Legales

Declaraciones juradas: Máximo Kirchner asegura que perdió $8 millones

30-07-2017 Con sus finanzas acorraladas por la Justicia, Máximo Kirchner declaró que su patrimonio cayó durante el primer año que pasó lejos del calor de la Casa Rosada                                                                             
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Con sus finanzas acorraladas por la Justicia, Máximo Kirchner declaró que su patrimonio cayó durante el primer año que pasó lejos del calor de la Casa Rosada.

A pesar de que Cristina le cedió en vida todos sus inmuebles, el diputado aseguró que perdió $8 millones, según se desprende de la declaración jurada que presentó ante la Oficina Anticorrupción. Inició el año con bienes por $42 millones, pero al finalizar el ejercicio informó $34 millones.

Máximo Kirchner declaró haberse desprendido de nueve plazos fijos, la mayoría heredados de Néstor Kirchner , por unos $20 millones. Su baja en el patrimonio se acentuó con otro curioso dispendio. El hijo de la ex presidenta multiplicó sus gastos personales: gastó $20 millones en el año, un promedio de $1,7 millones por mes para su vida cotidiana durante 2016. Un año antes había declarado gastos por apenas $45.000 mensuales.

Sus ingresos formales están lejos de lo declarado como gastos. El líder de La Campora cobró $1,6 millones anuales por su sueldo como diputado y percibió otros $3 millones en otros conceptos no detallados. También recibió $ 1,4 millones por "ingresos del trabajo, de alquileres y otras rentas". Un total de $6 millones que contrastan con los dispendios personales por $20 millones.

Máximo Kirchner, sin embargo, pasó a ser dueño de la mitad del emporio de inmuebles que conformaron sus padres. Tres días después de su primer procesamiento, en mayo de 2016, Cristina Kirchner cedió a sus hijos en partes iguales los inmuebles que formaban parte de su patrimonio. Fue una de las primeras maniobras observadas por la Justicia como un intento por proteger los bienes familiares de las medidas judiciales.

Así, el el 50% de los activos que tenía Cristina, fruto de la sucesión tras la muerte de Néstor Kirchner, fueron cedidos por la ex presidenta en partes iguales a Máximo y a Florencia. Por eso, el diputado de La Cámpora en 2015 tenía el 25% de los inmuebles y en 2016 ostentó el 50%.

SECCIÓN Legales