Negocios

Por la suba del dólar cayó la demanda de los inmuebles

25-07-2017 Una de las consecuencias directas de la escalada de la divisa la sufren quienes compran viviendas a través de créditos hipotecarios. Los valores de las propiedades son en moneda estadounidense y los préstamos en su equivalente en pesos. La variación del tipo de cambio encarece la casa
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La escalada del dólar comienza a repercutir, de a poco, en diversos sectores de la economía, como el inmobiliario. Por de la divisa cayó la demanda de viviendas, por ejemplo.

Una de las consecuencias directas la sufren quienes compran viviendas a través de créditos hipotecarios porque deben renegociar los valores de las propiedades: en algunos casos crecieron más de un 10% en dólares.

La moneda estadounidense alcanzó el lunes un nuevo récord ($17,90) y acumula, desde mayo, una suba de casi el 15%. Esto provoca una caída en las consultas de compra-venta de propiedades y una renegociación de los valores en los casos de operaciones con crédito hipotecario.

No es para menos. Quien reservó un departamento, valuado en dólares, y pidió un crédito hipotecario en su equivalente en pesos para abonarlo, hoy necesita más dinero. Los plazos de aprobación y de otorgamiento de los préstamos demoran 60 días, período en el que el valor de la divisa subió más de dos puntos.

Así, por ejemplo, a un comprador que se le otorgó un crédito por $1.092.000, los primeros días de mayo le significaban u$s70.000 (tomando en cuenta un dólar a 15,60). Hoy esa suma significa un total de u$s61.005, una diferencia en dólares de casi el 15%.

Para paliar el impacto de esa modificación de precios, las inmobiliarias están renegociando los valores para no perder a los clientes.

No obstante, la inestabilidad del dólar genera una caída en la demanda.

Por eso, los bancos están evaluando cambiar la forma de otorgamiento de dinero para evitar inconvenientes.

Desde la Cámara Inmobiliaria, sostienen que es importante que "las operaciones se realicen en UVA y se coticen también a través de este valor de transacción. De esta forma evitaríamos estos inconvenientes ante la fluctuación del dólar", indicaron a Ámbito.

En este contexto, el Banco Nación estudia medidas para abordar el tema. "Tenemos más de 105.000 pedidos que han pasado el primer filtro, 20.000 créditos hipotecarios aprobados y 10.000 casos que ya están buscando la casa. Ahí tenemos problemas, porque las casas se cotizan en dólares", admitió el presidente del Nación, Javier González Fraga.

"Cuando el dólar pasó de $16,20 a $17,50, los créditos quedaron cortos. Algunos están tratando de buscar otra casa, pero nosotros también estamos tratando de solucionar ese problema", admitió el funcionario y precisó que son varias las medidas en estudio.

Por lo pronto, una idea es flexibilizar las normas del banco en términos de la relación cuota-ingreso que se exige cada vez que se da una hipoteca.

Otra posibilidad que se analiza es empezar a ofrecerles a sus clientes la posibilidad de cubrirse de eventuales fluctuaciones del tipo de cambio con un contrato de dólar futuro.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR