Tecnología

Fue la empleada más joven de Google y ahora podría revolucionar Internet

04-08-2017 Falon Fatemi es la creadora de Node, una empresa que pretende mejorar la calidad de las búsquedas gracias a la utilización de inteligencia artificial
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Falon Fatemi quiere revolucionar la forma en que buscamos y recibimos información a través de Internet.

Hasta ahora, se suelen colocar una o varias palabras en la barra de búsqueda en nuestras computadoras, y basta un clic para que aparezcan miles y miles de opciones, todas muy diversas y desconectadas entre sí.

Es por eso que Fatemi fundó y dirige Node, una empresa ubicada en San Francisco que pretende mejorar la calidad de las búsquedas a partir de la indexación de personas, lugares, productos y empresas en lugar de páginas web, así como el uso de estos datos para conectar a los clientes con las oportunidades.

Tal como lo describe Fatemi: la plataforma de Node es una “búsqueda sin caja de búsquedas”, basada en la inteligencia artificial.

Hasta ahora Node ya posee 500 millones de perfiles. La inteligencia artificial entiende las relaciones entre las personas y las empresas, y puede juntar su capa de datos con los datos personales de un cliente.

Los clientes pueden hacer preguntas como “¿Qué empresa estará más interesada en mi producto?”, tras lo cual Node les hará saber con quién o por qué necesitan conectarse, por qué se le ocurrió esa respuesta, e incluso qué decir para aprovechar al máximo la oportunidad. Y todo sin caja de búsquedas.

“La búsqueda es realmente genial cuando uno sabe lo que está buscando, pero estamos viviendo en un mundo donde hay más información creada en un solo día que en los últimos 90 años”, asegura Fatemi.

La financiación reciente de Node incluye u$s10,8 millones provenientes de fondos de Serie A liderados por Avalon Ventures con la participación de Mark Cuban, NEA y Canaan Partners; en total, ya se han recaudado u$s16,3 millones en fondos.

Fatemi, quien además suele escribir sobre temas de tecnología para publicaciones digitales como Forbes, dice que el propósito de mantener el proyecto en sigilo hasta ahora se debe a que quería ser capaz de demostrar el poder de la tecnología antes del lanzamiento oficial.

Hasta el momento, Node ha ingresado más de u$s100 millones por parte de los clientes e identificó u$s4.000 millones en ingresos para empresas y vendedores.

Hija de dos generaciones de emprendedores, sus padres y su abuela, con apenas 19 años Fatemi se convirtió en la empleada más joven de Google, mientras todavía estaba en el bachillerato.

Durante su estancia en esa compañía laboró en la expansión global y en asociaciones estratégicas antes de trabajar como consultora en el mundo de los startups.

Node es resultado de su proyecto personal.

“Yo estaba actuando como el nodo dentro de mi propia red, facilitando oportunidades con las personas adecuadas en el momento adecuado”, explica, y fue una idea que decidió transformar en una plataforma.

Ahora Node se está centrando en establecerse en el espacio de ventas y marketing, trabajando con las empresas para encontrar fuentes de ingresos potenciales, aunque Fatemi vislumbra un mundo en el que la tecnología propuesta por su empresa puede usarse para casi todo, incluyendo las citas amorosas.

Tomemos, por ejemplo, una aplicación como Tinder. De la forma en que está configurada actualmente esta página, uno debe visitar cientos de perfiles antes de encontrar una coincidencia potencial, pues procesa los datos de cada persona antes de decidir si él o ella es quien uno busca, señala Yahoo.

Pues Node podría eliminar todo ese proceso al tomar la información que conoce acerca de uno (antecedentes educativos, intereses, edad, etc.), para encontrar a alguien perfecto dentro de su margen de datos, antes de fijar una cita o varias.

De ahí que uno puede saber exactamente por qué las personas que eligió son compatibles y, como un elemento adicional, Node podría decir cómo comunicarse con ellas.

De consolidarse el proyecto, Node podría encarnar la próxima revolución en Internet.

SECCIÓN Tecnología