Impuestos

Presión impositiva: las contribuciones laborales son las que más aumentaron

07-08-2017 Según el Cippec, la carga fiscal en la Argentina creció 12,6% entre 1998 y 2016, para alcanzar a ser 34% del producto interno bruto. La mayor parte del incremento se debe a los impuestos al trabajo                                     
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
El rubro seguridad social aumentó 3,5% del PIB entre 1998 y 2016, según un estudio del Cippec. Ganancias fue el segundo factor preponderante, seguido por el impuesto al cheque y retenciones a las exportaciones.

Entre los determinantes del incremento de la presión tributaria en Argentina, que entre 1998 y 2016 subió 12,6% (pasó del 21,4% a 34% del producto interno bruto), sobresalen las contribuciones a la seguridad social.

El dato surge del trabajo "El ABC del sistema tributario argentino", elaborado por Walter Agosto, investigador principal del programa de Desarrollo Económico del Cippec.

Esta parte del costo laboral no salarial, que financia los sistemas de seguridad social, creció 3,5% en los 18 años relevados.

"Este comportamiento está asociado, por un lado, al incremento del empleo registrado a partir de la recuperación económica iniciada a mediados de 2002 y, especialmente, al incremento de los aportes personales que, reforma previsional de 2009 mediante, dejaron de ser derivados a las AFJP y pasaron a integrar el sistema estatal de reparto", señala el estudio.

El Impuesto a las Ganancias es el segundo rubro con mayor impacto en el incremento de la carga tributaria argentina, con un alza del 2,4%.

"Esto se debe a la imposibilidad de ajustar por inflación los parámetros del impuesto y a la falta de actualización del mínimo no imponible y las escalas de ganancias personales", agrega Agosto.

En tercer lugar, "la introducción del impuesto a los débitos y créditos bancarios y el incremento de los derechos de exportación, como respuesta a la emergencia de la crisis de la convertibilidad, tuvo un efecto perdurable, que provocó un incremento en la recaudación de 1,6% y 0,9%, respectivamente". 

Por último, no es menor el aumento en la presión impositiva de Ingresos Brutos e IVA, que crecieron 0,8% y 0,9%, respectivamente, en el período analizado.

SECCIÓN Impuestos
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR