Comex

Alertan que el saldo comercial este año cerrará con un déficit récord de u$s6.500 millones

27-07-2017 Un informe del IERAL señala que esto es consecuencia de exportaciones amesetadas e importaciones que crecen a una tasa de dos dígitos. Advierten que se trata del resultado más desfavorable en los últimos 23 años y que el panorama todavía podría agravarse 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Indec informó que el comercio exterior argentino arrojó un déficit de u$s2.613 millones para el primer semestre del año, cifra que contrasta con el superávit de u$s689 millones para el mismo período de 2016.

Se trata del resultado más desfavorable en 23 años, dado que hay que retroceder hasta el primer semestre de 1994 para encontrar un rojo mayor. 

Sin embargo, desde el IERAL, de Fundación Mediterránea, advierten que el cuadro puede agravarse

En un contexto de exportaciones estancadas e importaciones que suben a un ritmo cercano al 20% interanual (sin combustibles), "los números ratifican la idea de que el déficit comercial del 2017 puede ubicarse cerca de los u$s6.500 millones". 

De darse este resultado, se trataría del peor saldo de la balanza comercial de la historia. Cabe destacar que, hasta el momento, el déficit más abultado para la Argentina había tenido lugar también en 1994, cuando superó los u$s5.750 millones. 

"Las compras al exterior denotan mejoras en el nivel de actividad, tanto por el mayor uso de insumos como de piezas y bienes de capital", señalan desde la consultora.

Sin embargo, advierten que "la falta de reacción de las exportaciones genera un rápido deterioro del sector externo". 

Respecto de las ventas al mundo, el consultor Marcelo Elizondo afirma que la Argentina tiene un problema "grave" y es que le vende muy poco al mundo. 

En este sentido, el experto menciona que el país tiene un problema de “competitividad sistemática endógena”.

El experto fue más allá y mencionó que es uno de los diez países del mundo con el "peor ratio de exportaciones contra PBI".

En este sentido, desde el IERAL advierten que, pese a la quita de retenciones y al fin de las restricciones para venderle al mundo, "recuperar el terreno perdido no será sencillo”. 

“Se requiere seguir trabajando en la reducción de costos internos como impuestoslogística, laborales no salariales, en mayor productividad y en la apertura de nuevos mercados, incluida la firma de acuerdos comerciales caso Mercosur-UE", apuntan.  

SECCIÓN Comex