Negocios

Se necesita el doble de dólares que hace 10 años para comprar el mismo departamento

17-07-2017 Relevamientos del mercado revelan que en los barrios más demandados de Capital Federal, la suba superó el 120%. Y, en el último año, el alza promedio rondó el 9 por ciento                                                           
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Hace 10 años, con u$s84.000 podía accederse a un departamento de 70 metros cuadrados en el barrio porteño de Belgrano. Hoy esa unidad cuesta u$s208.000, más del doble.

Lo mismo sucede con un piso de 100 m2 en Palermo. En 2007, costaba u$s125.000 y ahora se necesitan u$s331.000 para acceder a él. Y la historia se repite en otros barrios con valores inmobiliarios más baratos como Constitución. Con el presupuesto que demandaba una década atrás, hoy no alcanza para comprar una unidad de las mismas dimensiones.

Los valores de los departamentos en Capital Federal se duplicaron en promedio en los últimos 10 años y hoy tocan récords en dólares, según datos de relevamientos del mercado, como los de Reporte Inmobiliario y Properati.

Hoy no se consigue en toda la ciudad pagar el metro cuadrado a menos de 1.500 dólares.

En la otra punta, el barrio porteño más caro se consolida sobre los u$s5.300, en Puerto Madero.

Una zona de costo medio y muy demandada como Caballito pasó de u$s1.100 en 2007 a los actuales u$s2.450, es decir que una década aumentó más de 120% en dólares.

Gabriel Gruber, CEO de Properati, calculó que la variación interanual de los valores promedio de las propiedades en Capital Federal a junio fue de 8,6% en dólares, es decir muy por encima de la inflación. En el primer semestre, según los relevamientos de ese sitio de búsqueda de inmuebles, se acumula un incremento de 1%, según El Cronista.

En la última década, la tendencia siempre fue al alza en dólares, con excepción del 2014 donde hubo una caída pronunciada como resabio del cepo y el peor año para las operaciones inmobiliarias.

En el mercado, los operadores coinciden con que esta tendencia continuará en el corto plazo. Pero aún se estudia el impacto que tendrán en esta evolución los créditos hipotecarios, que hace un año atrás no estaban disponibles.

Según José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, en cambio, habría un efecto de "compensación". Sucede que desde el fin del cepo cambiario, y por lo tanto con la posibilidad de acceder a dólares, muchas propiedades que estaban destinadas al alquiler se volcaron al mercado de la venta.

En teoría, el crecimiento de la oferta debería atenuar las subas en un contexto de recuperación. Pero el lanzamiento de nuevas líneas de créditos hipotecarios ajustados por UVA y UVI y el ProCreAr amplían también la oferta y podrían generar una tensión en los precios.

Rozados cree que por ambas razones, los valores tenderán a equilibrarse aún con ciertas excepciones. El especialista observa una escasez de oferta para algunos tipos de propiedades con respecto a los segmentos de valor y las condiciones para escriturar.

En el caso de los créditos ProCreAr, señaló, las propiedades rondarían los $2 millones y ese sería una franja de valor que estaría afectada porque además al tratarse de los inmuebles de menores costos hay menos oferta. Para ampliarla, según Rozados, será necesario implementar incentivos para que haya más unidades terminadas que puedan conseguir sus finales de obra para estar aptas para escriturar.

 

SECCIÓN Negocios