Legales

Ordenan indemnizar con $500.000 a una mujer que encontró una pila en una botella de gaseosa

03-08-2017 La sentencia por daño punitivo fue dictada por Sala II de la Cámara Civil y Comercial de Tucumán. La empresa Quilmes, embotelladora de 7UP, apelará el fallo en los próximos días                                                               
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
En 2009, una embarazada encontró una pila triple A en una botella de la reconocida marca 7UP que compró en Tucumán. Ahora, Quilmes, que embotella las gaseosas de esa marca, deberá desembolsar medio millón de pesos de indemnización.

El diario Eltucumano.com indicó que la mujer, en compañía de su hijito, compró una botella de 7UP. Camino a su casa, advirtió que la botella tenía una pila adentro.

Ahora, la empresa Quilmes podría resarcir el daño con 500.000 pesos, gracias a un fallo de segunda instancia de la Sala II de la Cámara Civil y Comercial de Tucumán.

El abogado Fernando Colombres, quien llevó adelante el caso, indicó que es la primera vez a nivel nacional que una demanda por daños punitivos sufridos por un consumidor llega a segunda instancia. Por otra lado, la sanción impuesta de 500.000 pesos es la más alta conocida hasta el momento. 

Si bien Colombres sostuvo que el caso tucumano sentará jurisprudencia a nivel nacional por haber llegado a esta instancia y lograr una condena por un monto considerable de dinero a favor de la afectada por la falla, admitió que probablemente el fallo sea apelado por la empresa en el transcurso de la próxima semana, cuando se cumplan los cinco días hábiles desde la notificación a los abogados que intervienen en la causa.

"Por lo general, uno piensa que no debe reclamar porque el daño es de $10, $15 o $20 y es más el tiempo y el dinero que se pierde que se otra cosa, pero lo que hay que tener en cuenta en que la sanción tiene dos componentes. Por un lado, el indemnizatorio, vinculado en este caso a lo que sale la botella más los intereses; y el por el otro, el punitorio, que evalúa a actitud o las motivaciones del proveedor para causar ese daño. Ahí está la diferencia”, advirtió el letrado.


SECCIÓN Legales
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR