Negocios

El mercado de las gaseosas, recalculando: Coca-Cola deja de vender la Zero en el país

01-08-2017 La multinacional decidió apostar a una mejor identificación de los contenidos sin calorías con una presentación que se en otros mercados ya se vende con el nombre de Coca-Cola Sin Azúcar. En Argentina, el cambio llegará a partir de los primeros meses del año que viene
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Como parte de una estrategia mundial para orientar sus productos hacia bebidas sin calorías, Coca Cola dejará de vender también en Argentina la presentación Zero de su popular gaseosa.

Se trata de una decisión adoptada en la casa matriz de la mayor fabricante y distribuidora de gaseosas del mundo que también se extenderá al mercado local donde la Coca Zero desaparecerá seguramente a principios de 2018 de las góndolas de los supermercados y de las heladeras de los kioscos.

La tradicional presentación será reemplazada por un nuevo producto llamado Coca-Cola Sin Azúcar y en Estados Unidos el cambio llegará este mes de agosto, aunque la nueva bebida ya se comercializa en 25 mercados de todo el mundo, incluyendo Europa, algunos países de América latina como México, el Medio Oriente y África.

Si bien no hubo respuesta de voceros de Coca-Cola de Argentina, IProfesional pudo saber que la Zero tiene como máximo seis meses de vida en el país y que la nueva marca será lanzada durante los primeros meses del año próximo

Según las fuentes, el sabor de la Coca-Cola Sin Azúcar es más parecido al de la Coca-Cola original que la Zero. De todos modos, ambas son alternativas a la Coca Light que se mantendrá como parte del pool de marcas que Coca vende en la Argentina.

En el caso del envase, la nueva marca mantendrá la tradicional etiqueta roja de la Coca-Cola original y el borde del envase con una franja negra como en  la actualidad se diferencia a la Zero pero con un cintillo negro en la parte superior de la etiqueta en el que se resaltará la layenda “Sin Azúcar”, en sus diferentes empaques.

En este sentido, el objetivo de la multinacional norteamericana es lograr que los consumidores adviertan con claridad que la nueva bebida es sin azúcar por lo cual adoptarán una agresiva estrategia de comunicación tan “clara y descriptiva como fuera posible”, según destacó la compañía en un comunicado distribuido en Estados Unidos.

De hecho, la semana pasada durante una conferencia con inversores, James Quincey, CEO de Coca-Cola, calificó a la nueva Coca-Cola Sin Azúcar como una “renivención de la Zero”.

En Argentina, habrá que esperar hasta principios del año próximo para comprobar la veracidad o no de las definiciones del ejecutivo a diferencia de Estados Unidos donde la propia multinacional informó que luego de lanzar la nueva versión, la Zero dejará el mercado de las bebidas gaseosas durante agosto.

En el caso de los ingredientes de la Coca-Cola Sin Azúcar que se fabricará y venderá localmente, al igual que en el resto del mundo, tendrá la misma composición nutricional que la Zero pero con un sabor más parecido al de la Coca-Cola original. 

A nivel global, la Coca-Cola Zero fue lanzada en 2005 y en 2016 se convirtió en una de las 10 mejores marcas de gaseosas. De todos modos, en los mercados en los que ya se vende la Coca-Cola Sin Azúcar, la marca creció a un ritmo de dos dígitos por lo que en la casa matriz esperan que tenga el mismo impacto en Estados Unidos.

En la región, la nueva Coca-Cola Sin Azúcar comenzó a ser vendida en México a partir de febrero pasado con el mismo objetivo que la compañía buscará en Argentina como es el de apoyar iniciativas que impulsen mejores hábitos y estilos de vida, la disminución del consumo calórico con opciones más bajas o sin calorías.

A nivel local se repetirá la fórmula comunicacional y la comercial. Se venderá en las habituales presentaciones de los envases de toda la línea de productos como son latas y botellas tanto de vidrio como de PET.

En cuanto a la campaña de marketing, en México la nueva presentación tuvo presencia en televisión, radio, puntos de venta y en todas las redes sociales.

Cuando la Zero ya no se encuentre en las góndolas pasará a formar parte de otras marcas que se discontinuaron en el mercado local, aunque siempre por razones de estrategias globales. La más reciente fue en abril pasado, cuando se dejó de comercializar la Coca Life,  la de la lata verde y endulzada con stevia, un experimento mundial que se probó inicialmente en Argentina a partir de 2013 y con una inversión que llegó a los $ 100 millones. 

El lanzamiento fue en Argentina para todo el mundo y la apuesta de la multinacional fue el de innovar en una nueva gaseosa endulzada con stevia, un género de plantas oriunda de Centro y Sudamérica que durante siglos fue usada por el pueblo guaraní para endulzar y como planta medicinal.

La idea en su momento fue sumar este producto al portfolio de bebidas locales bajas o sin calorías que ya representa casi el 50% del total de las presentaciones de la multinacional.

Antes que la Life, Coca había probado con otro desarrollo local bajo el nombre de Nativa, una gaseosa con extracto de hojas de yerba mate que desarrolló especialmente para el mercado argentino pero que en 2004 dejó de fabricarse por decisión de la propia compañía.


SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR