Negocios

Tras una inversión de u$s232 M, el mayor holding siderúrgico de Brasil inicia producción en Argentina

20-07-2017 Se trata de una planta en la que el holding brasileño invirtió u$s232 millones y que representa la primera acería que se pone en marcha en el país en casi 50 años desde que Techint inauguró en 1969 una planta de laminado en frío en Ensenada
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Con una inversión de u$s232 millones, el grupo Gerdau comenzará a fabricar acero en la Argentina, con el objetivo de sustituir las importaciones que hoy ingresan desde Brasil, sede de este holding considerado el mayor productor regional de este insumo y uno de los mayores a nivel mundial.

A través de su filial local, acaba de poner en marcha la primera acería que se construye en la Argentina en casi 50 años, ya que la anterior había sido levantada por Techint en 1969, con una fábrica de laminado en frío de acero plano en la localidad bonaerense de Ensenada.

Si bien luego de ese año varias empresas llevaron a cabo ampliaciones y remodelaciones, nunca más se construyó desde cero una nueva acería en el país hasta ahora. La planta de Gerdau está ubicada en la localidad santafesina de Pérez y a partir de su funcionamiento el holding brasileño buscará sustituir importaciones por cerca de u$s100 millones, además de crear 100 nuevos puestos de trabajo directos y otros 700 de manera indirecta. 

Se trata de la segunda oportunidad en la que Gerdau anuncia esta inversión, ya que lo había hecho por primera vez en 2008, pero luego decidió suspender el proyecto por la crisis financiera internacional de ese año. En ese momento, la intención era invertir u$s520 millones, iniciar la construcción en 2011 para en 2016 completar la segunda fase.

Sin embargo, la obra recién comenzó en 2014 y culminó ahora con una capacidad instalada para producir 650.000 toneladas anuales de palanquillas de acero que el grupo venía importando de Brasil. La nueva acería está a seis kilómetros de la fábrica de laminación que Gerdau posee en la misma localidad y cuyos productos son usados por la industria metalmecánica y la construcción de obras de infraestructura y viviendas.

El establecimiento producirá 260.000 toneladas de acero por año con el objetivo de atender la demanda del mercado interno y para exportaciones. Hasta ahora, en Argentina Gerdau importaba las palanquillas de acero, y las procesaba "en caliente" para producir hierro de construcción.

Del monto total de la inversión, Gerdau destinó u$s20 millones a la modernización de los procesos de reciclado y reutilización de insumos y utilizó otros u$s12 millones para construir una línea de alta tensión de 220 kV, en alianza con la Empresa Provincial de la Energía del Gobierno de Santa Fe (EPE). La línea suministra con energía a la nueva acería y abastecerá a futuros usuarios industriales de la región. 

Obra pública y sustitución de importaciones
El proyecto se financió, en su gran mayoría, con capitales propios y otros fondos del Programa del Bicentario que puso en marcha el anterior gobierno kirchnerista. El plan contempla también la instalación de una Planta de Tratamiento de Agua diseñada para minimizar su uso, permitiendo alcanzar un índice de reutilización del 98,5% del líquido aplicado como insumo.  

Según explicó a iProfesional Fernando Lombardo, CEO de Gerdau Argentina, la decisión de levantar una planta en el país se tomó teniendo en cuenta que el mercado local es “estratégico” para el conglomerado brasileño, más a partir del reimpulso dado a la obra pública por el Gobierno y por la gran cantidad de proyectos privados que se empiezan a concretar en el país. 

“La construcción de la fábrica fortalece nuestra posición en Argentina”, agregó el ejecutivo, para quien la nueva inversión “marca el comienzo de nuestra producción nacional de acero y permite la sustitución de importaciones”.

De acuerdo con su visión, “la tecnología empleada nos permitirá producir con alta eficiencia y con mecanismos de control ambiental a partir de los cuales elaboramos las palanquillas de acero”. Explicó además que hasta ahora Gerdau en Argentina contaba con una planta de laminación pero no producía acero que sí importaba de Brasil.

“Lo hacemos porque consideramos que el mercado argentino está brindando señales positivas a partir de la reactivación de la obra pública y de las obras privadas que ya se están llevando a cabo y que necesitan de una mayor oferta de acero”, sostuvo. Para Lombardo, todo esto “traccionarán rápido el empleo y permitirá generar un crecimiento genuino durante el segundo semestre del año”. 

De esta forma, Gardau completa en Argentina la base de la cadena de producción y convierte a la ex Sipar, sociedad local que adquirió en 2005, en una firma siderúrgica, sumándose así a un sector que también integran Tenaris y Ternium, del grupo Techint; Acindar, competidora histórica de Sipar.

El grupo Gerdau emplea a más de 45.000 trabajadores, posee operaciones en 14 países, en los continentes americano, europeo y asiático, y suma una capacidad instalada superior a las 25 millones de toneladas de acero al año.

Tiene su sede en San Pablo, Brasil, y es líder en el segmento de aceros largos en el continente americano, según se sostiene en su página web, además de ser uno de los mayores proveedores de aceros especiales del mundo. En Brasil, también produce aceros planos y mena de hierro, actividades que están ampliando el mix de productos ofrecidos al mercado. Además es la principal recicladora de Latinoamérica y a nivel global transforma por año millones de toneladas de chatarra en acero. Sus acciones cotizan en las bolsas de valores de San Pablo, Nueva York y Madrid. 

En Argentina desembarcó en 1998, tras cerrar un acuerdo de asociación con la empresa local Sipar. Lo hizo bajo el paraguas del entonces activo Grupo Brasil, como parte de la llegada de las inversiones brasileñas que comenzaron su ingreso al país como parte del proceso de integración regional del Mercosur. Luego, en 2005 tomó el control de la planta local ubicada en Pérez, en la zona del Gran Rosario, y con capacidad de producción de 260.000 toneladas anuales de acero laminado en caliente y 72.000 toneladas de trefilados.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR