Finanzas

Créditos hipotecarios: el mayor límite de la clase media es que el 80% ya está endeudada

07-08-2017 Según un relevamiento realizado por D'Alessio IROL, un 39% está pagando tarjetas, un 13% cumplen con otros préstamos y un 28% están cerrando ambas deudas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El gobierno de Mauricio Macri impulsó con éxito los créditos hipotecarios de todo tipo -tradicionales, UVA y ProCreAr- apuntando a la clase media, principalmente.

Sin embargo, más allá de la intención de acceder a la casa propia, ese sector de la sociedad se enfrenta hoy con una limitación importante: el 80% de este segmento de la población está endeudado.

Esta es la principal traba según el estudio realizado por la consultora D'Alessio IROL sobre el interés, las expectativas y las limitaciones de las nuevas propuestas de préstamos hipotecarios.

"Al momento de la contratación se han detectado varias limitaciones. La primera de ellas, que el 80% de la clase media ya está endeudada con el pago en cuotas de sus tarjetas y con otros préstamos", asegura en el informe.

De este 80%, un 39% corresponde a quienes están pagando tarjetas de crédito, un 13% quienes cumplen con otros créditos y un 28% representan a los que pagan tarjetas y otros préstamos.

En esa línea, en la consultora detectaron que, en promedio, quienes eligieron pagar en cuotas sus compras a través de tarjetas o un préstamo, "no están conformes con el resultado de su decisión".

Al respecto, DAlessio comentó que después de 2002, la tarjeta era aclamada por la población, ya que permitía hacer compras con descuento y financiación; en cambio, en la actualidad las compras tienen más que ver con "una tentación", una compra que después genera arrepentimiento.

"Los consumidores pasaron del enamoramiento al enojo y siguen comprando con cuotas", señaló.

En cuanto a la disconformidad sobre esos pagos de tarjetas o préstamos, a diferencia de lo que podría creerse, que podría ser el precio o el plazo, lo negativo resaltado por los consumidores es el producto, en primer lugar, y la comunicación, en segundo lugar.

"Escuchando a los clientes y aplicando modelos de análisis, podemos afirmar que el problema radica en la fallida comunicación de las entidades y en la falta de una financiación personalizada. Los clientes describen que en el momento de negociar percibieron falta de información necesaria para tomar la decisión. Muchos declararon que es poco transparente", describió la vicepresidenta de la consultora.

Otro dato relevante es que 6 de cada 10 encuestados aseguró tener interés en tomar un crédito: "Un 58% tendría algún nivel de interés en tomar un crédito hipotecario y está evaluando la situación económica y también qué propuestas existen".

Finalmente, hay que tener en cuenta que los encuestados no mencionaron dificultad para el acceso al crédito ni plantearon una imagen de desconfianza hacia las entidades financieras.

Según el informe de la Jefatura de Gabinete de Marcos Peña, en julio se otorgaron $5.085 millones en hipotecarios, un 36% más que en junio. De esos más $5.000 millones, el 80% son créditos ajustados por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA).

En cuanto al total de los créditos desembolsados este año, son $28.770 millones, mientras que si se toma el dato desde 2016, la cifra asciende a $50.000 millones. Específicamente, la suma de aquellos atados a la inflación vía UVA, ya trepa a $14.250 millones desde que en abril del año pasado salieron al mercado.

El objetivo del Gobierno para 2018 es llegar a los 100.000 nuevos préstamos, el equivalente al 1% del PBI.

 

SECCIÓN Finanzas