Economía

Economistas aseguran que la escalada del dólar le agregará un punto a la inflación hasta fin de año

28-07-2017 Alejandro Robba y Emiliano Colombo proyectaron el impacto de la nueva devaluación en los precios siempre y cuando la divisa "se consolide por encima de los $17,50". Si se activa la "cláusula gatillo" de los acuerdos paritarios, aseguran que el IPC subiría 2,2% más
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La suba del precio del dólar respecto del peso argentino en las últimas semanas le agregará 1 punto porcentual extra a la inflación hasta fin de año, por lo que la meta del Banco Central quedó en el olvido.

Así lo proyectaron los economistas heterodoxos Alejandro Robba y Emiliano Colombo en un análisis sobre las tensiones que generará la devaluación de la moneda nacional en el escenario económico hasta fin de año.

A diferencia de lo que dicen los funcionarios de la Casa Rosada, los especialistas aseguran que "la reciente suba del dólar impactará de lleno en la inflación".

"Cálculos realizados sobre la base de un estudio del FMI indican que la última suba del billete agregará 1 punto porcentual de inflación en los próximos 6 meses en caso que el precio se consolide por encima de los $17,50", dice el análisis.

El dólar acumuló una suba del 8,9% desde su precio de referencia promedio de $16 registrado hace poco más de un mes y por efectos directos e indirectos de los bienes importados y exportados, se elevarán los precios de muchos productos.

Es el caso de los artículos electrónicos, el precio de la nafta e insumos de la industria nacional.

Robba y Colombi indicaron que se trata del llamado efecto de "primera ronda", en donde se refleja en el precio final el incremento en los costos de los bienes importados/exportados que están fijados en dólares.

"Nuestro país tiene uno de los efectos de primera ronda más bajos de América latina impactando en menos de un tercio en el precio final. Cuanto menos dependiente es una economía de los insumos y productos de consumo del exterior, menor será el impacto en los precios internos", dijeron.

Pero advirtieron que existe otro efecto llamado de segunda ronda, en el cual los precios tienen otra vuelta de remarcación que deviene del grado de disputa entre la puja de los trabajadores para incrementar los salarios y la capacidad de los empresarios para imponer sus precios.

En este sentido, cuanto mayor sea el poder de negociación de los sindicatos para empujar el salario hacia arriba en productos donde los empresarios tengan poca competencia (y poco control regulatorio), mayor será el traslado al precio final.

En nuestro país los efectos de remarcación de precios de segunda ronda representan el 70% del traslado final a precios de una devaluación, el tercero más alto de América Latina.

En efecto, el impacto podría ser de mayor magnitud en caso que se active la "cláusula gatillo" que firmaron diversas entidades sindicales, ya que los empresarios trasladarían a precios los nuevos costos salariales.

"Estimamos un impacto de 2,2 puntos porcentuales adicionales a la inflación actual en los próximos 6 meses si revén los acuerdos salariales acordados", indicaron los economistas heterodoxos.

La inflación porteña había ascendido al 38,8% entre diciembre de 2015 y diciembre de 2016, desde el 20,4% que había acumulado en el periodo enero-noviembre de 2015 previa a la salida del cepo cambiario.

Con la devaluación de la moneda, la inflación saltó el año pasado 18,4 puntos más que la de 2015, de los cuales 15 puntos fueron aportados por el efecto devaluación (traslado de primera y segunda vuelta) y 3,4 puntos del efecto tarifas.

 

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR