Finanzas

Test post-electoral para el BCRA: vencen $534.000 millones de Lebac y se mide atractivo del peso

15-08-2017 Con tasas del 26,5% en moneda nacional, y un mercado que frenó la dolarización y se tranquilizó luego de los resultados del domingo, crece la expectativa: ¿Federico Sturzenegger logrará superar la misión de renovar ese volumen tan elevado de papeles este martes?
Por Mariano Jaimovich
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Este martes existe una gran expectativa en el Banco Central por la licitación que realizará de sus Letras (Lebac) en pesos, luego del contundente triunfo del domingo de Cambiemos a nivel país, que generó una tranquilidad en la City y, en consecuencia, un freno en la dolarización de carteras.

De hecho, el tipo de cambio se desplomó 56 centavos en la plaza mayorista, y cerró a $17,15 en el inicio de la semana.

Algo que también comenzó a poner en relieve en el mercado que, despejado por el momento el aspecto político, las inversiones en pesos vuelven a mostrar su atractivo, al ofrecer tasas en torno al 26,5% anual.

Un nivel de rentabilidad muy superior al que se maneja para el dólar en el mercado a futuro del Rofex para todo el 2017, ya que si se toma el valor negociado el lunes para fin de diciembre de $18,66, la devaluación (ganancia) del billete estadounidense para todo el año sería de 17,5%.

Es decir, las Letras del BCRA ofrecen en teoría 9 puntos porcentuales más de lo que se estima en las pizarras que subirá la divisa en todo el año.

Y un nivel que supera en varios escalones a la inflación estimada por los economistas para el mismo período, que se ubicaría en torno al 22%.

A este panorama se le suma un gran condimento: en la jornada vence una cantidad record histórica de $534.000 millones de Lebac, "apenas" $2.000 millones por encima de la anterior colocación, correspondiente a julio.

Una cifra total que representa un 63% de todos los pesos que existen en la economía (base monetaria), y más de la mitad de todas las Letras emitidas por el organismo monetario.

En resumen, por un lado, este martes la entidad dirigida por Federico Sturzenegger tiene por delante la misión de renovar un volumen de papeles muy elevado.

Como muestra vale recordar lo que sucedió en julio, donde logró colocar menos del 90% de los vencimientos ($532.000 millones).

Por otro lado, ahora, con menos presión dolarizadora a la vista y un panorama más claro luego del resultado positivo para el Gobierno en las elecciones del domingo, y con una evidente mayor rentabilidad de estas Letras en pesos, el contexto asoma mucho más favorable para que a los inversores les interese ingresar a la licitación del Banco Central.

Además, los sufragios definitivos serán el 22 de octubre, por lo que incluso la "brecha política" que existe entre las fechas electorales permite pensar que las Lebac de más corto plazo (35 y 63 días) se muestran como las más rentables y "seguras" antes de las próximas votaciones.

Independientemente del fuerte apoyo que ya tuvo el Gobierno el domingo pasado, que genera mayor previsibilidad y tranquilidad para el mercado, de por sí estas inversiones no dependerán de las cifras que surjan de las urnas dentro de más de dos meses.

"Debido a que pasaron las urgencias de tomar coberturas en activos en moneda extranjera, era lógico que el dólar iba a ser ofrecido por bancos, empresas, inversores y algunos exportadores, que vieron fluctuar mucho las cotizaciones, aunque todos apuntaban a vender la divisa y volver al peso", dijo el operador Fernando Izzo de ABC Cambios.

Y agregó: "Hay que tener en cuenta que nuestra moneda volverá ser más rentable para inversiones con tasas de interés locales, con garantía del BCRA y que van a estar por encima del 26,50% anual".

Es que desde el Central también se estuvo muy activo en la previa a las elecciones, al regular la tasa de interés en el mercado secundario de Lebacs, a niveles cercanos al 27%.

"Estos movimientos se encuadran en un endurecimiento de las condiciones monetarias orientado a desincentivar la demanda de divisas pero que, como ya se indicó, también se da en un contexto en que la inflación se ubica en niveles superiores a los que el Banco Central esperaba para esta época del año, si bien con algunas particularidades", resumió el informe monetario del Banco Ciudad.

Cabe recordar que la atractiva rentabilidad que otorgan las Letras del BCRA es resaltada como oportunidad desde hace varias semanas por los analistas, pero fue eclipsada por la "fiebre" dolarizadora que hubo en la antesala a las elecciones.

Es que la preferencia por el dólar antes de las PASO no se trató de un asunto de una elección por la rentabilidad, sino de cobertura de posiciones como protección ante un posible cambio en la tendencia política y por el temor al regreso a escena de Cristina Kirchner.

Igualmente, según un informe de Consultatio, por lo observado en la anterior colocación, la suba de tasas de Lebacs "es más pronunciada en el tramo largo que en el corto de la curva, anticipando que la baja de tasas puede demorarse más tiempo que lo que estaba previsto".

Y concluyó: "El nuevo nivel de tasas revive el atractivo por el peso, y muy posiblemente forzará un reacomodamiento del resto de las curvas en moneda nacional (Badlar, CER). El retorno de Lebacs ajustado por riesgo es imposible de igualar con el resto de los instrumentos".

El Gobierno recibió un apoyo popular hacia su gestión, hecho que fue clave para que los inversores frenaran su huída de refugio hacia el dólar y vuelvan a mirar con entusiasmo al peso. Algo que, obviamente, se deberá comprobar en el mercado este martes cuando el Banco Central realice su licitación mensual de Lebac.-

 

SECCIÓN Finanzas