Management

Tres CEO le dan la espalda a Trump luego de su tibia respuesta ante los incidentes en Charlottesville

15-08-2017 Titulares de Intel, Under Armour y Merck & Co renunciaron al consejo asesor del mandatario, quien falló en criticar una protesta de supremacistas blancos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los presidentes ejecutivos de la tecnológica Intel, la farmacéutica Merck & Co y la textil Under Armour renunciaron el lunes al Consejo Manufacturero de Estados Unidos que asesora al presidente Donald Trump, tras la respuesta tibia del mandatario a la violencia del fin de semana en una protesta de supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia.

"Renuncié al consejo para llamar la atención sobre el grave daño que nuestro clima político dividido está causando a temas críticos", dijo el presidente ejecutivo de Intel, Brian Krzanich, en un blog.

Kenneth Fraizer, CEO de la farmacéutica Merck y afroamericano, dijo también que dejó el consejo asesor debido a la reacción de Trump tras la violencia entre los supremacistas blancos y los contramanifestantes.

Frazier citó la necesidad de "tomar una posición contra la intolerancia y el extremismo".

Y el CEO de Under Armour, Kevin Plank, anunció su dimisión del consejo en un anuncio de Twitter. "Seguimos resueltos en nuestro potencial y capacidad para mejorar la manufactura estadounidense", dijo Plank. "Sin embargo, Under Armour se dedica a la innovación y el deporte, no a la política".

La reunión en Virginia de cientos de nacionalistas blancos tuvo un giro mortal cuando un vehículo atropelló a un grupo que hacía una contramanifestación, matando al menos a una persona. Después de que el mitin de nacionalistas blancos tuvo un desenlace fatal el sábado, Trump dijo inicialmente que muchos lados eran culpables.

El lunes, en un comunicado, Trump denunció a los neonazis y al Ku Klux Klan como criminales y matones, cediendo ante las críticas por no denunciar específicamente a la extrema derecha.

"Los líderes de Estados Unidos deben honrar nuestra opinión fundamental rechazando claramente expresiones de odio, intolerancia y supremacía de grupo, algo que va en contra de los ideales estadounidenses de que todas las personas son creadas iguales", dijo Frazier en un tuit en el que anunciaba su dimisión.

"Como CEO de Merck y como una cuestión de conciencia personal, siento la responsabilidad de tomar una posición contra la intolerancia y el extremismo", agregó.

Trump respondió poco después en un tuit, diciendo que "Ken Frazier de Merck Pharma ha dimitido al Consejo Manufacturero del presidente tendrá más tiempo para BAJAR LOS ESTAFADORES PRECIOS DE LOS FÁRMACOS".

Trump redobló su ataque más tarde en el día, escribiendo en otro tuit que Merck "es un líder en los precios más altos de los medicamentos, mientras que al mismo tiempo envía puestos de trabajo fuera de Estados Unidos. ¡Traigan de vuelta los empleos y BAJEN LOS PRECIOS!"

 

 

SECCIÓN Management