Management

El segundo ajuste salarial del año será entre 1% y 4% mayor que lo previsto por las empresas

19-07-2017 Alrededor de la mitad de las empresas modificarán sus estimaciones al alza para el segundo semestre. Los aumentos serán dispares, y en algunas industrias se supera ampliamente el promedio general. El panorama para 2018 es aún una incertidumbre
Por Paula Krizanovic
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El 75% de las empresas argentina que planea modificar sus presupuestos salariales en el segundo semestre del año, tiene previsto otorgar a sus empleados fuera de convenio mayores incrementos que los que estimaron inicialmente.

Del acuerdo a un relevamiento electrónico llevado a cabo en junio por la consultora Willis Towers Watson, el 68% de las compañías prevé recalcular el segundo ajuste salarial pautado para ese año.

Si bien a primera vista la cifra despierta sorpresa, en la Argentina esta historia es bastante conocida. "Teniendo en cuenta el contexto inflacionario por el que hemos transitado en los últimos 15 años, es bastante habitual que las empresas hayan desarrollado un presupuesto original y que lo tengan que ir ajustando según evolucionen ciertas variables (inflación, negociaciones sindicales, resultados del negocio)", dijo al respecto Marcela Angeli, directora del área de Gestión de Talento y Compensaciones de WTW.

De ese total, el 48% lo incrementaría entre uno o dos puntos porcentuales por encima de lo previsto. Otro 16% lo llevará entre 3% y 4% más arriba.

El 10% de las firmas consultadas que anticipa modificaciones en el presupuesto lo elevarán hasta 6%, y un 1% incluso le añadirá hasta siete puntos porcentuales.

Asimismo, un 25% de las empresas relevadas adelantaron que prevén cambios a la baja respecto de sus estimaciones iniciales, aunque la mayoría solo de entre 1 y 2 por ciento.

Para definir estos cambios, el factor que más pesa en el cálculo de las áreas de Recursos Humanos es el de mantenerse competitivas en el mercado.

En segundo lugar, se ubicaron la evolución de indicadores económicos y laborales, y por último, los resultados y rentabilidad de la propia compañía.

Asimismo, el 90% de las compañías consultadas por Willis Towers Watson afirmó que ya pagó o proyecta pagar los bonos por resultados.

De ellas, el 30% abonará más del 90% y hasta el 100% del bono target, y un 36% incluso superará el objetivo.

 

"En términos generales diría que es una distribución muy parecida a los dos últimos años", confirmó Angeli al ser consultada por iProfesional respecto de qué indican esos porcentajes respecto de la performance de las empresas en Argentina.

Por industrias
El promedio de aumentos salariales se ubicó en 26,8% anual, de acuerdo a las respuestas que obtuvo en junio Willis Towers Watson.

Un 33%, sin embargo, modificó durante el año sus previsiones de inflación, que redundaron finalmente en 24,2% para 2017.

En ese marco, algunos sectores se vieron más favorecidos que otros. Los empleados del ámbito de Comunicaciones habrían recibido un aumento salarial por encima del 30% anual.

"Yo diría que es una de las industrias que tiene la mayoría de su dotación bajo convenio, razón por la cual muchas empresas han extendido el mismo porcentaje de incremento al personal fuera de convenio", evaluó la ejecutiva de WTW.

El caso es similar al de la industria farmacéutica, donde los ejecutivos tuvieron un alza del 29 por ciento.

En el otro extremo de la tabla se ubicó el área de energía, con subas del 23,1%, y la petrolera, que otorgó incrementos del 24,5% en promedio.

¿Porqué esos dos sectores quedaron tan rezagados respecto de los aumentos promedio? Angeli lo atribuye sobre todo al clima externo antes que a los vaivenes de la economía local: "La principal razón está dada por el contexto del sector petrolero en el mundo a raíz de la baja drástica en el precio global del petróleo".

La especialista quiso destacar en este análisis que, independientemente de los distintos porcentajes de aumento que otorgó cada sector, no hay tanto margen de diferencia entre ellos, a diferencia de años anteriores.

"En realidad en los últimos años, una vez que llegamos a fin de año con él incremento real otorgado, se detecta aún más la homogeneidad entre los sectores", añadió.

Mirar hacia el futuro
Para 2018 el panorama es aún difuso. Willis Towers Watson aclaró que pocas compañías pudieron ofrecer precisiones, ya que solo el 24% de las firmas relevadas ya se encuentran trabajando en la preparación del presupuesto para el año que viene.

En su análisis están considerando una inflación promedio estimada del 20% y un tipo de cambio promedio de 18,31 pesos.

Y en ese marco se estiman subas salariales en promedio de 22%, repartidas en general en más de un ajuste durante el año.

 

SECCIÓN Management