 35 capas son las relacionadas a la altimetría y sus derivados topográficos, que son unos 14; a todo lo que tiene que ver con los valores químicos del suelo, los nutrientes; y a lo físico, como la textura, entre otros", completó.

Con imágenes satelitales de los últimos 20 años, la base de datos y todos los mapas productivos disponibles, la empresa analizó los datos utilizando herramientas estadísticas y matemáticas para realizar pronósticos para años secos, normales y húmedos.

"Eso permite establecer el escenario productivo y determinar cada diez metros cuadrados cuál es la densidad de sembrado para lograr el mayor rendimiento. Por eso las prescripciones son únicas para cada híbrido de maíz y para cada productor", remarcó Talano.

Para ello, un proveedor local de Monsanto obtiene muestras del suelo del productor que será analizado. Una semana más tarde, esos datos son cargados en el sistema para que se pueda acceder a las Prescripciones.

Tanto el almacenamiento de los datos, como la ejecución de los algoritmos se realizan a través de la infraestructura de Amazon, lo que asegura alta disponibilidad de la información y un rápido acceso; mientras que la página web de Monsanto funciona como un integrador que permite al usuario loguearse y visualizar las Prescripciones.

Como ventaja adicional, los datos pueden sincronizarse con maquinaria agrícola de última generación, logrando que los productores obtengan mayores posibilidades.

"Las empresas Precising Planting y The Climate Corporation tienen una plataforma particular para agricultura de precisión, aunque todavía no está disponible en la Argentina. Se llama Field View, así que los datos de Prescripciones Dekalb se pueden ver en el iPad y aplicar directamente en la sembradora", detalló el ejecutivo.

Por otra parte, Prescripciones Dekalb recibe actualizaciones a partir de datos nuevos de los proveedores, para que esta herramienta vaya evolucionando en base a esa información.

Las posibilidades del desarrollo despertaron el interés en el exterior, por lo que se implementará en otros países donde opera Monsanto.

"La semana pasada estuve en un evento en Venecia y estuvimos acordando llevar la herramienta a Europa. Es impresionante hasta dónde pudimos llegar en una empresa como Monsanto con un desarrollo local", afirmó Talano.

Máximo rendimiento
Durante el lanzamiento de esta plataforma, Juan Moreno, gerente de negocio de Maíz, explicó que a la combinación del ambiente y las prácticas agronómicas ahora "se suma la Ciencia de Datos, que a través de Prescripciones permitirá sembrar maíz con un grado de precisión como nunca antes".

Pablo Talano y Juan Moreno, de Monsanto

 

"La aplicación de prescripciones permitirá lograr la máxima expresión de los maíces Dekalb", aseguró el ejecutivo.

Además, señaló que "la agricultura moderna y la aplicación del uso de datos en la producción a campo son la clave para generar un salto tecnológico en los rendimientos y mejorar la competitividad del cultivo de maíz en la Argentina".

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR