Legales

"Podrían haber muerto" dijo Marijuan sobre los heridos en el atentado contra la empresa a cargo del escrutinio

11-08-2017 El fiscal aseguró que "no se descarta ninguna hipótesis" respecto a la encomienda-bomba que detonó en las oficinas de Indra. Y consideró que no hubo víctimas fatales porque la explosión se dirigió hacia arriba y no hacia las personas que estaban en el lugar del hecho 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
El fiscal federal Guillermo Marijuan fue contundente respecto a los alcances de la bomba que explotó en las empresas Indra, que está a cargo del escrutinio de las PASO del próximo domingo: "Podrían haber muerto" las personas que resultaron heridas, indicó.

"Podrían haber muerto si la explosión en vez de dirigirse hacia arriba se hubiera dirigido hacia ellos", sostuvo el investigador, luego de realizadas las primeras pericias sobre el hecho.

El funcionario precisó en declaraciones a la radio La Red que "la encomienda llegó a la dirección anterior de esta empresa, no sabían que se había mudado".

"No era una cosa, digamos, un artefacto de pirotecnia, sino algo mucho más importante; y se activaba cuando uno abría esa segunda caja, la de madera", señaló sobre el mecanismo de detonación del explosivo.

Además, subrayó: "La explosión fue bastante importante, rompió todo el aglomerado de un escritorio y unas computadores que estaban en el lugar".

"Por suerte se dirigió hacia arriba y desprendió algunos paneles que había en el techo, pero como el artefacto tenía esquirlas, algunas lastimaron al muchacho que había llevado el paquete y a la chica que resultó mal herida", indicó Marijuan.

El fiscal dijo que "no se descarta ninguna hipótesis" sobre las motivaciones del ataque y explicó que recién está "comenzando el sumario".

La encomienda-bomba explotó este jueves en una oficina de Indra, la empresa española que realizará el escrutinio provisorio de las PASO el próximo domingo. Dos personas resultaron heridas.

Según confirmaron fuentes policiales y judiciales a NA, el hecho ocurrió alrededor de las 16 del jueves en la oficina ubicada en el 5to piso del edificio de la calle Cecilia Grierson 225, en Puerto Madero. Los heridos fueron la recepcionista Ayelén García, de 25 años, quien sufrió escoraciones en la cara y el cadete que trasladó la encomienda, de 38 años, quien se lastimó las manos. Ambos fueron trasladados de urgencia por ambulancias del SAME al Hospital Argerich. A las pocas horas fueron dados de alta

 

SECCIÓN Legales
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR