Economía

Los salarios le ganaron a la inflación entre enero y junio

11-08-2017 Según el Indec, en el primer semestre los sueldos aumentaron 13,4% en promedio, mientras que el IPC tuvo un incremento del 11,8% en ese período                                                                                          
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En los primeros seis meses del año los salarios le ganaron la carrera a la inflación y recuperaron parte del poder adquisitivo perdido en los últimos años. 

Según el Índice de Salarios publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), los sueldos del empleo registrado aumentaron 13,4% en promedio durante el primer semestre. 

En el mismo periodo, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) nacional tuvo un incremento del 11,8 por ciento.

Es decir que los salarios subieron 1,6 puntos porcentuales más que la inflación registrada por el Indec y recuperaron poder adquisitivo.

La ventaja de los salarios sobre la inflación es sin duda un dato alentador para la economía, pero no es suficiente para compensar lo ocurrido en los últimos años. 

Rodrigo González, economista de Fundación Ideal, explicó que el poder de compra de los salarios aun está muy lejos de su mejor momento, que fue en el 2013.

“Se perdió mucho poder adquisitivo en 2014, luego se recuperó un poco en 2015 y volvió a caer en 2016. Con el 22% promedio de las paritarias pactadas para este año, los trabajadores de Argentina estarían alcanzando un salario real igual o levemente superior al del 2015, pero aun así estaría un 5% por debajo del que tenían en 2013”, comentó.

“Lo positivo, es que en lo que resta del año la diferencia entre salarios e inflación podría ampliarse. Los sueldos se mantendrán en el mismo ritmo de aumento, pero hay una tendencia de desaceleración en la inflación. Por eso podría llegar a registrarse una diferencia superior a dos puntos a favor de los sueldos”, indicó.

Fue diferente la opinión del economista Raúl Mercau, quien consideró que “estadísticamente los sueldos y la inflación terminaron casi empatados en el primer semestre”. 

El especialista coincidió con González respecto a que “pese a la leve recuperación, sigue habiendo una diferencia muy grande con el poder adquisitivo que tenían los salarios hace unos años”. 

Sin embargo, advirtió que “es difícil que se siga ampliando la brecha a favor de los sueldos en lo que resta del 2017, porque aunque la inflación de está desacelerando, la mayoría de las paritarias ya están cerradas”. 

Similar fue la lectura de José Vargas, economista y director de Evaluecon. “En principio es muy leve el repunte de los salarios, sobre todo teniendo en cuenta que año pasado tuvieron  una pérdida de poder de compra muy fuerte. Por eso es esperable que el impacto en la economía doméstica sea muy leve y no se traslade a consumo”, señaló.

SECCIÓN Economía