Tecnología

Estacionamiento "inteligente": una app argentina permite encontrar lugares libres y pagar tarifas

03-08-2017 Estaciona.com ofrece una plataforma que promete olvidarse de los cospeles y brinda datos estratégicos para gobiernos. Deberá competir con oferentes internacionales pero posee un diferencial: tableros LED en esquinas que informan si es mejor doblar o seguir derecho para hallar un espacio disponible
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La pesadilla ocurre cada vez que se desea estacionar en la ciudad de Buenos Aires: dar una, tres o 20 vueltas buscando un lugar. Una vez que se encuentra uno, queda tan lejos del destino que la angustia por la demora ante un compromiso se convierte en resignación. Y al regreso, como si fuera poco, es probable que uno se olvide dónde quedó el auto.

Para evitar esta odisea, una startup argentina ofrece a los municipios la instalación de un sistema de sensores en la calle que permite a los ciudadanos consultar en su celular dónde hay un espacio libre cerca de su ubicación y hasta abonar la tarifa de estacionamiento medido directamente desde el teléfono.

"Estábamos trabajando en un emprendimiento y cada vez que teníamos que estacionar en Capital demorábamos al menos 20 minutos en encontrar un lugar, más otros 20 en dar con el kiosco de venta de cospeles. Transitar esa situación prehistórica fue lo que nos impulsó a idear un sistema de estacionamiento medido inteligente", explicó a iProfesional Kevin Pocovi (24), CEO de Estaciona.com y Licenciado en Economía y Ciencias Políticas por la Universidad de Miami.

"Estaciona.com es un sistema de estacionamiento medido que se enfoca en brindarle al usuario un servicio ágil y placentero. La plataforma cuenta con una app que permite ver la ocupación del estacionamiento público y abonar la tarifa remotamente. Con estas herramientas a mano, el conductor se ahorra un promedio de 15 minutos en el proceso de encontrar y pagar estacionamiento", aseguró el emprendedor.

En este sentido, esta tecnología permite olvidarse de las "fichas" para estacionamiento, ya que la misma app ofrece la posibilidad de pagar con tarjetas de crédito y débito. Además, en los kioscos se puede comprar saldo prepago, o abonar la tarifa con tarjetas de crédito o débito, efectivo y tarjetas magnéticas, sin necesidad de contar con la aplicación.

Además de Pocovi, el equipo de la startup se completa con el mexicano Scott Barrera (26), Licenciado en Finanzas por Universidad de Miami; y el argentino Conrad Lagorio (25), arquitecto de Software por la UADE. Pero como el proyecto está creciendo, están convocando a ingenieros, programadores, desarrolladores y diseñadores que quieran sumarse.

Por otro lado, detrás de Estaciona.com hay una plataforma que los gobiernos pueden usar para visualizar la actividad de los vehículos y planear estratégicamente el desarrollo urbano con miras a mejorar el tránsito. Actualmente, se está utilizado como prueba piloto en las calles del partido bonaerense de Vicente López.

Con respecto al fondeo, Pocovi asegura que están invirtiendo recursos propios, aunque mantuvieron conversaciones con varias empresas que desean sumarse al emprendimiento. También se acercaron al gobierno porteño para instalar la solución en la ciudad de Buenos Aires.

El equipo de Estaciona.com: Kevin Pocovi, Conrad Lagorio y Scott Barrera.

"Estuvimos en contacto con el Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología para que estén al tanto de nuestra propuesta, que consideramos superadora. Fue cuando tuvimos conocimiento de que las empresas extranjeras que quieren tomar el sistema de estacionamiento de CABA ofrecen sus sensores y parquímetros a un precio entre 10 y 20 veces mayor", resaltó Pocovi.

En este sentido, el emprendedor aclara que el equipamiento que ofrece Estaciona.com para los kioscos tiene un valor 20 veces inferior a los parquímetros que las otras empresas oferentes quieren instalar en la Ciudad.

Esta reducción de costos se basa –en gran medida– en que los emprendedores fabrican sus propios sensores, lo que también redunda en una mayor agilidad en cuanto al tiempo de implementación.

"Si bien los componentes se importan, como en la mayoría de los casos, nuestro equipamiento es ensamblado en Argentina y la mano de obra es local. La implementación es sencilla y ágil. Si consideramos como ejemplo la ciudad de Buenos Aires, la instalación de los sensores tardaría alrededor de seis meses, siendo luego funcional en menos de un mes", ejemplificó el emprendedor.

Pero, además, Estaciona.com tiene un as bajo la manga con respecto a otras empresas competidoras: señalización en la vía pública que indican la cantidad de espacios de estacionamiento disponibles, al estilo de la playa de estacionamiento de un conocido shopping porteño.

"Hasta el momento, somos los únicos que ofrecemos la conexión a tableros LED en las intersecciones de las calles. Estos tableros ofrecen al conductor tener a la vista y en forma segura la información de lugares libres, y así seguir derecho o doblar en la esquina", se explayó, entusiasmado.

Según datos oficiales, en la Capital circulan 1.800.000 autos particulares diariamente –sin contar 37 mil taxis y 10 mil colectivos–, pero sólo existen 644.000 espacios para estacionar. De ese total, hay 334.654 lugares permitidos para usar durante el día (la cifra aumenta a 452.196 durante la noche).

Con la nueva Ley de Estacionamiento Medido, se podrá dejar el auto gratis en el 73% de esos espacios permitidos (unos 244.000 lugares), mientras que en el resto habrá que pagar una tarifa. También promueve cambiar los parquímetros por terminales multipropósito. La norma fue aprobada a finales del año pasado por la Legislatura, aunque se "congeló" en julio durante tres meses tras una cautelar presentada por legisladores de la oposición.

Pero cuando entre en vigencia, habrá que añadirle otro problema al reducido espacio gratis para estacionar: qué pasará con los frentistas.

"Con nuestra solución, los vecinos puedan dejar sus vehículos cerca de sus casas sin tener que abonar. Nuestra plataforma permite que los que viven en Capital estén exentos del pago de estacionamiento en un radio de dos cuadras de sus domicilios gracias a la tecnología de geolocalización que utilizamos", remarcó Pocovi.

Claro que no es el único proyecto que está desarrollando Estaciona.com. La empresa trabaja en otra cuestión vial antipática para los conductores: que al auto se lo lleve la grúa.

"Consideramos el acarreo como un sistema violento que no educa, por lo tanto nuestro próximo paso contempla la educación al ciudadano para lograr que el estacionamiento medido funcione correctamente y que la gente no sienta miedo de que su auto sea acarreado cada vez que estacione en las calles de CABA", destacó.

Al utilizar recursos propios, los emprendedores tienen decidido reinvertir las ganancias para seguir desarrollando sistemas de calidad a precios competitivos para dotar de inteligencia a las ciudades.

"Es un tren que está pasando y solo aquellos países en desarrollo que lo aprovechen lograrán sacarle rédito al futuro tecnológico que nos espera", concluyó Pocovi.

SECCIÓN Tecnología