Actualidad

Petroleras retiran personal extranjero de Venezuela

07-08-2017 Repsol, la noruega Statoil y la italiana Eni, entre las empresas que están sacando a su personal del país, aunque siguen operando con empleados locales
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Repsol retiró a todos los trabajadores extranjeros de sus campos petrolíferos en Venezuela, en medio de una crisis política que se agiganta y que ahora amenaza el fundamento económico del país.

La norueta Statoil es otra compañía con operaciones en Venezuela y que también sacó del país a su personal expatriado.

Los trabajadores de Repsol dejaron el país en las últimas semanas. Sin embargo, un pequeño grupo de personal expatriado permanece en las oficinas de la compañía en Caracas, señaló la agencia Bloomberg.

Por su parte, Statoil retiró a sus tres últimos trabajadores extranjeros antes de las elecciones del 30 de julio para garantizar su seguridad, dijo Erik Haaland, portavoz de la compañía.

Golpe para la producción de petróleo
La producción de petróleo, que viene cayendo en los últimos dos años, representa el 95% de los ingresos de divisas de Venezuela.

Repsol obtiene cerca del 10% de su producción del país sudamericano, donde posee una participación en el campo de crudo pesado Carabobo. La empresa española también es socia en el proyecto Perla, el mayor yacimiento de gas offshore de América Latina, junto a Eni.

Un portavoz de Eni, con sede en Roma, dijo que la compañía sólo tiene personal expatriado esencial en el país. Actualmente no está considerando una evacuación, pero continúa monitoreando la situación, dijo.

La violencia se intensificó antes de la votación en julio para elegir a los miembros de la Asamblea Constituyente. La oposición denunció la medida como una forma del presidente Nicolás Maduro de perpetuarse en el poder.

Pese que la elección enfrentó acusaciones de fraude, incluso de la empresa que proporcionó las máquinas para la votación, la nueva asamblea se instaló la semana pasada. Una de sus primeras acciones fue la destitución de la fiscal general, que había sido crítica con el gobierno.

Repsol todavía tiene ciudadanos venezolanos trabajando en sus operaciones. Algo similar ocurre con Statoil, que aún mantiene personal local en sus instalaciones.

SECCIÓN Actualidad