Economía

Petróleo en crisis: despiden a 200 trabajadores de un yacimiento de Techint

02-08-2017 La decisión tiene que ver con el objetivo de la compañía de adecuar costos a la necesidad de otorgar sustentabilidad de mediano plazo a El Tordill, afectado por la caída del precio internacional del petróleo y por ser ya un yacimiento maduro
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Un conflicto gremial por el despido de casi 200 trabajadores afecta las operaciones de un yacimiento de la petrolera del grupo Techint en la provincia de Chubut. La situación se da en la cuenca del Golfo San Jorge, con el yacimiento denominado El Tordillo, operado por Tecpetrol en sociedad con YPF, Petrobras y la empresa provincial de energía. 

Al haber decidido la petrolera de la familia Rocca reducir las actividades de la zona por los perjuicios que implica la fuerte caída del precio internacional del petróleo y por entender que el yacimiento ya se encuentra maduro tras 25 años de actividad, las empresas contratistas debieron iniciar un proceso de achique. 

Esta situación derivó en el envío de alrededor de 200 telegramas de despido, luego de meses en los cuales la mayoría de la planta fue suspendida y con el cobro del 75% de sus salarios.

Fuentes de Tecpetrol consultadas por iProfesional admitieron la situación, pero aclararon que el yacimiento sigue operativo con personal propio. Además, explicaron que la determinación de reducir las actividades se vinculan con los perjuicios que tiene la baja en el valor del crudo a nivel mundial y con la menor producción que actualmente genera El Tordillo.

Como consecuencia de esta decisión, los trabajadores afectados tomaron las instalaciones del yacimiento, ante lo cual desde Tecpetrol se solicitó la presencia policial para evitar mayores inconvenientes.

Ante esto, el gremio petrolero provincial solicitó la intervención del gobierno que lidera Mario Das Neves y la presencia de funcionarios del Ministerio de Hidrocarburos a cargo de Sergio Bohe.

Medios locales aseguraon que la petrolera decidió paralizar el yacimiento luego de haber fracasado las negociaciones llevadas adelante durante el último fin de semana para encarar un proceso ordenado de reducción de las operaciones.  

Representantes gremiales de los trabajadores involucrados en el conflicto reclamaron a Tecpetrol que dejase sin efecto el envío de telegramas y que otorgara estabilidad laboral por 36 meses a todo el personal vinculado al yacimiento. Anticiparon además un paro y movilización para el próximo viernes que seguramente afectará a toda la actividad petrolera de la región.

Desde Techint, en tanto, agregaron que las desvinculaciones efectuadas por sus empresas contratistas afecta a 195 trabajadores y que tienen como objetivo adecuar la operación de El Tordillo a los bajos precios internacionales del crudo vigentes desde 2014 y a los altos costos propios de un yacimiento muy maduro. 

“Estas desvinculaciones se dan después de haber aplicado un acuerdo laboral durante los últimos 15 meses, donde se suspendió al personal con percepción del 70% del salario, buscando garantizar la paz social de la comunidad”, agregaron desde Tecpetrol.

También añadieron que la necesidad de otorgar sustentabilidad de mediano plazo al yacimiento y de concretar las inversiones comprometidas “requieren que la empresa avance con la adecuación de las estructuras correspondientes”. Las fuentes volvieron a aclarar que El Tordillo “se encuentra operando normalmente” y que la actividad no ha sido paralizada.

La petrolera de Techint está a cargo de la concesión de El Tordillo desde 1991. Es la accionista mayoritaria de la UTE al frente de la operación, con el 52,13% del capital. En tanto Petrobras Argentina (ahora Pampa Energía), posee otro 35,67%; YPF un 7,2% y Petrominera el 5% restante.

La concesión se extiende hasta el 2027 y, según los voceros de Techint, durante los 25 años que lleva de actividad el yacimiento se realizaron inversiones por u$s3.500 millones, se perforaron más de 700 pozos, se construyeron 1200 kilómetros de oleoductos, acueductos y líneas de conducción. También se levantaron 700 kilómetros de líneas eléctricas y 1.000 kilómetros de caminos 

SECCIÓN Economía