Politica
Macri: "Gils Carbó no tiene autoridad moral para continuar en su cargo"
16-07-2017 El Presidente se refirió a la procuradora general de la Nación, quien esta semana fue llamada a indagatoria por irregularidades en la compra de un edificio, y volvió a pedir su renuncia                                                   
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El presidente Mauricio Macri precisó este sábado durante una entrevista radial que la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, no tiene "autoridad moral" para continuar en su cargo. Además, volvió a pedir la renuncia de la funcionaria. 

"Espero que en algún momento la Procuradora se dé cuenta y, si no, que el Congreso saque un informe de la bicameral y avancemos en un proceso para poder tener un procurador que esté a la altura de las circunstancias" manifestó el mandatario.

Acerca de la citación a indagatoria de Gils Carbó, Macri opinó que "este es un elemento más para demostrar que no tiene autoridad moral para ejercer el cargo de Procuradora; no solo es militante kirchnerista, sino que no ha impulsado la lucha contra el delito, ni la lucha contra la corrupción porque ha dilatado todos los procesos de investigación sobre hechos de corrupción del Gobierno anterior". 

El jefe de Estado recordó durante una entrevista rasial el "rol" fundamental que tiene el Procurador y sostuvo que "es el que conduce la investigación de un país, es el que investiga por cuenta y orden de todos los ciudadanos las cosas que son graves, delitos graves como es la lucha contra el narcotráfico, que la hemos hecho sin la colaboración de ella". 

Además insistió: "No confío en ella como Procuradora, no solo porque interrumpe las investigaciones de corrupción del gobierno anterior e inventa las actuales, sino porque no combate en serio el delito, que es lo que le preocupa a la gente, el avance de la violencia en las calles, la delincuencia, el narcotráfico".

Por su parte, Gils Carbó, confirmó que se presentará a declarar ante el juez federal Julián Ercolini, quien la citó para el 31 de agosto por la compra del edificio de la Procuración y redobló su apuesta contra las críticas que recibe del Gobierno al advertir que tener una causa judicial no es "impedimento" para ejercer funciones, dado que el presidente Mauricio Macri "llegó al cargo procesado".

"La Justicia seguirá haciendo su trabajo y yo sigo con la responsabilidad de no dejar al Ministerio Público Fiscal en una situación de grave debilidad institucional", argumentó la funcionaria quien señaló que "no puede" irse "ante un pedido de un fiscal hecho con tanta liviandad, con hipótesis tan poco creíbles". 

En ese contexto, sacó a relucir su relación con el papa Francisco, al rememorar que el Pontífice le "anticipó que iba a tener problemas" y le pidió que no tuviera "miedo" porque "eso es lo que sucede a los que eligen el camino de proteger a los débiles".

"Me han dicho muchos que, en esta situación, tengo que renunciar, pero recordemos que el presidente de la Nación llegó al cargo procesado, con procesamiento confirmado por la Cámara. Queda claro que no es un impedimento para un cargo", concluyó la procuradora.  


SECCIÓN Politica