Finanzas

Luz amarilla: el Banco Central tuvo que volver a "mostrar los dientes" cuando el dólar se acercó a $18

03-08-2017 El precio de la divisa estadounidense subió 8 centavos en todos los segmentos por mayor demanda de bancos, empresas e inversores, y así se acercó a su máximo histórico de $18,01. El mayorista cerró a $17,67, con un volumen negociado que avanzó 18% respecto a la previa. El BCRA vendió u$s42 millones
Por Mariano Jaimovich
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Parecía todo bajo control, pero el dólar volvió a moverse. Y el dato que todos los operadores miraron con lupa fue el de la actitud que adoptó el Banco Central.

Federico Sturzenegger había dejado en claro días atrás que no dejará que el dólar supere los $18 en la previa a las elecciones legislativas. El temor es que en caso de sobrepasar en estos momentos ese "techo psicológico" no sólo podría generar un nerviosismo en la City, sino también implicaría el peligro de que se traslade al resto de los precios de la economía.

Algo que, de suceder, iría en contra de uno de los objetivos principales del Gobierno y del propio presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, cuya misión es tener controlada la inflación en torno al 20%, más allá que las metas oficiales iniciales de la entidad monetaria eran de menos de 17% para todo el año.

Por este motivo, al igual de lo que sucedió hace una semana atrás, en la rueda cambiaria del jueves, cuando el precio del billete comenzó a recalentarse, el organismo monetario volvió a intervenir y a venderles divisas a los bancos públicos, para que luego las inyecten en el mercado y hagan caer, o al menos mantener, la cotización del tipo de cambio.

Cabe recordar que el viernes pasado el billete verde llegó a su máximo histórico de $18,01 promedio en el segmento minorista, por lo que el BCRA participó ese día al salir a vender unos u$s305 millones a las entidades estatales.

Y también la entidad monetaria actuó en el mercado secundario, al incrementar casi un punto porcentual las tasas  en pesos que pagan sus Lebac de corto plazo, a 27,40%, con el fin de retirar billetes nacionales de la calle para desarmar posiciones en dólares y ayudar a retroceder el valor de la divisa estadounidense.

En la misma sintonía, este jueves, luego de dos jornadas con tendencia a la baja, el tipo de cambio volvió a subir, en una plaza que estuvo más demandada por bancos, empresas e inversores, y en el que se observó que los agroexportadores liquidaron un nivel bajo de divisas (unos u$s70 millones), ya que los precios internacionales de los commodities se encuentran en caída, y no los seduce liquidar su cosecha.

Igualmente, el volumen total operado en dicha rueda se incrementó 18% para alcanzar los u$s548 millones.

En este caso, para frenar la "escalada verde", sobre el final de la jornada, el Banco Central reapareció a escena después de una semana y volvió a tener participación en el mercado de cambios, al proveerles a las entidades públicas u$s42,3 millones, que intervinieron con algunas ventas puntuales en la plaza. 

"El proceso de dolarización de cara a las elecciones sigue, por eso la señal del BCRA tiene que ser persistente si quiere mantener el techo en $18 para llegar con la macro ordenada a octubre", resumió a iProfesional Federico Furiase, economista del Estudio Bein.

Y completó: "Por otro lado, la entidad monetaria tampoco está dando señales en el corredor de tasas de las Lebacs en los mercados secundarios", para corregir y desincentivar este apetito por el billete verde.

En resumen, la intervención del jueves fue mucho más acotada que la de hace una semana, pero igual sirvió para marcar un precedente respecto que el Banco Central mantendrá a raya al precio de la moneda estadounidense. Sobre todo, en la previa a las elecciones legislativas.

Así, por ejemplo, en el segmento oficial, el valor de la divisa al público escaló a $17,94 promedio, es decir, ocho centavos por encima de la jornada previa, según el relevamiento entre los bancos de la City realizado por el organismo conducido por Sturzenegger.

Incluso, en algunas entidades privadas, el billete alcanzó a venderse el jueves a un precio máximo de $18,05 (ICBC).

En el Banco Nación, que marcó una de las cotizaciones mínimas, cerró en ventanilla a un valor de $17,45 para la compra y $17,85 para la venta.

Por su parte, en el circuito marginal el blue se negoció a $18,18, es decir, ocho centavos por debajo del cierre del miércoles. La brecha con el promedio oficial es de 24 centavos o 1,4 por ciento.

En cuanto al precio que surge del mercado mayorista, las operaciones se concretaron con un alza de ocho centavos a $17,67. Unos 13 centavos menos que el máximo histórico alcanzado el viernes pasado de $17,80.

"La aparición de bancos oficiales con ventas sobre el final del día corrigieron la suba y diluyeron en parte la presión compradora", resumió Gustavo Quintana de PR Cambios.

Este jueves, según otros operadores, hubo varias ofertas de ventas de la divisa a $17,70 sobre el final por partidas de u$s10 millones que "no se llegaron individualizar el origen".

Otros analistas afirmaron que el Banco Provincia inyectó unos u$s30 millones en la jornada.

En tanto, en la Bolsa de Comercio, el contado con liquidación se operó a $17,77, un alza implícita similar a la del spot.

En el mercado de futuros de dólares (NDF) del Rofex, se operaron 400 millones, de los cuales el 56% fue en agosto a $17,94 a una tasa de 19,9% anual.

El período más extenso operado fue diciembre a $19,20, con un alza de 7 centavos, similar al incremento que se generó en los otros plazos hasta fin de año.

El Banco Central publicó el miércoles su Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) mensual, en el que un grupo de 55 economistas nacionales y extranjeros realizaron un pronóstico sobre cómo se comportarán las principales variables de la economía en los próximos meses.

En el mismo, determinaron que para el tipo de cambio nominal se espera un promedio mensual para lo que resta de 2017 de entre $17,80 y $18,60.

"Las expectativas sobre esta variable se corrigieron al alza nuevamente para todos los períodos relevados respecto del relevamiento previo", resumió el BCRA en su informe.

Y, para fin de año, los analistas pronostican que el dólar se ubicará a $18,30, lo que representa un incremento de 50 centavos respecto al REM de junio, cuando se consideraba que para diciembre se iba a ubicar en $17,80.

Más allá de esta corrección de las cifras de las proyecciones de los analistas, con un tipo de cambio actual que cotizó este jueves en las pizarras del mercado mayorista a $17,67, significaría que en los próximos cinco meses, el dólar sólo avanzaría tan sólo 3,6%.

Y este precio estimado de $18,30 para fines de 2017 se traduciría en una devaluación anual de 15,2%.

Una cifra muy por debajo del mencionado 22% de inflación que proyectaron los mismos economistas consultados en este relevamiento. Es decir, el billete verde sigue corriendo desde atrás al resto de las subas.

Bolsa
La Bolsa porteña se mantuvo prácticamente plana el jueves mediante compras selectivas en acciones de alta liquidez en los rubros telefónico energético, a días de las elecciones primarias para elegir candidatos hacia las legislativas de octubre en el país.

El índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires descendió apenas 0,09% para ubicarse en las 21.779, luego de finalizar la rueda anterior con alza de 1,5%, y de caer un 0,7% durante los dos primeros días de la semana.

Entre las bajas se destacaron las acciones de la gigante siderúrgica Tenaris, con un descenso de 6,1%, tras la presentación de su balance corporativo.

En sentido inverso, Telecom avanzó 4,5%, seguida por Distribuidora de Gas Cuyana y de Consultatio, que en ambos casos subieron 2,9 por ciento.

Esta situación se repitió en Wall Street con los ADRs de los papeles argentinos, donde la empresa de telecomunicaciones ganaron 4% y los de Tenaris se desplomaron 6,6%

En cuanto a los títulos públicos, entre los más negociados, lo más relevante fue el avance del Bonar 2022, que escaló 1,2%, y del Par con legislación de Nueva York, que ganó 1%. 

"A menos de dos semanas de las PASO luce adecuado mantener una elevada porción de las carteras dolarizadas, en títulos de baja a media duración, como el Bonar 2022 o el Bonar 2024", dijo un informe privado.

SECCIÓN Finanzas