Legales

La suba de la edad jubilatoria se metió en la campaña: la oposición salió a criticar el plan del Gobierno

01-08-2017 Mirta Tundis, de 1País; y Daniel Filmus, de Unidad Ciudadana, criticaron al oficialismo por acatar recomendaciones del FMI. Emilio Basavilbaso, director de ANSES, había adelantado un proyecto para que los beneficiarios puedan elegir "voluntariamente" cuándo retirarse a partir de una edad determinada
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El debate por la edad jubilatoria se metió en la agenda a 13 días de las PASO. Luego de las recomendaciones de la OCDE y el FMI, el director de la ANSES, Emilio Basavilbaso, hizo oficial la iniciativa del Gobierno de extender la edad jubilatoria.

Las reacciones no demoraron en llegar. Los principales fuerzas opositoras de Cambiemos –Unidad Ciudadana y 1País– salieron al cruce de las declaraciones del funcionario.

Entre las voces que, la diputada massista Mirta Tundis ratificó este lunes que la alianza 1País rechazará "cualquier intento del Gobierno de aumentar la edad jubilatoria o de privatizar el sistema" previsional.

"La única jubilación que debe existir es la pública", remarcó la especialista en temas previsionales.

Tundis, quien aspira a renovar su banca en el Congreso Nacional por la Ciudad de Buenos Aires, sostuvo en relación de la reforma previsional que estudia el Gobierno que "no se trata de aumentar la edad, se trata de aumentar el trabajo en blanco".

"El problema en Argentina es que no hay aportes genuinos porque hay desocupación y mucho trabajo en negro", enfatizó.

La actual precandidata de 1País advirtió que pese a que "hay más de 35 mil personas que tienen los aportes pero no tienen la edad y están desocupados, sin plan social, ni obra social" el Gobierno "no quiere aprobar el proyecto de jubilación anticipada, sólo pretende aumentar la edad".

Por último, la legisladora recordó que el país transita un momento "en el que muchos especulan con la Bolsa y los bancos en lugar de abrir fábricas y Pymes para darle oportunidad a la gente a tener u

Por su parte, el primer precandidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires de Unidad Ciudadana, Daniel Filmus, calificó como "muy grave" que el Gobierno acepte las recomendaciones del FMI y de la OCDE para subir la edad jubilatoria.

"Después de haber recorrido un camino de desendeudamiento y autonomía, volvemos a seguir las indicaciones de los organismos de financiamiento internacional, que repiten recetas de ajuste que lleva al hambre, la desocupación y la exclusión a millones de argentinos", disparó.

La propuesta
El director general de la ANSES, Emilio Basavilbaso, reconoció que si bien no hay nada concreto aún, existe un proyecto para debatir el régimen provisional argentino. Aunque señaló que la edad jubilatoria debe ser "voluntaria".

"El Gobierno presentó el año pasado en el Congreso una propuesta para que dentro de tres años se debata el régimen previsional argentino", señaló el funcionario, a la vez que reconoció que "eso es todo por el momento".

Según el titular de la ANSES, lo ideal sería que a partir de la edad jubilatoria, cada persona pueda elegir de manera voluntaria. "El trabajador tiene la opción de seguir trabajando y eso le significa que en el futuro su jubilación va a ser mejor", aclaró.

"Mi opinión personal es que lo ideal es tener un sistema como he leído que tienen otros países donde la edad es voluntaria. Estado no tiene que poner una edad ideal, sino generar incentivos para que aquellos que quieran seguir trabajando, puedan hacerlo", sintetizó.

El Gobierno dejó trascender que la reforma previsional busca extender en cinco años la edad obligatoria para jubilarse y que las personas accedan a un haber proporcional a sus años de aportes, complementario a la pensión universal, cuando no lleguen a los 30 obligatorios.

Para elaborar esas propuestas, se basa en que anualmente unas 50.000 personas siguen trabajando y no se jubilan cuando cumplen la edad legal para retirarse, en la actualidad de 60 para las mujeres y 65 para los hombres.

"Tenemos que revisar algunas cuestiones del sistema previsional para que sea sustentable en el tiempo y acompañe la nueva realidad del mercado laboral. Hoy entre 300.000 y 320.000 personas que se jubilan por año, y tenemos alrededor de 50.000 personas que quieren seguir trabajando, hay que resolver esa situación. Sin hablar de un cambio en la edad jubilatoria, tenemos que darle la opción de que sigan trabajando si lo desean", explicaron fuentes oficiales.

Según datos del Ministerio de Trabajo, en 2016, el 20% de los hombres con jubilación ordinaria (excluida la moratoria previsional) tenía 67 años o más al momento de jubilarse. En el caso de las mujeres, un 17% tenía 70 años.

"Es un indicador de que hay mucha gente que desea seguir trabajando y de que no le alcanzan los años de aportes", indicaron en Trabajo, porque la edad promedio de los nuevos beneficiarios, excluidos los regímenes diferenciales, es de 67,5 años en el caso de los varones y de 63 entre las mujeres.

"Hay cuestiones que son obligatorias, pero no quiere decir que se cumplan en todos los casos. Si hay voluntad de seguir trabajando y si los empleadores y los empleados están de acuerdo en seguir con la relación laboral y se le pone un incentivo, hay gente que se va a sumar", explicaron.

Ese incentivo es que los hombres tengan la opción de extender la edad jubilatoria por cinco años. Hoy las empresas intiman a las personas a jubilarse al cumplir la edad legal. La idea es que la nueva norma no obligue a las empresas a pedirle al empleado que se retire. "Siempre hay que tener una edad mínima como para que la gente se jubile", indicaron a El Cronista.

Además, la reforma permitiría mejorar el haber jubilatorio por aportar cinco años más al sistema y cobrar una jubilación durante un plazo menor, un derecho que estaba vigente en la ley 18.037 y que derogó la ley 24.241.

La extensión de la vida laboral tendría otro efecto demográfico: evitar sumar beneficiarios al PAMI, dado que los que demoren su retiro seguirían aportando y atendiéndose en las obras sociales sindicales o prepagas.

Del lado de las empresas
Los empleadores no pueden intimar a sus empleados a jubilarse si estos no cuentan con los 30 años de aportes necesarios para poder acceder a la jubilación, ya que deben seguir acumulando años de servicios.

Según la Secretaría de Seguridad Social, las tres cuartas partes de la población en edad de jubilarse tienen dificultades para acceder al beneficio previsional por esta causa.

Para ellos, se propone crear un régimen proporcional a los años de aportes. La prestación proporcional de carácter contributivo que surja de los años de aportes realizados complementaría la pensión universal al adulto mayor (PUAM), creada el año pasado, que paga el 80% del haber mínimo.

Estos temas se debaten en una comisión creada en el marco de Seguridad Social. Otra propuesta es unificar los regímenes de autónomos con el de monotributistas y que los nuevos trabajadores independientes tributen en función de su ingreso real y no de la renta de referencia que se utiliza hoy.

Presión internacional
La suba de la edad jubilatoria es una iniciativa que tanto economistas, como organismos de crédito internacional han recomendado al Gobierno.

En este sentido, en diciembre, luego de visitar el país, el Fondo Monetario Internacional había aconsejado revisar la ley de movilidad jubilatoria, reducir haberes y aumentar la edad en las mujeres.

El FMI había advertido reducir el desbalance del sistema previsional argentino y recuperar su sostenibilidad financiera. Y estimó el déficit actual de sistema jubilatorio en aproximadamente un 29% del PBI.

Para ello, el organismo había propuesto:

- Cambiar la fórmula de actualización de la Ley de Movilidad: reemplazándola por la variación del IPC, para las subas de los haberes y la determinación del haber inicial sean menores.

- Incrementar la edad de jubilación de las mujeres: pasar de los 60 años actuales a 65 años de forma gradual.

- Reducir la tasa de reemplazo: es decir, la relación entre el haber jubilatorio y el salario que se percibía durante la etapa activa. El FMI plantea pasar del 72% promedio de la actualidad a un 60%. Para ello, se podría bajar a 1,1 el coeficiente de la determinación del haber que multiplica cada año de aportes (actualmente es 1,5).

- Incrementar la participación laboral: incorporando gradualmente una mayor cantidad de trabajadores al empleo formal.

- Separar presupuestaria y administrativamente la seguridad social de la asistencia social: enviar la AUH, el PROGRESAR y PROCREAR al Ministerio de Desarrollo Social y el Conectar Igualdad a la órbita del Ministerio de Educación y Deporte.

También en este sentido se pronunció recientemente la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que si bien elogió la gestión de Cambiemos, alertó que todavía falta "mejorar el bienestar de las personas y que el crecimiento sea compartido".

En el primer estudio que realiza la OCDE sobre un país no miembro o en proceso de acceso, la entidad señaló que "el gasto en jubilaciones y pensiones es alto mientras el envejecimiento poblacional amenaza la sostenibilidad del sistema".

Por ello, recomendó "alinear la edad de retiro de las mujeres con los hombres", lo que implicaría subir la edad jubilatoria de las mujeres, además de "indexar las pensiones a los precios al consumidor" y "reducir las contribuciones y aportes sociales de manera temporaria para trabajadores de ingresos bajos que se incorporan al sector formal".

 

SECCIÓN Legales