Finanzas

Con la mira en la inflación y en vencimiento de $532.000 millones, el BCRA "recalcula" las tasas

17-07-2017 Este martes el Banco Central realiza la licitación de Lebac con la obligación de renovar un nivel cercano al máximo histórico, pero en los últimos días en el mercado secundario comenzó a subir notoriamente su rendimiento para poder darle mayor atractivo a los ahorristas. El alza de precios golpea
Por Mariano Jaimovich
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Con la mira de reojo en la inflación y en el dólar, esta semana comenzará muy movida para el Banco Central, ya que el martes tendrá que renovar nuevamente un nivel récord de Lebac, muy similar al histórico del mes pasado, y para poder lograrlo en los últimos días comenzó a subir de forma notable la tasa de interés que se negoció en el mercado secundario.

De hecho, el viernes la rentabilidad de las Letras del BCRA a más corto plazo, 33 días, cerró a 26,5%, por encima del 26,25% de la tasa de Política Monetaria fijada de forma quincenal por la entidad monetaria, el martes pasado

Uno de los principales motivos de esta alza en los rendimientos se relaciona a que ahora vencen Lebac por unos $532.000 millones, lo que representa casi el 63% de todos los pesos que circulan en la economía (Base Monetaria).

Cabe recordar que en la anterior licitación de estos papeles, correspondiente al 19 de junio, caducó una cifra muy cercana que marcó un récord histórico de $547.042 millones, y el organismo conducido por Federico Sturzenegger sólo logró renovar apenas unos $424.000 millones.

Claro, el mes pasado no modificó la tasa de interés, y para el más corto plazo (fue de 28 días en dicha fecha) fue de 25,5%, unos 100 puntos básicos menos de lo que se operó el viernes en la plaza secundaria.

Por lo que en el mercado se barajaba con mucha fuerza que el Banco Central convalidará esta semana estas nuevas referencias cercanas al 27% anual para incentivar a los ahorristas y poder incrementar las colocaciones de Lebac.

Sobre todo, en un ambiente electoral, ya que es la última licitación en la previa a las PASO.

De acuerdo a analistas de Consultatio, la suba de los rendimientos de las Lebac es más pronunciada en el tramo largo que en el corto de la curva, "anticipando que la baja de tasas puede demorarse más tiempo que lo que estaba previsto".

De hecho, estas nuevas ganancias otorgadas por las Letras en pesos generaron que muchos bancos y empresas vuelvan a desarmar posiciones en dólares, y se vuelquen a estas inversiones en moneda nacional.

Esto generó que el precio de la divisa estadounidense descienda nueve centavos en la última rueda hábil, hasta los $16,86 en la plaza mayorista.

También esta medida se propone causar un impacto en la inflación, que en el último tiempo se ha reavivado y está superando las expectativas que se había propuesto el BCRA para la segunda mitad del año.

"Son tasas -que reales superan los 5 puntos (porcentuales) o más según donde se ubiquen las expectativas- resultan atractivas dentro de un marco de dólar más estable, y que más allá de la volatilidad de corto, mantiene contenidas sus proyecciones", indican desde Portfolio Personal.

Y completan que "la condición (o una de ellas): creer que el BCRA será exitoso en ir llevando la inflación mensual más cerca del 1% con el correr de los meses. Esto en una historia reciente que muestra también un descenso más lento de lo esperado en la inflación núcleo, y que en consecuencia en un escenario en donde el organismo es consistente con su política de objetivo de inflación, se entiende tendrá su foco en mantener una política monetaria contractiva".

Por lo tanto, "la herramienta seguirá siendo la tasa de interés".

Esto se debe a que en un esquema de metas de inflación, el ente monetario controla la tasa. Por lo que si el alza de los precios de la economía está por encima de la trayectoria deseada, tiene que subir el interés para "convencer" a los agentes económicos que la inflación va a bajar.

"Si logra convencerlos, la inflación terminará bajando. Por el contrario, el Central bajará la tasa de interés sólo en la medida que tanto las expectativas de inflación como la inflación observada tiendan a bajar", resumen desde Economía & Regiones.

"Excelente el Banco Central dando señal gradual de tasa corta de Lebac para frenar la escalada del dólar y evitar el derrame en inflación: mejora el tipo de cambio real", afirma Federico Furiase, Economista del Estudio Bein.

Según Consultatio, el nuevo nivel de tasas revive el atractivo por el peso, y muy posiblemente forzará un reacomodamiento del resto de las curvas en moneda nacional (BADLAR y CER).

Así, considera que el "retorno de Lebacs ajustado por riesgo es imposible de igualar con el resto de los instrumentos".

Política monetaria
Con la mira en la inflación, el dólar y las elecciones, el Banco Central parece haber cambiado su estrategia y por el momento todo apunta a que la baja de las tasas de interés será más delante de lo previsto.

Los analistas de Consultatio creen que este movimiento contiene un mensaje más importante que la suba de tasas en si misma: "Al incrementar el rendimiento de las Lebac largas más que el de las cortas, lo que está surgiendo es que planea demorar más de lo previsto la baja de tasas".

Así, sostienen que en las previsiones de mercado eso iba a suceder hacia fines de agosto, pero que hoy el escenario es que lo haga recién en septiembre, después de haber tenido el dato de inflación de agosto, "presumiblemente más benigno que el de julio", donde impactarán los incrementos de precios de naftas, prepagas y expensas.

Desde Economía & Regiones son lapidarios: "Actualmente, el proceso desinflacionario está abortado", por lo que en este marco descartan por completo que haya baja de interés en el cortísimo plazo.

"La discusión del cortísimo plazo pasa por si el BCRA sube la tasa todo lo que es necesario, o por el contrario sigue siendo parsimonioso y la sube sólo ‘un poco'", se preguntan desde E&R.

Lo positivo para el Gobierno es que en un clima eleccionario, el alza en los rendimientos reforzará el atractivo por el peso en la última parte del año.

"Luego de la corrección que registró en junio, el carry trade va a volver a estar en el radar del mercado", sentencian desde Consultatio.

Otro de los efecto es que este movimiento fuerza el repricing de todas las curvas en pesos: BADLAR, CER y Botes.

"Si el activo más liquido y menos riesgoso del mercado tiene hoy mayor atractivo, eso no va a ser gratis para el resto, que muy posiblemente registren una performance peor que las Lebacs", concluyen desde la mencionada firma de Asset Management.

Y concluye: "En su proceso de construcción de credibilidad, el Banco Central está muchas veces forzado a reaccionar en algunas decisiones. Esta tal vez sea una de ellas. Pero en cualquier caso, lo que resulta claro es que ir en contra de este impulso puede resultar caro".

 

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR