Management

Las 10 preguntas que sacan de quicio a los candidatos en una entrevista de trabajo

10-08-2017 En esta instancia de un proceso de selección de personal, el reclutador pone al postulante en situaciones incómodas para comprobar sus capacidades
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Superar una entrevista cara a cara es un requisito imprescindible para ser contratado y conseguir cualquier puesto de trabajo.

Y muchas veces, atravesar esta instancia implica para los postulantes responder a cuestiones que pretenden ponerlos contra las cuerdas, para probar sus reacciones y diferentes capacidades.

Las empresas buscan profesionales asertivos, que sean capaces de mantener la compostura bajo presión y con habilidad para trabajar en equipo.

Por ese motivo es muy habitual que, en los procesos de selección, los reclutadores traten de someter a situaciones incómodas a los candidatos para probar sus aptitudes.

Las preguntas que pueden resultar más difíciles de contestar son aquellas que exigen al profesional revisar su pasado, hablar de sus errores con franqueza y revelar aspectos personales. Las siguientes son algunas de las más comunes:

1. ¿Cuáles son sus debilidades?
A nadie le gusta reconocer sus defectos, pero negarlos es un error. La mejor forma de responder es centrarse en una de las debilidades de menor importancia, que no interfiera demasiado en la capacidad para hacer el trabajo.

Es importante mostrar autocrítica y conocimiento de uno mismo. Otra buena opción es hablar de aspectos que se trabajaron para mejorar.

2. ¿Por qué dejó su anterior trabajo?
En este caso, hay que tener especial cuidado a la hora de contestar. Sean cuales sean las razones, nunca se debe hablar mal de otro jefe o empresa porque da una impresión de deslealtad y poca profesionalidad. 

3. ¿Por qué le interesa este puesto?
Entra en juego el trabajo de preparación previo a la entrevista. Conocer la cultura y actividad de la empresa es básico para responder bien, para encajar las habilidades y la experiencia que se tiene, además de ser honesto con las propias motivaciones.

4. ¿Por qué deberíamos contratarte?
Lo más importante es centrarse en lo que uno puede aportar a la empresa y no al revés. Es una buena oportunidad para mencionar las propias cualidades y destacarlas como razones convincentes para ser contratado.

5. ¿Cuál es su mayor fracaso profesional?
La forma más recomendable de enfrentarse a esta pregunta no es tratar de esquivarla, sino elegir una situación negativa real, evitar un exceso de dramatismo y enfocarse en el aprendizaje que se obtuvo de esa experiencia.

6. ¿Se considera cazador o recolector?
Esencialmente, se trata de una cuestión que busca evaluar el nivel de liderazgo del profesional. La pregunta fue introducida por Dell en sus procesos de selección.

7. ¿Qué tres cosas llevaría a una isla desierta?
Esta pregunta, planteada por Yahoo, según relevó el portal Expansión, no tiene una respuesta correcta o incorrecta. Algunas empresas prefieren el pragmatismo, pero otras quizá busquen a profesionales con un perfil más creativo, que piensen de forma diferente.

8. ¿Qué haría si fuese uno de los sobrevivientes de un accidente de avión?
Planteada por AirBnb, esta pregunta sirve para comprobar cómo piensa un candidato en situaciones de emergencia. Las posibles réplicas van desde buscar al resto de los pasajeros, en referencia al trabajo en equipo, o registrar la zona para encontrar recursos.

9. ¿Cómo descargaría un avión 747 lleno de caramelos?
El objetivo es calibrar la capacidad de gestión del aspirante, que puede aprovechar para interesarse por el presupuesto, la maquinaria a disposición, etcétera.

10. ¿Cómo metería a una jirafa en una heladera?
Evalúa la habilidad para cambiar de contexto y examinar las opciones con creatividad. Se debe tener en cuenta que influyen aspectos como el tamaño de la heladera o el estado del animal.

SECCIÓN Management