Autos iPro

Terminales piden a Dujovne rebaja impositiva y laboral para alcanzar meta de 1 millón de autos

27-07-2017 Representantes de las principales automotrices que fabrican en el país tuvieron un encuentro con el ministro de Hacienda. El plan es fabricar 1 millón de unidades para 2023. Sin embargo, los directivos aseguran que es fundamental acelerar cambios para cumplir con el objetivo
Por Guillermina Fossati
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Lejos quedaron los días en que los representantes de las terminales automotrices llegaban a las oficinas de Guillermo Moreno, al frente de Comercio, para escuchar gritos y retos. 

Hoy, el clima es más tranquilo y hay un buen diálogo entre empresas y Gobierno. 

"La relación es muy buena y eso se ve reflejado en cada encuentro. Hoy no fue la excepción", admitió uno de los representantes de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA) que se acercaron al Ministerio de Hacienda para tener un encuentro con Nicolás Dujovne. 

Fue la segunda reunión donde se vieron las caras y una más en el marco del Plan Un Millón, que establece como objetivo fabricar esa cantidad de unidades en 2023, el cual fue desarrollado junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera y los gremios.

Sin embargo, esta vez, la voz cantante corrió por cuenta de ADEFA (en la última, Cabrera les reclamó por el incumplimiento del Flex), ya que presentaron los avances de un estudio que realizó la consultora Bain en la que se trazó una radiografía del sector

Si bien el Gobierno ya tiene el informe en su poder, la idea fue comenzar a profundizar cada uno de los aspectos que lo conforman y que abarcan desde temas impositivos hasta laborales, logísticos, de infraestructura e inversiones.

"Somos el único sector que hasta ahora se sentó a estudiar realmente cuáles son los problemas que se deben resolver para trabajar en conjunto. Gobierno, fábricas y gremios conformamos una mesa de diálogo que será clave para salir adelante", explicaron.

"La idea es ir trabajando en cada uno de los aspectos más preocupantes para nuestra industria. Pero los más graves y que son de suma urgencia son impuestos y costos laborales, porque afectan seriamente la competitividad", explicó el directivo de una automotriz.

Estos dos temas fueron parte de la reunión de este miércoles

Impuestos, un grave problema recae en los precios
La alta carga impositiva que tienen los autos es un serio inconveniente que hace rato denuncian las marcas. 

"El 54,8% del precio de un auto son tributos. Acá no ganamos más en las marcas, sino que resignamos cada día más rentabilidad", explicaron a iProfesional fuentes que participaron del encuentro.

¿Creen que llegará rápido la solución? Fue la pregunta a cada uno de los presentes. Y la respuesta fue rotunda: "No".

Desde Hacienda aseguraron que están trabajando en varias medidas para solucionar cada uno de los reclamos, pero los mismos formarán parte de una reforma impositiva y laboral que presentarán en octubre, después de las elecciones.

"Se notó que hay mucha confianza en que ganarán las elecciones, porque están trabajando fuerte para seguir adelante y presentar todos los planes, una vez que estén los resultados de las urnas", comentaron desde otra empresa.

También desde la AFIP se está trabajando para resolver cuestiones impositivas y habrá medidas que se darán a conocer en los próximos meses que ayudarán al sector, según confirmaron en Hacienda.

De acuerdo con el trabajo de investigación de Bain, son muchos los países que amenazan con una situación impositiva más competitiva que la de Argentina.

México es uno de los principales rivales, ya que actualmente es uno de los países con los mejores costos de fabricación y laborales.

Por ejemplo, en la Argentina el 63% de la presión tributaria afecta al proceso productivo y el 37%, a la comercialización.

En Brasil, la proporción es del 39% y 61%, respectivamente.

En México, en cambio, no se grava a la producción y la comercialización sólo paga IVA.

Esto termina impactando en el precio de los autos, siendo en la Argentina uno de los más altos de la región. Comparado con México, son 60% más caros.

Costos laborales, también en contra
Los costos laborales son otro grave problema en el país para la fabricación de vehículos, y también México es el principal rival en este sentido.

De acuerdo con la capacidad instalada de las fábricas, en la Argentina se producen en promedio entre las 11 terminales un total de 18 autos por operario. 

En Brasil, la cantidad de unidades fabricadas es de 21,2 por cada empleado.

En México, ese índice llega a 40,2 autos por persona. 

También los salarios a nivel local son elevados. El sueldo promedio que se paga en las terminales argentinas es 41% más alto que en Brasil y 85% superior a México.

Todo esto requiere de una solución urgente para mejorar el sector, y para eso la participación de los gremios en las reuniones es clave.

El plan un millón y las analogías con España
La base del encuentro entre ADEFA y el Gobierno nace a partir de un viaje a principio de año que realizó Mauricio Macri a España, en el cual se tomó el modelo de ese país.

El mismo tiene como objetivo fabricar en 2023 un millón de autos en el país. Hay que recordar que en el primer semestre de 2017 se fabricaron apenas 219.404 unidades. 

Las cinco claves del plan son:

1. Incrementar la fabricación, lo que implica más que duplicar los actuales niveles de producción. 

2. Mejorar la demanda interna y reducir la antigüedad del parque automotor. En el primer caso, los patentamientos de 0Km son algunos de los resultados más alentadores para la industria en particular y el Gobierno en general, ya que hay un crecimiento por encima del 30% en lo que va del año.

En cuanto a la antigüedad del parque automotor es de 14 años promedio, y sube a 18 años en el transporte de cargas y pasajeros. Lo peor es que esta situación se premia con un menor pago de patente, lo cual no contribuye al cambio.

3. Buscar nuevos mercados para exportar. El 70% de lo que se fabrica en la Argentina se vende a Brasil, un grave problema cuando pasan situaciones como la actual, donde la crisis del país vecino golpea duramente la industria nacional. 

Se deben buscar nuevos mercados y en eso trabajan las marcas.

4. Más inversiones y más empleo: la necesidad de seguir invirtiendo en el sector va de la mano de mejorar la competitividad. El plan que se presentó estima una cifra de u$s5.000 millones en inversiones para 2020. Además, significaría la generación de 30.000 nuevos puestos de trabajo. 

5. Financiación para Pymes. Uno de los grandes pedidos del sector al ministerio de Producción es poder acceder a créditos para las pequeñas y medianas empresas en los bancos con tasas convenientes. 

En cuanto a las medidas que ya implementó el Gobierno para mejorar la competitividad se encuentran: 

-Ley de autopartes, que tiene como objetivo lograr más inversiones que aumenten los componentes nacionales en la producción automotriz y que generen nuevos puestos de trabajo. Hoy un auto de producción nacional tiene como máximo 50% de sus partes locales.

-Eliminación de retenciones a las exportaciones industriales.

-Acuerdo automotor con Brasil, que pasó de ser de renovación anual a tener una duración de 5 años. Se estableció que la relación entre el valor de las importaciones y exportaciones tenga en cuenta un coeficiente de desviación de las exportaciones (Flex) de no más de 1,5.

-Aumento del reintegro a las exportaciones industriales. Las alícuotas estaban congeladas hace 15 años y, con esta medida, el reintegro aumentó entre un 30% y un 80%, con una mayor incidencia para los que más valor agregado generan.

-Impuesto interno o al lujo, mediante el cual la base del impuesto interno a los autos pasó de 30% y 50% a una alícuota de 10 y 20 por ciento.

Todas estas mejoras son valoradas por las automotrices y llevaron al buen diálogo, pero ahora esperan más cambios para llegar a cumplir los objetivos de duplicar la producción en seis años.

SECCIÓN Autos iPro