Economía
Reforma impositiva: según el BBVA, dependerá del resultado de las elecciones
14-07-2017 La entidad bancaria asegura que una victoria de Cambiemos le aportará mayor capital político. Además señala que la inflación de 2017 cerrará en 19,5%
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La inflación de 2017 se ubicará en el 19,5%, levemente superior a la meta oficial de 17%, y el perfil de la reforma impositiva que analiza el Gobierno dependerá del resultado que obtenga en las elecciones de octubre, especialmente en la de senador por la provincia de Buenos Aires.

Esas son las principales conclusiones del informe dado a conocer hoy por BBVA Researchs, en el que además se destacó que "la economía argentina entró en su tercer trimestre consecutivo de recuperación" y se prevén crecimientos del 2,8% en 2017 y 3% en 2018.

"El resultado de la elección de senadores por la provincia de Buenos Aires tendrá importante influencia sobre la fortaleza política del Gobierno y la gestión de la política económica", advirtió el equipo de investigadores del BBVA, que agregó que "es poco probable que cambie notoriamente la composición de fuerzas en el Congreso y el oficialismo seguirá necesitando el apoyo de otros partidos para conseguir la aprobación de leyes claves.

En lo que respecta a la elección de senadores en la provincia de Buenos Aires, consideraron que "un resultado fuertemente adverso para Cambiemos (de muy baja probabilidad) podría aumentar el costo del financiamiento y obligar al Gobierno a realizar un ajuste fiscal más rápido, con un posible impacto negativo sobre el nivel de actividad económica".

"Por el contrario, una victoria contundente le daría mayor capital político para realizar reformas estructurales y mejorar la productividad de la economía", señalaron.

Al respecto, puntualizaron que "una caída sustancial en el riesgo país permitiría financiar un déficit mayor y avanzar más rápidamente con la eliminación de impuestos distorsivos a nivel nacional y provincial, potenciando el crecimiento de mediano plazo".

No obstante, admitieron que "es poco probable que la reforma (tributaria) implique una baja sustancial de impuestos en el corto plazo" si es que se mantiene el propósito de bajar el déficit primario en un punto porcentual del PIB.

"Lograr un déficit primario de 3,2% del PIB en 2018 luce más ambicioso ya que implica una reducción del gasto de 1% del PIB a lograr básicamente a través de la reducción de subsidios energéticos y de transporte ya que, en un sendero de desinflación, las jubilaciones y subsidios sociales continuarán aumentando en términos reales debido a su indexación a la inflación pasada", subrayaron.

 

SECCIÓN Economía