Economía
El sector tabacalero, en alerta por la pérdida de 10.000 puestos de trabajo
14-07-2017 La actividad experimentó desde 2015 una importante contracción del negocio, como consecuencia del incremento de la carga impositiva
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La actividad tabacalera experimentó desde comienzos del 2015 una importante contracción que se tradujo en un achicamiento del negocio y la pérdida de unos 10.000 puestos de trabajo, como consecuencia del incremento de la carga impositiva.

El 79,80% del precio de un atado de cigarrillos corresponde al pago de distintos impuestos y tanto fuentes del sector productivo como de las tabacaleras, reconocieron a DyN que la actividad sectorial comenzó a desinflarse luego de que en mayo de 2016, el Ministerio de la Producción dispusiera incrementar la carga tributaria del 69 a casi el 80 por ciento.

Así a través de un decreto de la Casa Rosada se dispuso elevar la alícuota de Impuestos Internos para el tabaco del 60 al 75 por ciento.

En la región, la carga impositiva sobre los cigarrillos alcanza al 76% en Chile, seguido por Brasil, con un nivel del 66%, Uruguay con el 61%, Bolivia con un 34%, y Paraguay con un gravamen del 14 por ciento.

En el caso de Argentina, un 58,2 puntos porcentuales del precio de venta al público al pago de Impuestos Internos, a los que se le suma el Fondo Especial del Tabaco (FET), con 9,6 puntos.; Fondo de Asistencia Social (FAS), con 7 puntos.; IVA, con 4,1; e Ingresos Brutos, con 0,5 puntos porcentuales de la estructura fiscal.

Por esta vía el Estado recaudó en el 2016 más de $46.000 millones, donde un 11% es destinado al FET.

Según un informe de la consultora Economía & Regiones, tras el ajuste impositivo dispuesto en mayo de 2016 y los sucesivos incrementos de precios promovidos por inflación, la producción y cosecha experimentó una caída del 20% en el ciclo anterior.

En tanto, desde mayo de 2016 a abril pasado, la venta de cigarrillos experimentó también una reducción del 14%, hecho que puso en estado de alerta a todo el sector.

La crítica situación que ofrece la actividad se traduce también en una merma sensible en la cantidad de personas que dependen de la actividad tabacalera: según datos oficiales, como los que provee el INDEC, entre fines de 2014 y el 2016 se verifica la reducción de 9.400 empleos.

El informe de Economía & Regiones el 2014 se reportaba un total de 258.727 trabajadores, con más de 45.000 en el sector primario, casi 6.000 obreros en acopios y fábricas, y 203.000 puestos de venta.

Según la misma consultora y en base a números oficiales relevados, ya en el 2016, la cadena del tabaco reportaba un total de 249.327 trabajadores dependientes de la producción, comercialización e industrialización a nivel nacional.

SECCIÓN Economía